Especial Vertele

'Instinto', más allá del thriller erótico: "Cuando la ves, la serie es otra cosa"

Mario Casas, Silvia Alonso y Jon Arias, en el preestreno de Instinto
Mario Casas, Silvia Alonso y Jon Arias, en el preestreno de Instinto (Foto: Movistar)

La ficción protagonizada por Mario Casas llegó el pasado 10 de mayo a Movistar prometiendo altas dosis de sexo. Sin embargo, esta promoción tapó otros de los conflictos que trata, y que sus protagonistas ponen en valor en conversación con Vertele

A la hora de anunciar una serie de televisión, lo primero que suelen hacer sus responsables es encuadrarla dentro de un género en concreto. Así, rápidamente se nos dice si preparan una "comedia romántica", un "drama sobrenatural" o una "distopía futurista", lo que permite al espectador hacerse una idea de lo que verá en ella cuando se estrene. 

Sin embargo, hay ocasiones en la que estas etiquetas, más que informar, despistan. Y así ha ocurrido con Instinto, que llegó el pasado 10 de mayo a Movistar bajo la etiqueta de "thriller erótico". Y aunque el erotismo está presente en la trama principal, catalogarla como tal eclipsa el resto de temas que aborda. Porque en Instinto, como así se encargan de recalcar sus protagonistas, es algo más que una serie con escenas de sexo subidas de tono. "La serie cuando la ves es otra cosa. Al final, lo que más vende es eso, pero creo que es una serie que habla de las relaciones personales", asegura su protagonista, Mario Casas, en conversación con Vertele

En este nuevo trabajo de su ya prolífica carrera, el intérprete gallego da vida a Marco Mur, un empresario tan inteligente como hermético que recurre al sexo para escapar de sus propios fantasmas. "Es un tipo que desde pequeño desconecta emocionalmente consigo mismo. Crea muchísimas barreras, no tiene educación emocional y no sabe tratar a los demás", explica Casas sobre su personaje, que despertó en él un interés especial porque suponía hacer algo "que no había hecho" hasta el momento a nivel interpretativo.

Mario Casas en Instinto
Mario Casas en Instinto

Por las noches, Marco acude a un club privado para aparcar sus traumas y dar rienda suelta a sus fantasías sexuales escondido detrás de una máscara. Un acercamiento al sexo que Movistar y Bambú han hecho de forma "fantasiosa, elegante e idílica", según el actor. Tres ingredientes que, ayudan, a su juicio, a empatizar con un personaje con el que no es fácil hacerlo: "Al tener un personaje tan introvertido y con esa tosquedad, el público no empatiza. Si además le damos al personaje esa suciedad en el sexo medio ambigua y de locura, va a ser muy complicado que el espectador lo siga y lo entienda aunque lo expliques al final, porque no vas a creer que a ese tío le pase algo bueno". 

"Instinto es una serie sobre obsesiones y psicología"

Fuera de este oasis sexual y vital, Marco tiene que lidiar, entre otros problemas, con los quebraderos de cabeza que le da Diego, su socio. Un hombre que consigue todo lo que se propone y que "sabe que nadie le va a decir que no", como así le describe Jon Arias, que también evita definir Instinto como un thriller erótico. "¿Lo erótico? Sí que está, por supuesto, pero para mí es una serie mucho más sobre obsesiones y psicología. Podríamos decir que es un drama psicológico en algún punto, pero tampoco creo que haya una etiqueta", comenta el actor, que dice "odiar y detestar las etiquetas. En la música, en el cine y en todos los lados". 

Con mayor filosofía se lo toma Óscar Casas, pues cree que "al fin y al cabo, [a Instinto] se le tiene que poner una etiqueta". En este universo de ficción creado por Teresa Fernández-Valdés y Ramón Campos, el menor de los Casas es José, el hermano autista de Marco, por quien siente auténtica devoción. Sin embargo, el empresario es incapaz de acercase a él emocionalmente. Algo que intenta remediar Carol, la psicopedagoga que cuida a José en la institución mental en la que está interno.

Carol (Ingrid García-Jonsson) y José (Óscar Casas), en Instinto
Carol (Ingrid García-Jonsson) y José (Óscar Casas), en Instinto MOVISTAR+

Este personaje, al cual interpreta Ingrid García-Jonsson, es el único que aporta algo de luz junto al encarnado por Óscar Casas. "Que las otras tramas sean tan oscuras hacen que la nuestra sea aún más luminosa, y que la nuestra sea tan espontánea y tan fresca hace que se note más el mundo tan encorsetado en el que se mueven estos personajes", defiende la actriz, que ve a Carol y a José como dos personas "que se muestran a la vida sin ningún tipo de máscaras, que es algo que sí hacen otros personajes"

A diferencia de sus compañeros, ella sí ve con buenos ojos que Instinto haya sido catalogada como una serie erótica en detrimento de otros calificativos. "Como en Instagram, tú no pones solo un hashtag, pones varios. Pues thriller erótico es el primero y el que será trending topic, pero si pinchas verás todas las etiquetas que pueden salir. A mí me parece muy buena etiqueta para atrapar al espectador, pero creo que luego, para engancharlo, hay otras muchas tramas, que es ahí donde entramos nosotros, y que harán que la gente la siga viendo", explica al respecto. 

¿A quién va dirigida Instinto?

Arias asume que, entre aquellos que aún no han visto Instinto, habrá quien lo haga en algún momento "primando el sexo y los desnudos". Sin embargo, acabarán encontrando un universo más variado que no pone el foco en lo sexual, sino que se adentra en otros territorios narrativos. "Una madre que no ha estado con sus hijos y que intenta volver a por ellos, una familia donde hay un niño con un problema importante de TEA, cómo gestionar una empresa de lujo con el éxito y las envidias, qué pasa en una relación de 15 años cuando pasa algo como la aparición de una tercera persona... A mí me parece que la serie está ahí, no tanto en la parte de fuegos artificiales del sexo".

Con todos estos elementos, el actor opina que "Instinto le puede gustar a gente joven, de veinte o veintitantos, pero creo que quien más la puede disfrutar es la gente de 30, 40 y 50 porque creo que entra en un nivel muy alto de profundidad sobre las filias sexuales, la obsesión y el trauma". "Cuando tienes 18, 19 o 20 años”, continúa, “eres invencible e inmortal, y por eso creo que la gente se puede sentir más identificada cuando en su vida ha tenido que lidiar ya con estas inseguridades y obsesiones, que tiene ya un bagaje amoroso, que ha tenido ya amores positivos y negativos".

Jon Arias, Silvia Alonso y Mario Casas
Jon Arias, Silvia Alonso y Mario Casas

Para García-Jonsson, por su parte, Instinto es “para un público inteligente y exigente”. “Es para gente que sabe lo que quiere, que ha visto muchas series y que está esperando algo diferente. Entonces, si tú como espectador estás un poco saturado de ver lo de siempre y, sobre todo en España, series más generalistas, en este caso Instinto creo que te va atrapar", confía.

A su vez, Silvia Alonso opina que el público potencial de Instinto es el femenino. Espectadoras que, al igual que sus homólogos masculinos, verán en acción a la actriz salmantina a través de Eva, "un personaje con mucho misterio" y que suscita interés por su ambiguo comportamiento, pues tan pronto parece mala como buena. “Dependiendo de tus valores te puede parecer una cosa u otra”, asegura Alonso sobre esta brillante ingeniera, que de primeras dinamita la relación entre Diego y su esposa Bárbara (Bruna Cusi). Aunque ella por quien siente verdadero interés es por Marco. “A ella le gusta mucho el poder, y por eso se siente atraída por él”, afirma.

"Desde el primer momento dije que veía una serie corta"

Pasadas tres semanas de su estreno, Movistar aún no ha dicho si Instinto tendrá o no más capítulos de estos ocho iniciales. La fría acogida que la serie ha tenido entre la crítica no juega a su favor, pero hasta que la plataforma diga lo contrario, no se puede descartar que haya una segunda temporada.

En caso de así sea, sus protagonistas parecen dispuestos a retomar sus respectivos papeles. Aunque con matices. Mario Casas aboga, en el mejor de los casos, por hacer una segunda tanda más corta, de entre 4 y 6 capítulos. "Desde el primer momento les dije que yo veía una serie corta. No me veo capacitado para una serie de muchas temporadas", explica el actor, que recalca su predisposición, llegado el momento, de hacer "una segunda temporada para cerrar donde acaba la primera, pero me podría quedar con una simple temporada". 

Imagen promocional de Instinto
Imagen promocional de Instinto (Foto: Movistar)

Su hermano Óscar, sin embargo, apuesta por ir más allá: "La serie va de relaciones entre personas, y eso da para mucho. La serie tiene un final que explica mucho y que explica quién es Marco Mur y por qué es así. Y da un final satisfactorio a la gente, que es lo que se busca. Pero hay historias que dan para mucho y hay muchas cosas que quedan y que la gente va a querer que sigan evolucionando un poco más". 

Vuelva o no, para ellos Instinto quedará como un ejercicio diferente dentro de nuestra cada vez más variada ficción. Y así lo reivindica Mario Casas: "Instintote puede gustar más o te puede gustar menos, pero no es lo típico. Un serie de género psicológico pero a la vez erótico donde hay un club que trata la sexualidad desde otro sitio yo no la tengo localizada ahora mismo”. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba