Vídeo de Zapatero "¿Humor inteligente? No tiene pinta, la verdaZ"

Ana Obregón en "Si yo fuera tú"...

LOS CRÍTICOS HABLAN HOY DE...

EL VÍDEO PREELECTORAL DE ZAPATERO

"Zapatero está solo en su vídeo. Mejor diríamos que está 'Zolo', porque la gracia del mensaje se basa no ya en un juego de palabras, sino en lo que podíamos llamar un juego de letra: "ProsperidaZ, competitividaZ, accesibilidaZ, ...con Z de Zapatero". ¿Ingenioso, a que sí? Pues éste es el Zapatero preelectoral, que con la que está cayendo asegura, sin perder su rictus de muñeco de ventrílocuo, que "todo se puede decir con una sonrisa". ¿Humor inteligente? No tiene pinta, la verdaZ."

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ (EL MUNDO.ES) - Crítica completa

ANA OBREGÓN EN “SI YO FUERA TÚ” (ANTENA 3)

“Anita sacaba el mechero para ahuyentar malas energías y preguntaba a la primera arponeadora si era Jorge Javier disfrazado. Como gancho, a lo largo del programa se anunciaba la revelación de un secreto de Ana que iba a cambiar la vida de muchas personas. Gancho que se repetía (en boca de la creadora de series de la tv). El secreto era una lección de vida (…), que nunca se acuesta estando mal con las personas a las que quiere porque no sabe si va a poder pedirles disculpas."

ROSA BELMONTE (ABC) – Crítica completa

"Sorprendente que la Obregón se haya prestado. No parece que sea un acto de catarsis, o una virtuosa expiación que, de pronto, le haya entrado. Aquí todo apunta a que después del sonoro fracaso de su última teleserie (Ellas y el sexo débil, A-3 TV) y habiendo pasado ya un año en dique seco, ha vuelto a A-3 a dar fe de vida y de disponibilidad. Después de esta sesión con lágrimas --que tanto emocionan-- y con el aguante ante los martillazos, es de suponer que sí, que le van a dar algo."

FERRÁN MONEGAL (EL PERIÓDICO) - Crítica completa

"Ana Obregón sí que es erótica. Erótica perdida, además de bióloga, actriz, bailarina, empresaria, guionista y, "sobre todo, madre", dijo su biógrafo. "Ahí iba yo", apostilló ella, henchida de maternidad. Una Obregón parlanchina por la que parece no pasar el tiempo. Tiene la piel de la cara tensa como el tambor de Manolo el del bombo. Ana habló de si misma, no podría ser de otra forma. Y tengo que reconocer que sus monólogos me recordaron su última y exitosa serie: "Ella y su seso débil".

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ (EL MUNDO.ES) - Crítica completa

"TENGO UNA PREGUNTA PARA USTED" (TVE)

"Muchos se han fijado en Carod, y en su contestación a quien le llamó José Luis en lugar de Josep Lluís, pero yo me fijé en Lorenzo Milá, que empalideció durante el intercambio entre el político y quienes no sabían o no querían pronunciar su nombre en el idioma que él habla. La verdad es que a Lorenzo, que es catalanohablante, se le mudó el color hasta tal punto que a uno le entraron ganas de hacer lo que hacía Allen en La rosa púrpura del Cairo: darle un abrazo, decirle: "Oye, que no pasa nada".

JUAN CRUZ (EL PAÍS) - Crítica completa

"Martes por la noche. En La Primera, Llamazares, Duran Lleida y Carod-Rovira se someten a la furia del españolito de a pie. Pocos minutos después, en 360 grados de Antena 3, tipos como Carrillo se preguntaban si reabre heridas la Ley de Memoria Histórica. Mientras, Telecinco se sumergía en El laberinto de la memoria de Felipe González. La España (catódica) está crispada: la política le come terreno al cotilleo rosa, y fachas y rojos inician la renconquista de la parrilla."

DANIEL R. CARUNCHO (ADN) - Crítica completa

"ESCENAS DE MATRIMONIO" (TELECINCO)

"Estampa de patio de colegio. Los niños juegan a emular la vida adulta; como siempre. Pero lo que ahora emulan es un programa de televisión. Un niño mayor, el líder del grupo, reparte los papeles. A una niña gordita se le asigna el papel de señora gorda; junto a ella, otro niño juega a ser su pareja. Entonces el líder insta al niño-pareja a entrar en acción: “¡Gorda! ¡Imbécil! ¡Idiota! ¡Foca!”, grita el niño a la gordita. Los críos estaban jugando a ‘Escenas de matrimonio’".

JOSÉ JAVIER ESPARZA (VOCENTO) - Crítica completa

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba