Debate en redes Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona critican la falta de diversidad cultural de la serie Merlí de TV3

El profesor Merlí, protagonista de la serie de TV3
El profesor Merlí, protagonista de la serie de TV3

Los responsables de Inmigración de ambas administraciones critican la ausencia de roles de migrantes y la estigmatización de los extranjeros que figuran en la serie. La aparición de una banda latina y una mafia china como únicos personajes de origen extranjero en la ficción levanta ampollas. La Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals asegura que trabaja para que la "diversidad del país" quede reflejada en las futuras producciones

La ficción Merlí es un éxito en Catalunya. En sus tres temporadas en TV3, las andanzas del controvertido profesor de Filosofía y sus alumnos han convertido esta serie de la productora Veranda en una de las marcas de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Pero este martes la ficción ha encendido un debate en las redes que poco tiene que ver con su trama: la responsable de Inmigración del Ayuntamiento de Barcelona, Lola López, ha hecho llegar una carta al director de TV3, Vicent Sanchis, por la "estigmatización" de los extranjeros en la ficción.

La comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad del consistorio ha propuesto al responsable de la cadena pública un debate sobre "diversidad cultural" para evitar dicha estigmatización. A la petición de López se ha sumado el secretario de Inmigración, Igualdad y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós. A través de Twitter, Amorós ha revelado que también él hizo llegar una comunicación relativa a la serie a la CCMA "en términos muy similares".

El problema de fondo, para ambos políticos, es que en Merlíno hay personajes de origen extranjero y, en los casos en que sí han aparecido –en los capítulos más recientes– ha sido para encarnar a una banda latina y a una mafia china. Estereotipos ambos que contribuyen a asociar la inmigración a la delincuencia. 

La secretaría de Amorós comunicó el pasado mes de julio a TV3 la necesidad de incluir otros perfiles en la serie. Lo hizo, según ha podido saber este medio, dentro un grupo de trabajo con representantes de la CCMA en el que se elaboran propuestas para introducir la diversidad cultural en los formatos de TV3 y Catalunya Ràdio. Sobre Merlí, advirtieron que el grupo de estudiantes que integran la clase de Bachillerato en la ficción no se parece al de un grupo de adolescentes medio catalán, entre los que la tasa de inmigración está en torno al 25%.

En la misma línea, Lola López ha indicado en su misiva a TV3 –de tono "constructivo"– que la ficción del canal autonómico "preocupa" a su comisionado. En el trato a la diversidad hay margen de mejora y por ello Lola López ha ofrecido un grupo de discusiones con "entidades de la ciudad que llevan años participando de la vida asociativa y comunitaria" de Barcelona.

La comisionada del Ayuntamiento de Barcelona también ha acompañado en la carta las conclusiones de la Mesa por la Diversidad organizada por el Consejo del Audiovisual de Catalunya (CAC), en el que se alertaba de la imagen "exótica" e incluso "peligrosa" de los colectivos migrantes en las series del espacio televisivo catalán.

Ante las quejas, Rita Marzoa, miembro del Consell de Govern de la CCMA, ha asegurado que de un tiempo a esta parte están trabajando para que la diversidad esté mejor representada en todos los ámbitos de la cadena pública. Para ello, cita precisamente la creación hace poco más de un año de una comisión, en la que participan responsables de TV3 y Catalunya Ràdio junto con miembros de la Conselleria de Trabajo, Bienestar y Asuntos Sociales, para abordar el enfoque de la diversidad cultural. 

Esta ha sido una de las iniciativas de Marzoa desde que asumió el cargo, en julio de 2015, tras años poniendo voz al programa Solidaris de Catalunya Ràdio, en el que trataba de visibilizar precisamente las iniciativas por la paz, los derechos humanos y los movimientos sociales. Marzoa asegura que trabajan para que cada vez más en las producciones de TV3 –y en las que contrate, como es el caso de Merlí–, así como en los informativos, se tenga en cuenta la "diversidad del país". 

Los migrantes, roles estéticos

La crítica de la comisionada hace referencia al capítulo de la tercera temporada dedicado al filósofo Karl Marx, en el que unos jóvenes de origen latinoamericano "son presentados al espectador como personajes violentos". Aparecen de noche en un parque para pelearse con los protagonistas de la serie, que estaban celebrando un botellón en lo que ellos consideraban su territorio.

En el mismo capítulo, prosigue la comunicación de la comisionada, un "grupo de personas chinas aparecen como grupo mafioso dedicado a la extorsión". En su caso, amenazan y roban en casa de uno de los protagonistas cuyo padre tiene tendencia a transitar negocios turbulentos. 

Una banda latina aparece esta temporada en "Merlí"
Una banda latina aparece esta temporada en "Merlí"

Ampliando la crítica al resto de la serie, López destaca que en la serie hay una alumna negra, cuyo papel es de figurante, de la que no conocemos "nombre" y que tiene un "rol meramente estético". La misiva de Lola López no sólo ha vertido palabras negativas hacia la ficción. La comisionada también ha valorado la aportación histórica de TV3 a la diversidad y, en el caso concreto de Merlí, al retrato "positivo" a la adolescencia que hace la ficción.

Polémica por el 'procés' i la visión de género

La serie Merlí, que tiene el objetivo de divulgar la filosofía entre los más jóvenes, ha trascendido el ámbito catalán en los últimos meses, después que la plataforma Netflix adquiriera los derechos de la serie. El público latinoamericano incluso confiesa que ha aprendido catalán gracias a la producción de la cadena pública autonómica. Antes La Sexta también había emitido la ficción, aunque sin resultados notables.

Aún así, su ascenso ha venido acompañado de controversias. No sólo en lo relativo a los colectivos migrantes. Un año atrás, Merlí se vio envuelta en la polémica, en este caso por la política: la trama incluía a una profesora miembro de la ANC, la Asamblea Nacional Catalana. La escena fue criticada en las redes sociales por Sociedad Civil Catalana, y también por Esperanza García, diputada del PPC. Tras el revuelo causado, Jaume Peral, el entonces director de TV3, justificó la secuencia como "una necesidad dramática".

La ficción también ha habido críticas por la falta de perspectiva de género. Varios artículos en prensacartas al lector y declaraciones de expertos en comunicación y género, denunciaron los roles de las mujeres en la ficción. Además también se puso el acento en la falta mujeres entre los filósofos que tejen la trama de cada capítulo.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba