Vídeos

Los grandes momentos de Tamara Falcó en su debut en 'MasterChef Celebrity 4'

Tamara Falcó, en el primer programa de 'MasterChef Celebrity 4'
Tamara Falcó, en el primer programa de 'MasterChef Celebrity 4' RTVE

Antes de colgarse el delantal, la hija de Isabel Preylser ya prometía ser una de las estrellas de esta edición. Y después del primer programa, todo apunta a que así será

Tamara Falcó es un 'momentazo' en sí misma. Su forma de hablar, su personalidad y los pensamientos que pasan por su cabeza hacen de ella una concursante a tener muy en cuenta en MasterChef Celebrity 4. No solo por su posible evolución entre fogones, sino por el juego que va a dar, ya sea por sí misma o interactuando con sus compañeros. 

En la primera entrega, emitida anoche por La 1, la hija de Isabel Preysler se presentó "alucinada de estar aquí". Básicamente, por sus escasos conocimientos culinarios. "Mi madre se hace una especie de batido verde, pero no sé si me va a ayudar mucho en esto", respondió Tamara a la pregunta de si era su madre o su cocinera, Ramona, quien le había enseñado alguna receta secreta. 

A pesar de haber practicado en las cocinas de Paco Roncero, la también hija del Marqués de Griñón entró a MasterChef con un nivel, cuando menos, alejado de las exigencia de los jueces. De hecho, Jordi, Pepe y Samantha comprobaron rápidamente la realidad a la que se enfrentaban. "¿Cómo cocinarías un huevo?", le preguntaron a la concursante. "Escalfado", respondió ella. "¿Se te da bien?", le replicaron. "Tampoco", concluyó ella. 

Tamara probó la ensalada de Juan Salazar: "Había tierra"

Ya en la primera prueba, los jueces jugaron un poco con los concursantes al decirles que el ingrediente principal de su plato iba a ser una copa de vino. "Esta prueba la paso", dijo convencida Tamara. La realidad es que lo del vino era trampa, pues la prueba no fue finalmente de eso, pero al menos nuestra protagonista tuvo tiempo para opinar sobre las escupideras en las catas de vino. Si no estuvieran "la gente cogería un colocón", aseguró, aunque cuando también pensó que una práctica así era "absolutamente repugnante". 

No contentos con esto, los jueces también hicieron que ella fuese la primera en probar la ensalada que había hecho Juan Salazar. "Una crítica constructiva: había un poquito de tierra", comentó a la mitad de Los Chunguitos tras catar el plató, del que destacó, eso sí, que estaba "lleno de vida". 

Ya en la prueba de exteriores, Pepe Rodríguez dejó a la influencer a cargo del extintor "porque Álex [Adrover] me va a quemar la cocina". La elección de Pepe no fue casualidad, pues Tamara y los extintores tienen una relación especial. "A mis hermano Enrique [Iglesias] le divertía por el tema de la espuma. Tuvieron [Enrique y Julio José] una infancia difícil y les gustaba hacer ese tipo de cosas ", empezó contando Tamara, dejando claro que ella no lo hacía porque "no me dejaban entrar al cuarto", pero sí que se chivaba a su madre. 

Tamara Falcó cocinó un plato "visto por Instagram"

A todo esto, ¿cómo se desenvolvió Tamara Falcó en la cocina? En la primera prueba, la concursante elaboró 'Espárrago de Casa Hortensia visto por Instagram. "Un amigo mío estuvo en Casa Hortensia, puso un espárrago, dijo que estaba muy bueno y que era muy sencillo. Y yo dije: "Pues me encanta la idea"", explicó la diseñadora, que añadió ese "visto por Instagram" para "no ser una pretenciosa". 

Antes de probar el plato, Pepe ya vio que el espárrago no estaba pelado. También que la compra de Tamara había sido tan escasa que solo había cogido "dos espárragos, seis setas y 50 gramos de harina". "Es que dicen que se acerca otra época de crisis", respondió ella.

Una vez catados el espárrago, Pepe dijo que estaba soso y que era un plato muy "de principio" de programa. Por ello instó a la concursante a "ponerse las pilas" de inmediato. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba