Crítica Vertele Fugitiva: un culebrón en prime time que "no es un secuestro, es una fuga" de espectadores

Fugitiva: un culebrón en prime time que "no es un secuestro, es una fuga" de espectadores
Fugitiva: un culebrón en prime time que "no es un secuestro, es una fuga" de espectadores

La nueva serie de Ganga no cumple expectativas al descubicar a los espectadores, apostar por personajes poco creíbles y contener un buen giro de trama demasiado tardío

TVE ha estrenado esta noche Fugitiva, la nueva serie de Ganga tras 9 años sin estrenar algo ajeno a Cuéntame y desde luego, esto no ha estado al nivel de tal expectativa.

De hecho, parece mentira que la misma productora que ha hecho historia regalándonos desde hace 20 años a una familia Alcántara con actuaciones sublimes y tramas redondas, haya parido este culebrón y conseguido colarlo en prime time. 

Pero si con algo ha cumplido esta nueva serie es con la reiterada premisa de su primer capítulo: "Esto no es un secuestro, es una fuga". Así es, Magda, pero por desgracia es una fuga de espectadores. 

A continuación los motivos por lo que no nos han "secuestrado":  

  • En tierra de nadie: durante la primera media hora del piloto, los espectadores estábamos totalmente desorientados en cuanto al paradero de los protagonistas. ¿La madre y los hijos están en México o en Benidorm?, ¿el padre en Madrid o México? ¿o todo lo contrario? Para mayor pérdida aparece la familia de ella en una España mucho más reconocible en 2018, que aún alejaba más a los otros dos universos desubicados (en lugar y tiempo). 
  • Poca credibilidad de los personajes: la elección de las adolescentes latinas como hijas de Paz Vega exige uno de los más duros ejercicios de concesión a la serie, pero una vez aceptada su peluca como pelo real, ya podemos con todo. ¡Ah no! Falta aún superar el mayor escollo: la relación entre ella y su marido. Una pareja totalmente fría hasta en la escena de sexo forzado. Sí, son un matrimonio acabado pero recordemos que también lo era Nicole Kidman y Alexander Skarsgård en Big Little Lies y aún así saltaban chispas. Desde luego el casting no ha sido un acierto. 

Magda y sus hijos adolescentes
Magda y sus hijos adolescentes

  • Intento de drama que se desvía al culebrón: aunque se intuyen tentativas de narración elaboradas, como el paralelismo de la carrera de caballos y el secuestro o el giro a mitad de capítulo que descubre la verdadera intención de fuga y la música indie de golpe, todo queda ensombrecido por las altas dosis telenovelescas: desde los planos detalle de ella cogiendo la navaja cuando él la fuerza, a la reacción ralentizada de él tirando una mesa en el palco del hipódromo y hasta diálogos con "colofones" finales como: "Papá nos va a matar". Sí, todo esto a las 23:30 horas...
  • Un buen giro que quizá llega tarde: Si algo hay interesante en el planteamiento de Fugitiva es esa propuesta de una madre capaz de orquestar un secuestro para salvar a sus hijos. Sí, ese giro podría lograr que nos preguntáramos cómo evolucionará la semana que viene, solo que ocurre después de todo lo mencionado anteriormente. Por lo que, no sé si el público habrá aguantado lo suficiente como rehén o se habrá "fugado" antes... 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba