Entrevista VERTELE

Itziar Castro y Brays Efe, compañeros en Por H o por B: "Esta serie es un regalazo"

Itziar Castro y Brays Efe, compañeros en Por H  o por B: "Esta serie es un regalazo"
Itziar Castro y Brays Efe, compañeros en Por H o por B: "Esta serie es un regalazo"

Charlamos con la actriz y el actor sobre la nueva ficción de HBO España, de la que forman parte

¿Qué personajes interpretáis en esta serie?

Itziar Castro: Pues en mi caso soy Choni, la hermana de H. Choni como nombre, y también soy una choni de Parla, que sigue en ese mundo con sus amigas que se van a al Fabrik todos los findes y trabaja en una peluquería Marco Aldany. Toda la belleza es muy excéntrica, todo para fuera. Pero su sueño en la vida es ser bailarina de jotas. Se ve esa confrontación de ese mundo choni de Parla...

Brays Efe: Con ese mundo moderno que represento yo, con Malasaña. Con mi personaje Soli, que soy un fotógrafo hipster y acabaré siendo el compañero de piso del personaje de Saida, que es Belén, Saida y H que son las mejores amigas. Yo soy más de ese mundo un poco de apariencias, Y Malasaña es un mundo en el que de pronto la gente oculta muchas cosas en la serie. 

Además del postureo, la amistad va a ser otro de los ejes fundamentales en la serie ¿La amistad es eso a lo que nos tenemos que agarrar para salir de ese postureo?

I: Nos lo decís a los dos que estamos todo el día con el móvil.

B: (Risas) Perdona, yo no estoy tanto con el móvil, acabo de subir dos stories, pero hacía mucho tiempo que no lo hacía. 

I: Yo voy a defender el mundo postureo por un motivo. Creo que hay una opción que es postureo y otra es compartir. Yo siempre he vivido las redes desde el punto que me gusta compartir. Igual que me gusta cenar, igual que me gusta ir a un concierto... Lo que pasa es que estoy un rato, hago como publicidad de un momento, pero no porque me guste todo el rato. 

Creo que eso también es amistad en un momento dado, lo compartes con la gente que tú quieres. Yo este año me he ido de viaje sola a Cuba y era mi cumpleaños y gracias al móvil y compartir, viví mi cumpleaños rodeada de gente también, porque no todo el mundo podía venir conmigo de viaje. La amistad es algo pese a todo, y la amistad pese a ser diferentes es algo muy importante. 

B: Yo creo que la amistad es uno de los últimos sitios donde nos juntamos porque queremos con personas que no comparten las mismas cosas que nosotros. La serie habla un poco de eso, estas amigas que conocimos a través del corto 'Pipas', que se reencuentran muchos años después y tienen cosas en común y tienen cosas diferentes pero al final están ahí la una para la otra. Y eso creo todos lo tenemos, lo hemos experimentado y que es pues una de las mejores sensaciones de la vida: tener un amigo con el que puedes contar. 

¿Y cómo viven vuestros personajes ese choque cultural que viven Belén y H?

B: Es curioso como nos vemos tan diferentes y al final somos bastante más parecidos de lo que creemos. 

I: Es verdad que son muy diferentes, y todo el rato se encuentran. La diferencia atrae. 

B: Es ver algo que para mí es una situación extrema, y al revés. La serie también habla mucho de ese momento en el que dejas el lugar de donde eras, empiezas a pertenecer a otro y todavía no eres de esos dos sitios. Ya lo dijo la intelectual de Britney Spears, I'm not a girl but not yet a woman, entonces, I'm not from Parla, not yet from Malasaña

¿Qué os llamó para aceptar vuestro papel en la serie?

I: Manuela. Básicamente, es la culpable de todo, el cerebro, el brazo ejecutivo... todo. Desde el guión, hasta el vestuario. La serie es su bebé, lleva muchos años trabajando, y no deja nada a la improvisación y es un regalazo. Es muy intensa, pero el producto merece la pena. 

B: Yo ya había trabajado con Manuela en 'Cómo sobrevivir a una despedida', la primera vez que actué, y cuando me llamó pues el sí ya estaba dado. Luego el guión lo leí y vi que sería una serie muy divertida en la que en el centro estaban las chicas, con humor desde ese punto de vista con esa perspectiva, me parece muy interesante formar parte de eso. 

I: También, se trabajan muchos personajes diferentes. Vais a ver una amalgama de personas físicamente, emocionalmente, de estilos, de culturas, lugares, vestuarios... Yo creo que es una serie en la que hay de todo. Una variedad muy interesante. 

B: Y estás mal que lo digamos nosotros, pero Manuela tiene muy buen ojo para los actores. Va a haber actores que quizás no conocéis mucho pero son brutales. Y eso es algo que ella lleva haciendo mucho tiempo. Lo fácil hubiera sido que HBO le hubiera dicho de poner a actrices muy conocidas en primera plana pero no, las protagonistas absolutas son Marta Martín y Saida Benzal, las que hicieron con ella el corto 'Pipas'. Manuela apuesta mucho por la gente en la que cree, por los actores.

¿Creéis que en la ficción actual se está alejando de los cánones de belleza actuales buscando la originalidad, la variedad y lo diverso?

I: Sí, está claro.

B: Simplemente nos estás entrevistando a nosotros. Yo creo que cada vez más la gente lo pide. A todos nos gusta que en las comedias románticas tanto como ella como él sean guapísimos. 

I: Pues yo no, yo quiero comedias románticas de gente normal. 

B: Yo no, yo las dos cosas. Quiero momentos de ensoñación. Pero la gente cada vez más quiere ver la vida representada, y cada vez hay más personajes con vidas y cuerpos diferentes, y más en España que hay una tradición muy grande de actrices y voces muy diferentes que no te crees, con cánones que no podemos perder. 

I: Luego hay otra cosa, que la ficción en televisión está haciendo un trabajo brutal para eso, para abrir campo a nuevos actores y actrices. Por ejemplo, en las ultimas nominaciones de los Emmy había mucha gente nueva que no se conocía y luego, que son gente totalmente diferente. Me gusta mucho que la apuesta de la televisión sea cambiar eso. 

¿Qué aportáis de vosotros mismos a vuestros personajes?

I: Pues aparte de nuestro físico, que es algo obvio, yo creo que todos los personajes siempre tienen algo de ti y tú siempre acabas adoptando algo de los personajes por lo que sea. En este caso mi personaje a veces es muy naif, y he buscado en la Itziar naif, infantil y soñadora que hace unos años estaba ahí y ahora la he recuperado. 

B: Yo lo que digo siempre es que lo que debemos de intentar los actores es que tengan lo máximo de nosotros los personajes, eso significa que le damos verdad. En mi caso muchas de las formas del personaje son como las mías, pero creo que lo mejor que podía darle al personaje, una persona de las apariencias de Malasaña, ponerle una parte como más tierna, con más empatía y con corazón. Algo para que no te repugne nada más verle, para que veas a través de toda esa fachada que tiene. 

La serie va de polos opuestos, de lo choni con lo moderno ¿Cómo se trabaja todo eso para que luego no se convierta todo el clichés?

I: Manuela trabaja siempre desde la verdad, y ella quiere verdad total. Todo lo que hay alrededor es circo, algo muy de aparentar o visual, pero luego cómo quiere trabajar ella los personajes y el texto es desde la verdad. Si lo trabajas desde ahí luego no hay choque ya que todo es real. 

B: También hay algo innegable, y es que la comedia juega con esos clichés, y los vas a ver pero Manuela lo que añade es un punto de corazón a todos los personajes. A pesar de que pienses que vas a ver una serie de chonis de Parla y modernos de Malasaña, luego hay momentos muy emocionales y muy chulos que tienen ese punto que te aleja de lo que he comentado. 

Esto es una serie diferente, un tipo de comedia que no se ha solido hacer en España, pero se suele hacer más porque hay un boom de la ficción. Pero vosotros como espectadores ¿No creéis que corremos el riesgo de saturar al público? Demasiadas plataformas, demasiadas series, demasiada oferta, esa sensación que a veces se suele tener de, no me da tiempo a ver series ¿Explotará esta burbuja de las series?

I: ¿Tú cuando vas al Primark te agobias de ver tanta ropa? Pues hay gente a la que le encanta ver toda esa ropa y así poder escoger. Pues tú tienes la suerte de hoy en día de poder escoger. Hay miles de series, y si las quieres ver todas vas a tener que dedicar mucho tiempo a visionado, y menos a leer y menos a salir. 

B: Hay muchas series que se hacen que al espectador no les llegan, ya que no está dentro de su interés. Hay series hechas para determinado tipo de público. Lo que sí que es verdad y que estamos haciendo son series para públicos diferentes. Antes una serie generalista era para todo el mundo. La tenía que poder ver el padre, la madre, el hijo, la hija, el abuelo y la abuela. Y ahora está todo más fragmentado. Hay series que no le podrías a tus hijos, hay series en las que se pretende un público más masculino o femenino, al final lo que se está es segmentando el público. 

I: Luego hay series generalistas que en televisión no han funcionado y en plataformas han ganado Emmys. El hecho de que haya variedad pues te da la posibilidad de escoger y tú escoges en función a esto. Pero claro, si tienes muchas ganas de verlo todo, es lo que digo, va a costar pero es cuestión de organizarse. 

¿Y dentro de esta segmentación del público a quién creéis que se dirige 'Por H o por B'?

B: A la gente que le gusta lo bueno (Risas). 

I: A la gente que le gusta la comedia, y luego es un producto muy bizarro y muy español. Eso en el fondo, es como cuando ves estas series turcas que dices ¿Y yo qué tengo que ver con los turcos? Pero mira, te enganchan. Hay cosas en las que se coinciden: el amor es universal, la familia lo es, la amistad, y da igual el envoltorio. Yo he visto películas coreanas y no entendía nada el idioma pero me he identificado con ello. El ser humano tienen los mismos intereses. 

B: Lo que sí que demuestra la ficción últimamente es que cuanto más local, más universal. Hacer un thriller a la americana no significa que compitamos con los americanos. Sino, que si te vas a la Casa de Moneda y Timbre, pues al final, lo termines haciendo. O a Navarrete. La gente conecta más si lo haces en un sitio donde nadie sabe lo que es, esta serie también tiene esto. Habla de verdad, en Malasaña se ven las calles, el mundo real.

I: Está toda rodada en lugares reales. No tenemos plató, y eso también le dan un plus de credibilidad y yo creo que eso engancha. Es como cuando ves pelis de Nueva York, la gente va a querer ir a Nueva York. La gente va a querer venir a Parla, ya veréis, a turistas coreanos preguntando por Parla (Risas).

Y tú Itziar ¿Cómo has preparado tu papel?

I: Manuela te lo escribe todo tan bien que está muy claro. En ensayos ella te cuenta lo que ve, está todo escrito. Yo he sufrido una transformación, me ponen ultra tuneada, con extensiones, flequillo, uñas... a Manuela le encantan los cuerpos diferentes y que se vean. Ya demás en nuestra familia somos todos como una de esas muñecas rusas, las matriuskas, toda la familia la borda, es maravillosa, la borda y felices. No ha costado porque sus indicaciones siempre son correctas. Es básicamente fluir con lo que ya está escrito. 

La cara más visible del barrio de Malasaña es el postureo, pero también tiene una cara más oculta que es la gentrificación del barrio, los alquileres, la reducción de los pequeños comercios ¿Eso también lo vemos?

B: Sí, desde luego que lo vemos. En la trama hay un momento en el que dos personas buscan piso, y es la gran odisea de todos los que hemos buscado piso recientemente. Te encuentras con estas cosas de que vas a visitar ratoneras que son carísimas, todo ese mundo está representado desde la comedia que es la mejor forma para poder hablar de las cosas. Pero sí, no está ajena a la realidad la serie a pesar de jugar con los clichés. 

¿Qué escena os ha llamado más la atención rodarla?

I: Yo he rodado mucho de noche, y para mí el mundo de las amigas chonis en el parking del Fabrik es estratosférico. Yo nunca había ido a Fabrik, pero el vivirlo, lo que pasa ahí, es para hacer una serie solo a lo spin off. Maravilloso, además recuerdo mucho esas noches y todo el grupo de amigas a cada cual más estupenda. 

B: Yo de las escenas que más he disfrutado son las que suceden en mi casa. No te puedo decir por qué pero ya lo verás. 

I: Y no es porque esté Brays aquí, pero nuestro encuentro es muy divertido. 

Al ser una serie muy millenial y de HBO, se podrá comparar con Girls ¿Veis posible alguna comparación?

B: Yo creo que esto es comedia más pura,. Quizá Girls ha cambiado la forma de ver las comedias, comedias de treinta minutos protagonizadas por mujeres. Y sí que hay algo de esta estela, con estas protagonistas en el centro, de hablar amor y sexo, de la vida sin ningún tipo de tapujos. Pasan todo tipo de cosas diferentes, y aquí se va mucho más a la comedia pura. 

I: Yo creo que solo se parecen en que son comedias protagonizadas por mujeres. Luego la esencia de los personajes es muy diferente, es algo que no se va a poder comparar. 

¿Vosotros habéis vivido una experiencia similar? De no ver a muchos años a un amigo y reencontrarte con él y cómo lo habéis vivido.

I: Yo lo he dicho muchas veces, a mí los que me hacían bullying ahora son mis fans. 

B: Pues yo, lo de perder a un amigo de vista y luego tras mucho tiempo verlo, pues no: Lo que pasa es que en mi caso como que cuando me he reencontrado a veces con amigos, como que esa cosa ha desaparecido un poco y da un poquito de pena, no como pasa en esta serie. 

I: Me ha pasado alguna vez como que nos hemos distanciado pero luego nos hemos vuelto a juntar y ahora ya no nos separamos. 

¿Qué te dicen los fans que te hacían bullying? ¿Ahora se lo recuerdas?

I: No, yo les sonrío y les digo que muchas gracias. 

B: Yo siempre digo que la chica que más bullying me hacía en el instituto se llamaba Araceli y cada vez que me la encuentro por el pueblo le digo: "Araceli, una Coca-Cola por favor". (Risas).

I: Bueno, a Araceli le pediremos Coca-Cola entonces (Risas).

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba