Crítica VERTELE El nuevo Fama o cómo ser fiel a un gran formato que luce como nunca

Fama a bailar
Fama a bailar Vertele

El talent show de baile volvió anoche a #0 con lo mejor de siempre y un salto de calidad que va a favor de la danza y del espectador

Que un formato de éxito regrese a la televisión siempre es un riesgo, más todavía si el recuerdo que dejó está tan idealizado como aquellas primeras ediciones de Fama, ¡a bailar!. Que lo haga en la TV de pago puede llegar a estar visto incluso como una temeridad, puesto que sus barreras inevitablemente reducen su impacto.

Movistar+ demostró este domingo que no se ha equivocado al apostar por resucitar el talent de baile y que, pase lo que pase en estas 13 semanas de programa, ha ganado mucho. Como ya avanzaba Fernando Jerez en la presentación de la nueva edición, Famaha vuelto con el espíritu de siempre adecuado al ADN de #0, esto es, al de una cadena que apuesta por la calidad. 

Desde el mismo opening, en el que participan alumnos y profesores de esta nueva generación, ya queda evidenciado que este Fama es otro rollo. Un salto enorme que te devuelve con nostalgia al pasado en cuanto ves a Paula Vázquez dándote la bienvenida al programa, su programa.

La presentadora es precisamente el anclaje elegido por Movistar+ y Zeppelin TV para mantener la esencia, y ella devuelve la apuesta de la manera esperada. Para Paula en Fama no ha pasado el tiempo. Es su formato, se siente en casa y se nota. Su papel: el de siempre en un entorno en el que todo acompaña para hacer brillar al formato y a los concursantes.

La puesta de largo del nuevo Fama, ¡a bailar!tuvo lo de siempre, pero lució como nunca. Desde el escenario hasta el vestuario, la iluminación y una realización en la que va todo a favor de la danza y del espectador. No hay columnas que entorpezcan el plano ni distracciones que te hagan desconectar de lo que ves, más allá de unos rótulos algo desmesurados que probablemente serán retocados en próximas entregas. 

Y si la realización de las actuaciones es un puntazo, también lo es la de los vídeos de las clases y los ensayos. Lo que Zeppelin TV y #0 probaron con El Puente llega más que rodado a Fama para disfrute del espectador. 

Entre esa esencia de siempre Movistar+ también ha respetado lo mejor: galas cortas, directas y sin relleno que te haga tener la sensación de pérdida de tiempo. No obstante, si hay que poner una pega al debut de la edición es dar por sentado que todo aquel que se asomó ayer a #0 era seguidor del Fama de siempre. Faltó explicar la mecánica de las citas diarias, un aspecto que alguien que no haya visto nunca el programa o que goce de mala memoria no conoce. 

Diversidad en el casting y el profesorado

Como ya hiciera con éxito la última edición de Operación Triunfo, Famaha apostado en su casting por una generación de concursantes que, al menos a priori, representa lo que debe reflejar la juventud actual. 16 chicos y chicas de carne y hueso, reales, preparados y con ilusión por llegar a lo más alto a base de esfuerzo y trabajo

El nuevo Fama ha formado un grupo de jóvenes de diversas edades con algo en común: un currículum envidiable para su edad y mucho mundo recorrido. Además, el casting emana diversidad desde los propios orígenes de muchos de ellos hasta el hecho de haber formado dos parejas del mismo sexo. 

Esta misma línea puede verse en un profesorado que supone un cambio radical con respecto a lo que conocíamos hasta la fecha. El perfil televisivo de ediciones anteriores ha dado paso a un grupo de profesionales en los que a priori se echa en falta algo de mano dura con los concursantes, que probablemente aflorará en las siguientes semanas. 

El gran acierto del estreno

Movistar+ es más consciente que nadie de que si quiere que su Fama vuelva a ser un éxito no puede quedarse solo en su público de abonados. Su target no es otro que el que ha vivido enganchado durante los últimos tres meses a una academia de la que #0 ha aprendido mucho. 

La plataforma ha calcado el modelo social de Operación Triunfo: un canal 24 horas gratis y accesible para todos y la interacción de los concursantes con los fans a través de las redes sociales. ¿Y qué hacer para que este público acuda a tu llamada? Abrir tu escuela con dos de las máximas exponentes de la última generación de OT y las protagonistas del éxito musical del momento. A ellas se sumará este miércoles Mimi, exconcursante de ambos talents, que será un reclamo para el nuevo 24 horas. 

Por último, si hay algo que destacar del estreno de Fama es el buen gusto en la selección musical. Como ya ocurriera en las ediciones anteriores, el talent está llamado a ser de nuevo descubridor de títulos que te hacen saltar a la pista. Por el momento, su tema oficial Un jardín de Delaporte ya es viral por las promos, y promete no quedarse solo ahí. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba