Vertele, con el triunfito Entrevistamos a Agoney tras OT: "Me representaría mucho que fuese Camina a Eurovisión"

Agoney en la gala 12 de Operación Triunfo
Agoney en la gala 12 de Operación Triunfo GTRES

Charlamos con el triunfito apenas unas horas después de dejar la Academia de Operación Triunfo. El canario nos confiesa su ilusión por mantener las opciones de acudir como representante de España en el festival: "Sería increíble, tengo muchísima energía y ganas no me faltan". No obstante, si finalmente no lo logra este año, no descarta presentarse como solista en un futuro. Además, confirma que se le pasó por la cabeza abandonar cuando su estado vocal estaba muy mal, y asegura que no se vio como vencedor: "Mi idea nunca fue ganar"

¿Cómo te encuentras en tus primeras horas fuera de la Academia de Operación Triunfo?

Bien, estoy muy contento. Anoche vino mucha gente a verme al hotel, luego estuve con amigos y exconcursantes, y hablamos mucho.

¿Cómo te tomaste la expulsión? ¿Te la esperabas o ha sido una sorpresa?

Lo tenía bastante asumido, de hecho me sorprendió el porcentaje tan ajustado. Lo que no tenía asumido era el "zasca" de Eurovisión, que me voy pero no me voy.

¿Cómo viviste la sorpresa de seguir en la carrera eurovisiva tras tu expulsión? 

Fue raro porque siempre tenemos que salir por la puerta de la derecha a cantar Camina, pero ese día nos dijeron que nadie se moviera, y pensé que pasaba algo. Cuando Roberto me lo dijo no me lo podía creer. Era en plan, ¿cómo reacciono?

¿Da más rabia salir con el porcentaje más ajustado de la edición?

Yo creo que es más interesante, ¿no?

Has dicho en muchas ocasiones que te encantaría representar a España en Eurovisión, ¿qué significaría para ti?

Representar a España en Eurovisión sería increíble. Una responsabilidad muy grande, pero creo que estoy capacitado para ello. Tengo muchísima energía y ganas no me faltan. 

Alberto Jiménez de Miss Caffeína es el compositor de la que era tu propuesta en solitario para Eurovisión. ¿Qué te parece?

Me lo han comentado hace un momento, y es increíble. Ojalá se de la oportunidad de grabar ese single, que ya no sería para Eurovisión pero sí para mi carrera. Estaría muy agradecido. Un primer single nada más salir de un programa como Operación Triunfo es una oportunidad mágica.

¿Qué te parece la propuesta de ir en dúo a Eurovisión? ¿Te atrae? ¿Qué te gustaría llevar?

No me lo había planteado hasta ahora, y estoy todavía en shock. No me he parado a pensar que voy a volver a la Academia, va a ser muy raro volver a entrar. Me encantaría ir en dúo, y no tengo preferencias en el compañero. Solo me ha faltado cantar con Amaia, con los demás sí he cantado, pero sé que con quién me toque me lo voy a pasar bien.

Has sido uno de los concursantes que más trascendencia ha tenido en OT 2017, y tu amistad con Raoul ha sido muy comentada. ¿Ragoney es real?

Se nos dio el tema de Manos vacías y fue difícil porque ninguno de los dos sabíamos por donde pillar el tema. Luego vino la interpretación, no entendíamos nada... He de admitir que ni siquiera entendí la letra al principio y me costó, pero luego nos metimos en el tema, nos propusieron hacerlo así y creo que fue algo súper bonito. Lo más mágico que me ha dado este programa es hacer interpretaciones como esa y que sean tan naturales. Eso es lo que hay entre Raoul y yo. Anoche estuve con él y con Nerea. 

Cuando estuviste nominado con Nerea se escuchó un audio de la Academia en el que parecía que querías abandonar. ¿Fue realmente así?

Cuando estás muy triste dices cosas... ¿Sabes un momento en el que sí se me pasó por la cabeza abandonar? Cuando mi estado vocal estaba muy mal. Creo que fue en esa semana, cuando canté Somebody to love, llegué a perder la voz y dije que no podía más. Hace dos días en la prueba de plató tuve un pequeño ataque de ansiedad por ello, pero lo voy llevando muy bien. Son esos momentos en los que piensas 'no puedo', pero es algo normal, yo soy así. 

¿Cómo te encuentras ahora de tus problemas vocales?

Ahora estoy perfecto, desde la gala de Navidad me encuentro muy bien. Solo tuve el problema con Somebody to love y fue más a nivel emocional. Cuando las emociones me llegan muy fuerte me bloqueo y exploto un poco, pero muy bien. Fueron dos días y estuve perfecto para la gala.

Hemos visto en el Chat como prácticamente todos tus compañeros, a excepción de tres, apostaron por ti como ganador desde el primer día...

Es muy fuerte ver como todos pusieron mi cara. Es muy bonito porque demuestra que vieron algo en mi para ser el ganador, vieron talento, y eso es súper bonito. 

¿Tú te has llegado a ver como ganador de Operación Triunfo, o al menos en esa final? 

No.

¿Por qué?

No sé. Soy una montaña rusa, y a veces me veo como que de repente sé cantar y otras como que empiezo a becerrar. Nunca se sabe. Operación Triunfo es un concurso que está muy vivo, unos días estas arriba y otros abajo, y nunca se sabe. Eso se ha visto esta edición, Operación Triunfo está vivo.

No has llegado a ser favorito del público. ¿En algún momento eso te ha hecho bajar esos ánimos o expectativas de ganar?

Nunca. Mi idea nunca fue ganar, y creo que no es la de nadie. Esta semana por ejemplo solo nos jugábamos algo Ana y yo, pero el resto estaba sufriendo para hacer una actuación estelar, y eso es lo que queremos todos gala tras gala. Aunque no nos juguemos nada queremos cantar lo mejor posible y hacer galas como las que estamos haciendo, que creo que son bastante brillantes. 

¿Cómo definirías tu paso por la Academia? ¿Qué es lo mejor que te llevas?

Mi paso por la Academia ha sido complicado. Empecé bien, pero me vine abajo por los problemas vocales. A partir de la gala de Navidad fue bastante bien y creo que me mantuve hasta ahora. Lo mejor que me llevo son mis compañeros. 

¿Cómo vas a gestionar tu vuelta a la Academia, después de haber estado ya en el exterior?

Lo voy a hacer igual. Ahora en mi cabeza solo tengo música, estoy deseando escuchar el single para Eurovisión. Voy a ir a lo musical y creo que a nadie le interesa lo que está pasando fuera.

En el caso de que tu dueto no sea el elegido para ir a Eurovisión, ¿te gustaría ser corista de la propuesta seleccionada?

Sí, ¿por qué no? Tendría incluso menos presión, sería ir y disfrutarlo. Un 2x1. Tiene que ser precioso el escenario y la experiencia.

De no ser tú, ¿quién te gustaría que fuese a Eurovisión?

Todos son perfectos. Son muy diferentes, la variedad es tremenda dentro de este concurso, y todo depende del tema y de cómo lo lleve cada uno. 

¿Cómo has llevado ser el favorito de Mónica Naranjo?

Ha sido muy bonito, me emocioné mucho cuando dijo que quería que yo fuese a Eurovisión. Admiro mucho a Mónica Naranjo, he visto que han circulado fotos mías con ella de cuando era pequeño y fui a uno de sus conciertos en Las Palmas. Que me diga esas palabras alguien a quien admiro tanto...

¿Qué sentiste cuando se despidió de ti en la gala?

Fue muy bonito. Nunca la había visto tan cerca en lo que llevamos de programa y muy bien. Me dijo que ahora empieza todo, y me dio un chute de energía. Tiene una mirada que me contagia mucha fuerza, y que me diga eso... ¿quién sabe mejor que ella?

¿Crees que tu carácter te ha podido jugar alguna mala pasada? ¿Cómo te defiendes ante gestos como el de la pizarra en una de las galas o la supuesta peineta a Ana Guerra, que se han comentado mucho en el exterior?

Fue muy divertido el momento pizarra. Es más dura de lo que parece y podía haber matado a alguien (ríe). Esa misma noche Ana se vino a mi cama y estuvimos los dos llorando. Nadie sabía nada de lo que se había comentado, y cuando salí en Navidad mis amigos me contaron. Flipé un poco. Nosotros lo vivimos con naturalidad, pero desde casa se ve distinto. Yo soy muy pasional, lo tiro todo (ríe).

Has tenido algunas de las actuaciones más sexuales de la edición, ¿cómo lo has vivido?

Muy bien. Cuando Vicky me propone estas cosas me encanta y lo hacemos con total naturalidad, que es como hay que hacerlo. A día de hoy me parecería muy mal que se viese como algo tabú. La sexualidad está a disposición de todos. 

Al margen de Eurovisión, ¿hacia dónde te gustaría dirigir tu carrera?

Me encantaría grabar el single que ha compuesto Alberto de Miss Caffeína, esa sería mi primera opción. 

¿Cómo te ves como artista? ¿Qué tipo de música te gustaría hacer?

No me gusta encasillarme, me gusta viajar por la música y eso me parece fundamental porque si quiero mantener una carrera larga, sería muy aburrido estar siempre en el mismo espacio. Creo que hay que evolucionar mucho. 

¿Abres la puerta a intentarlo en Eurovisión como solista en un futuro? 

No me lo había planteado, pero ¿por qué no? En un año pasan muchas cosas, ya lo hemos visto en solo tres meses. 

¿Te has planteado lanzar una candidatura con otro país?

No sabía que se podía, no me lo había planteado. No creo.

¿Qué te parece que Camina sea uno de los temas propuestos para ir a Eurovisión?

A mí me representaría mucho si fuera Camina. No estaría yo, pero sería precioso tener en Eurovisión algo de lo que yo he formado parte. A mí sí me gustaría.

Por último, ¿cómo crees que te vas a enfrentar a el boom mediático que llega después de Operación Triunfo? ¿Te ves preparado?

Yo creo que sí. Ahora estoy como si estuviera hablando con unos amigos, y creo que cada entrevista debería ser así, una conversación con un café o con una copa, contándonos qué tal nos va la vida. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba