Televisión Pública ERC abre la puerta a apoyar la renovación de RTVE a la espera de un último gesto del Gobierno

el portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà
el portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà GTRES

Esquerra aprecia un “cambio” en la actitud del PSOE después de que la vicepresidenta Calvo admita hablar “sin cortapisas” dentro de la Constitución. El Ejecutivo se garantiza el apoyo de Compromís, que había denunciado su ninguneo y que tendrá voz en la designación de la dirección valenciana de la Corporación.

La renovación de RTVE pende de un gesto: el que puede hacer este miércoles la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, en su comparecencia ante la Comisión Constitucional del Congreso. El órgano se reúne unas horas antes de la decisiva votación de la tarde que puede dar al traste con el primer gran envite del Gobierno de Pedro Sánchez o, por el contrario, permitir que la Corporación tenga un nuevo consejo de administración. ERC y PDeCAT analizarán las palabras de Batet en lo referido a Catalunya. Su condición es que el presidente Sánchez y el jefe del Govern, Quim Torra, puedan abordar la posibilidad de celebrar un referéndum pactado en Catalunya en su reunión del próximo lunes.

El camino lo allanó este martes la vicepresidenta, Carmen Calvo, en su comparecencia para explicar el plan de acción de su departamento. Llegando al final de su intervención inicial, Calvo ofreció "diálogo abierto, franco, democrático, sin cortapisas" aunque dentro de la Constitución. No mencionó expresamente el derecho a decidir, tal y como exige ERC, pero las fuerzas independentistas aplaudieron lo que consideran un cambio de posición del Gobierno hacia el diálogo “sin condiciones” que venían reclamando y que el PSOE rechazaba. El portavoz republicano, Joan Tardà, ha reiterado que “dialogar no es lo mismo que negociar”.

Frente al gesto de Calvo, en ERC pesan “los fantasmas de Zapatero”, como señalaba un diputado este lunes en una conversación con periodistas. El recuerdo de las promesas que el PSOE hizo en 2004 y que luego, según la versión de los dirigentes catalanes, no se cumplieron. Por eso, las palabras de la vicepresidenta han sido recibidas “como un cambio”, pero no como la señal definitiva para que los diputados de ERC, y con ellos los del PDeCAT, se decanten por los nombres pactados por PSOE, Unidos Podemos y PNV en las dos votaciones de este miércoles.

“Estamos a la espera de que mañana la ministra Batet garantice que realmente en esta reunión se podrá hablar de todo, de presidente a presidente. Si es así, nuestros compañeros modificarán su votación”, señalaba la senadora republicana Ana Azamara en la línea de lo que había anticipado Tardà en el Congreso. El portavoz del PDeCAT en la Cámara Alta, Josep Lluís Cleries, caminaba la misma senda: “Si se encara de forma correcta el diálogo con Catalunya, podremos colaborar más. O bloquear. Nuestra actitud será positiva si la actitud con Catalunya lo es”.

Compromís apoyará a PSOE, Unidos Podemos y PNV

El Gobierno ve factible contentar a ERC porque, en la línea de lo que ha expresado Calvo, Batet planea decir a los independentistas que Torra puede poner sobre la mesa de Sánchez los temas que desee: “No le puedes obligar a que no diga una palabra”, señalan fuentes gubernamentales. No obstante, Sánchez rechazará esa propuesta del president de la Generalitat y le planteará otros asuntos como la retirada de recursos de inconstitucionalidad a leyes aprobadas en el Parlament, volver al marco del Estatut y temas de financiación, entre otros.

Por ahora el Gobierno cuenta para la renovación de los medios públicos con los apoyos de PSOE, Unidos Podemos, PNV y en las últimas horas ha sumado a los cuatro diputados de Compromís. Fuentes de la coalición valenciana han confirmado a eldiario.es que votarán a favor, después de amenazar con la abstención. El PSOE, según su versión, se puso en contacto con ellos en la tarde del martes, les pidió perdón por no haberlo hecho antes y les ofreció tenerles en cuenta para la renovación de la dirección de TVE en la Comunidad Valenciana.

No puede fallar nadie

Si se suman los independentistas –Bildu ha anunciado que se ausentará, como Ciudadanos, de la votación por haberse tratado de un “trapicheo de nombres”–, el Gobierno logrará sacar adelante tanto los nombramientos como el decreto ley para el cambio en la dirección de la corporación, aunque requerirá de dos plenos extra en el Congreso si el PP bloquea la elección de los cuatro consejeros que corresponden al Senado.

Otra complicación añadida en el Pleno de este miércoles en el que se designarán los seis consejeros que nombra el Congreso es lo ajustado de los apoyos. Con los independentistas y los grupos que ya están en el acuerdo sumarían 177 votos –uno por encima de la mayoría absoluta requerida– por lo que solo podría caerse un voto (ni Nueva Canarias ni Coalición Canaria se han mostrado por la labor de apoyar al Gobierno). El Congreso ha aceptado el voto telemático de Pablo Iglesias e Irene Montero tras el nacimiento prematuro de sus hijos.

En la primera votación algunos diputados de Unidos Podemos-En Comú-En Marea no respetaron la disciplina de voto. Así lo anunció la catalana Marta Sibina, que además ha fundado un nuevo partido con el ex secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin. La propuesta de PSOE, Unidos Podemos y PNV obtuvo 150 votos, mientras que esos tres partidos suman 156 escaños.

El PSOE, mientras tanto, mantiene los contactos con el PP, que ha hecho "una valoración de la situación en la que se encuentran el Gobierno y el Grupo Socialista respecto a sus mayorías parlamentarias", según explica a este medio su portavoz en la Comisión Mixta de control de RTVE, Ramón Moreno. Partiendo de esa premisa, han planteado una propuesta con "argumentos que son justos". Moreno ha evitado aclarar cuál es ese planteamiento, pero fuentes populares ya explicaban el lunes que reivindican seis asientos de diez en el órgano de dirección de la radiotelevisión pública. Esa cifra les otorgaría en el consejo una mayor representación de la que tienen en el Parlamento. "Estamos esperando a que estudien nuestra propuesta y seguimos abiertos a seguir hablando", concluía el portavoz popular.

Fuentes socialistas aseguran que siguen negociando y no dan por cerrado el pacto, incluyendo la posibilidad de votar a alguno de los consejeros del PP. “Todo es reversible”, aseguran desde la dirección parlamentaria. Sin embargo, admiten que ceder ante los conservadores puede echar por tierra el resto de apoyos amarrados.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba