Vídeo entrevista VERTELE El periodismo Pulitzer llega a Telemadrid: "Intentamos huir del sensacionalismo a toda costa"

Tomás Ocaña trae su método periodístico con "Crónicas subterráneas": "Las cosas relevantes lo son por sí mismas y no por la música que pongas", argumenta. 

"Es importante que sea noticia cuando la gente no quiere dar explicaciones", sostiene el ganador de tres Emmy, que resalta la importancia de colaborar con otros medios en sus investigaciones. "Tenemos un espíritu mucho más de colaboración que de competencia"

Tomás Ocaña escribe este lunes 17 su primera página en Telemadrid para narrar Crónicas subterráneas de la comunidad de Madrid. Un formato con el que el laureado periodista, reconocido con premios internacionales como el Emmy o el Peabody, pretende venir "a quedarse y ser referente" en el panorama informativo.

Se trata del primer formato que realiza en la televisión española tras haber desempeñado su labor durante los últimos años en Estados Unidos. Allí ha participado en investigaciones tan relevantes como la que destapó los "papeles de Panamá", y obtener hasta tres premios Emmy por trabajos como el que realizó para Univisión sobre el imperio de Joaquín "Chapo" Guzmán o el que elaboró sobre el asesinato de 43 estudiantes mexicanos en Iguala, también para la cadena latinoamericana.

Ahora, a través de TheFacto Productions, trae a España, y más en concreto a la radiotelevisión pública madrileña, esa misma metodología de trabajo. Un programa que no solo investiga, sino que desentraña cómo es el trabajo del investigador: "Nos verán buscar las historias, llamar, frustrarnos, conseguir entrevistas o no conseguirlas...", explica.

Un espíritu "más de colaboración que de competencia"

La transparencia es el valor fundamental de esta propuesta de naturaleza 360, que hará que las investigaciones se extiendan más allá de los confines de la pantalla del televisor y se puedan continuar en la web. Con una unidad dedicada al fact checking y encabezada por Agustina Pozzi, no solo analizará los datos que manejen, sino que permitirá a los propios espectadores hagan lo propio con la labor del equipo que narra estas Crónicas subterráneas, compuesto por Noelia CañasHenry Molano Raquel Riaño: "Ponemos a disposición de la gente los testimonios, las sentencias, los hechos... Para que todos en el siglo XXI puedan verificar que lo que decimos está fundamentado", explica a VERTELE. "Vamos a mostrar cómo hemos conseguido los datos y nos ponemos a disposición de todos para que lo vean", remarca.

Por ello, también cobra gran relevancia la cooperación con otros medios de comunicación, que se verá patente en esta primera remesa de cinco reportajes. eldiario.es, El Mundo, El Confidencial y ABC se unirán a Ocaña como aliados para destapar las distintas tramas abordadas. Para el madrileño, es una cuestión de honestidad "darle crédito a la gente que ha trabajado antes" y no fingir ser los primeros que llegan a un tema: "Hay buenos periodistas que han hecho cosas importantes. Nosotros vamos a intentar más allá, hablar con ellos para seguir profundizando en un espíritu mucho más de colaboración que de competencia".

"Intentamos huir del sensacionalismo a toda costa"

Todo esto también se contagia al estilo y estética de los reportajes, que mostrarán la inevitable falibilidad de los periodistas: "Cuando trabajamos, las cámaras se cuelan en la redacción. Habrá momentos que no sean perfectos, en los que que digamos cosas que no estén claras", avanza, y valora la necesidad también de no cortar en montaje los momentos en los que un protagonista rehuye dar la cara: "Es importante que sea noticia cuando la gente no quiere dar explicaciones", sostiene.

El auge de los negocios de apuestas en Madrid será el tema inaugural con el que Crónicas subterráneas se estrene en Telemadrid. El resto de entregas se dedicarán a temas diversos, siempre con Madrid como telón.  "Intentamos abarcar un abanico diferente, por lo que habrá un poco de todo. Lo importante es que todos los temas merecen ser investigados y hay que aclararnos. Quizás nos salimos un poco de la agenda pero es parte de lo bonito", asevera, y defiende el interés que los temas pueden despertar por sí mismos, sin aditivos.

"Intentamos huir del sensacionalismo a toda costa. Las cosas relevantes lo son por sí mismas y no por la música que pongas debajo", dice, y pone su currículo profesional como ejemplo de que la calidad, la precisión y el contexto "no está reñida con conseguir buenas audiencias". Porque Ocaña insiste: "Este no es un programa de una temporada".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba