El contraconicOT "Gala 5 de OT 2018: Que nos traduzcan este bostezo"

Gala 5 de OT 2017: Que nos traduzcan este bostezo
Gala 5 de OT 2017: Que nos traduzcan este bostezo

OT 2017 cruzó la pasarela, pero OT 2018 se ha dado con una cámara en la cabeza y le está costando mantener el equilibrio.

El enfado con Ana Torroja unió a media España, pero ni el odio al patriarcado de María por depilarse las ingles ni la traducción de una risa han conseguido salvar otra gala que habría sido propuesta para abandonar el programa.

Abrimos con ‘Me encanta’, la versión de ‘I love it’ de las Nancys Rubias. Es decir, abre la gala una canción de 2013 que está más gastada que el papel higiénico de un baño público, de un grupo, por cierto, que hace playback. El caso es que en una complicadísima coreografía que requiere años de conservatorio de danza, Miki se va para otro lado. Todo esto entre una nube de confetis que debe haber supuesto la mitad del presupuesto anual de RTVE y que esperamos que el defensor del espectador esté dispuesto a investigar.

Roberto le pregunta a Alba Reche qué tal la canción: “Son cinco palabras en toda la canción, no sé cómo llevar eso”. Gracias por tu sinceridad, Alba. Sí que nos ha dado igual, pero no nos ha encantado.

Momento de los nominados, Carlos Right y Dave, los concursantes más flojos dentro de la Academia. Uno, vestido de cazador. Otro, de cazado. Porque al equipo de vestuario le encanta hacer metáforas visuales. Carlos canta ‘Tip Toe’, de Jason Derulo, y, dejando atrás algún gallo disfrazado de falsete, lo hace bien. Vocalmente es de los más justos, pero en conjunto hace un trabajo decente con un tema complicado y arriesgado. Dave, por su parte, interpreta ‘Créeme’ vestido de leopardo para cantar una balada, que es algo así como ponerse un tutú para bailar hip hop. Y otra más de las actuaciones de Dave: ejecuta bien, pero no emociona. No le creemos.

Turno de dos de los favoritos de OT 2018: Alba Reche y Famous cantan ‘Fast car’. María lo avisaba en uno de los vídeos previos: “¿Llegará algún día en el que Famous no protagonice el numerazo de la gala?” Y así fue. Aunque en algunos momentos si bajas el volumen podías ver a dos profesores de una clase de aquagym, el resultado fue muy bueno. La voz más diferente y la que tiene más presencia consiguieron sacar adelante un numero muy difícil por ser una versión radicalmente diferente al tema de Tracy Chapman.  

Ahora Roberto Leal entrevista a Miriam, que cruzaba la misma pasarela hace solo un año, y a Pablo López. Y huele a salseo. Ponen difícil no hacer estas apreciaciones cuando Roberto les pregunta cómo compusieron esta canción y empiezan a partirse de risa sin poder dar una respuesta. “Mi casa esta abierta… al lado del piano…”. ‘No!’ Ya.

Total, que Roberto llama a Miki porque le toca cantar ‘El Patio’, un tema del invitado, y pone la cara de Naomi Watts cuando llegaba la ola de ‘Lo Imposible’. “Olvídate de todo lo que has ensayado, esta canción está loca”, le dice Pablo López. Pues casi se lo toma al pie de la letra Miki, que empieza desafinando que da gusto, pero consigue encarrilarse y hacer un buen trabajo.

Turno de Noelia y María. Noelia está agobiada porque para el número “tenemos que sentarnos y toquetear a los machos ibéricos” y María está flipándolo con los resultados de hacer ejercicio: “¿Esto es un músculo? ¿Me ha salido un músculo nuevo?”. En un vídeo, Noemí Galera anuncia que irá una depiladora a la Academia. “¿Me puede hacer las ingles?”, pregunta María. “Hombre, las ingles no”, contesta Noemí. Y María no se resigna. Quiere aligerar lastre, así que coge la máquina y, entre chillidos, se convierte en la voz de ellas: “Odio el patriarcado, soy esclava de mi sociedad”. Y nosotros cada día más esclavos de María.

Tiene mérito lo suyo. Cantar con Noelia, una de las voces más grandes, y ser capaz de sobresalir en este ‘Ex’s & Oh’s’. María, esa chica macarrilla que pasó desapercibida hasta toparse con la ‘mariconez’, se ha sumado a la carrera para llegar a la final y tiene todas las de llegar a la meta.

Y llega el vídeo en el que se hace una de las denuncias sociales más importantes de la última década. Ni el feminismo, ni la lucha del colectivo LGTBI ni el movimiento racializado: la lapidación del Canon de Pachelbel. Se abre la puerta de la habitación y sale Sabela en pijama y legañosa: “Estamos todos despiertos, por favor, quitad el canon de Pachelbel”. “Por favor, no podemos más, quitad eso ya”. “A la mierda el Camembert”. La única forma peor de despertar a los concursantes que se me ocurre sería con Juan Camus asomándose por la puerta del dormitorio en plan El Resplandor. Creo que hasta lo preferirían. Yo también.

Ahora canta Vance Joy su 'Rip Tide' y Roberto Leal le entrevista junto a una fusión de la voz de los documentales de la 2 y MTV, que va traduciendo todo lo que dice. Hasta su risa. Literalmente. Era muy necesario que ese ‘hahaha’ nos fuese aclarado: ‘jajaja’. Ni superbritánico habría traducido mejor que este señor.

Miriam, aquella concursante que se fue colando gala a gala en OT 2017 hasta una final a la que nadie sabía como había llegado, se sube al escenario con Pablo López y su ‘No!’. Y nos calla la boca a todos. Porque su actuación fue con mucha diferencia la mejor de la gala. Porque su campaña animalista para pasar de ser el año pasado la serpiente a convertirse en la leona ha funcionado. Y lo de Pablo López… es que está en otro nivel.

Llegamos al ‘Y nos dieron las diez’ de Marta, rodeada de sombreros mexicanos. "Olvidó cancelar los mariachis". Y ya los podía haber cancelado porque fue una actuación de esas que al día siguiente has olvidado.

Pero no pasa nada, porque les toca a Sabela y Damion con ‘Volar’, de Macaco. Porque entre cantar una canción de Macaco o de las Supremas de Móstoles la opción es clara. Sabela se queja del tema en un vídeo (¿cómo no se va a quejar, dios mío?) y Noemí Galera le echará la bronca por ello. No pasa nada, porque en el próximo reparto de temas le darán grandes éxitos de la música como ‘el pollito pío’ o ‘el corro de la patata’ para que pueda demostrar la artista que lleva dentro. Y el sentimiento de los espectadores al verles es de empatía. Ánimo, chicos, que ya queda poco.

Turno de Julia y Natalia y su ‘Pienso en tu mirá’, de Rosalía. Un tema de un álbum que, según Noemí, “lo ha petado”. El álbum sale en noviembre, pero todo bien. Es el momento en el que el realizador aprovecha para ir al baño y disfrutamos de unos planos que nos recuerdan a un documental poético. Como dice Brays Efe, Julia y Natalia están vestidas de chonis, pero de dos provincias distintas, y es maravilloso. Evitando la comparación con Rosalía, porque es imposible, ellas están brillantes sobre una base instrumental que es para sacar el meme de Pilar Rubio denunciando veinte veces.

Estaban apagando ya las luces cuando nos recuerdan que falta por cantar Marilia, que se sube a un hula hop hasta el mismísimo ojo de Sauron para interpretar ‘Rather be’ sin aire y desafinando a placer.  

Y toca decir adiós a Dave, uno de esos concursantes que ha conquistado con su personalidad lo que no ha podido conquistar con su voz. Carlos Right cruza la pasarela con el 62% de los votos. Carlos se queda. Carlos todavía 'no left'. Y el público propone a Sabela, Alba Reche y Miki como favoritos y es finalmente él quien cruza la pasarela como inmune.

Turno del jurado, que parece que no existe en esta edición. Propone a Marta, Carlos Right, Marilia y Damion para abandonar la Academia. Los profesores salvan a Marilia y los compañeros a Carlos, que cruza la pasarela y es atacado por una cámara voladora que está a punto de desgraciarle. Tenemos nuevos nominados: Marta y Damion.

Y llegamos al final de otra gala que pasa sin pena ni gloria. Algo sucede cuando lo mejor de la noche son las actuaciones de los invitados y solo destacan los mismos cuatro concursantes. OT 2017 cruzó la pasarela, pero OT 2018 se ha dado con una cámara en la cabeza y le está costando mantener el equilibrio.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba