Comparecencia en el Senado Jenaro Castro, propuesto por el PP para RTVE: "Tenemos una plantilla desproporcionada; no se sostiene"

Jenaro Castro
Jenaro Castro

Los diferentes candidatos al Consejo de Administración que serán sometidos a votación en el Senado pasan primero por la Comisión de nombramientos donde explican sus ideas para la corporación. Entre los comparecientes, dos polémicos nombres propuestos por el PP: el director de Informe Semanal y la número 2 de informativos, Carmen Sastre, que ha negado las acusaciones de manipulación. La Cámara Alta, controlada por los populares, debe seleccionar a cuatro miembros del Consejo con los votos de cuatro grupos o la elección se trasladará al Congreso.

La elección de los cuatro representantes que debe designar el Senado para la renovación del Consejo de Administración de RTVE ha comenzado con la comparecencia en la Comisión de Nombramientos de los ocho candidatos propuestos por los partidos. La Cámara Alta, controlada por el PP, debe seleccionar a cuatro miembros de los 10 que componen el Consejo. Se precisa, en segunda votación, una mayoría absoluta con los votos de cuatro grupos. Si no se logra, la elección se trasladará al Congreso, siempre que el Gobierno logre convalidar este mismo miércoles el real decreto ley que fija el mecanismo. Pedro Sánchez, de momento, no tiene la mayoría suficiente.

El primero de los candidatos en comparecer ha sido el actual director de Informe Semanal, Jenaro Castro. Propuesto por el PP, Castro ha defendido su amplia trayectoria en cargos de responsabilidad en el Área de Informativos de TVE y en la dirección de programas.

Castro, quien ha protagonizado algunas de las denuncias del Consejo de Informativos de la Corporación, ha defendido este martes durante una hora su candidatura. Castro ha reiterado que hay una “mayoría silenciosa” de trabajadores en RTVE que no protesta contra la línea editorial que ha mantenido el PP durante estos seis años en los que ha controlado el Consejo.

El actual director de Informe Semanal ha reconocido sus enfrentamientos con el Consejo de Informativos, órgano fiscalizador formado por profesionales de la casa y que el candidato ha considerado necesario. Eso sí, Castro ha lamentado que haya “compañeros que han ido a otras cadenas a criticar a su casa cuando hay mecanismos que permiten hacer ese control sin airear diferencias”.

“Yo conozco el percal de la información en TVE”, ha apuntado Castro, quien ha defendido que los informativos de la televisión pública son líderes de audiencia. “Por algo será”, ha señalado. “Digo yo que la gente no es tonta y los ve porque considera que son los mejores”, ha continuado.

Castro ha entrado en uno de los asuntos más espinosos de RTVE: el número de trabajadores. “Tenemos una plantilla desproporcionada. Empresarialmente, no se sostiene. Hay que revisarlo”, ha dicho. A preguntas del senador de Unidos Podemos Óscar Guardingo, el candidato ha apuntado que se siente “feliz de tener equipos tan excelentes” pero que “otras televisiones lo hacen con menos”. “Quizá tenemos que hacer autocrítica y mirar las posibilidades de optimizar la plantilla”, ha señalado.

Castro ha dicho no defender “un nuevo ERE” y ha recordado que “cuando en 2006 salieron más de 4.000, se hizo con intención de sanear, pero en la siguiente etapa se contrataron a más de 2.000. Hay que hacérselo mirar, pienso yo”.

También se ha referido a los “problemas de financiación” de la Corporación y ha lamentado que se prohibiera la publicidad “(“Publicidad que no tiene RTVE, publicidad que tiene el duopolio”).

El candidato del PP ha asegurado que RTVE es “necesaria para la convivencia y para la unidad del territorio español”, lo que ha provocado las quejas de los senadores catalanes presentes en la sesión de la comisión y que son claves para sacar adelante las votaciones si el PP no se suma. Castro ha respondido que cree que TVE, que tiene delegaciones en todo el territorio, puede tener un “papel vertebrador” entre los españoles.

Castro no ha sido el único que ha presentado su candidatura en una sesión que se ha prolongado durante cuatro horas en el Senado. También estaban llamados los otros siete candidatos. De los ocho, cuatro están propuestos por el PP y otros tantos por el PSOE, Unidos Podemos y el PNV.

Carmen Sastre niega las denuncias de manipulación

De la lista del PP se ha ausentado María del Carmen Martín. Quien sí ha comparecido ha sido Carmen Sastre, actual número dos del Área de Informativos de TVE.

Sastre ha rechazado las acusaciones de manipulación y censura que el Consejo de Informativos ha llevado hasta la Unión Europea tras múltiples denuncias en España. “Niego que las denuncias sean ciertas y que estén contrastadas. Lo niego. Nos ha denunciado ante la UE y hemos respondido con mil folios que no se ha leído nadie. Por ser del Consejo de Informativos o por vestir de negro no se tiene la razón”, ha asegurado.

La directiva se ha defendido a sí misma de una de esas denuncias. Durante la comparecencia en el juicio del ‘caso Gürtel’ como testigo del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Audiencia Nacional, Sastre hizo llegar a una de las periodistas que cubría la información el argumentario del PP, según el Consejo de Informativos. Una acusación que este martes ha vuelto a negar.

Sastre ha defendido que TVE no dé las mismas informaciones que otros medios ya que, según ha expuesto, la televisión pública “no da ni una sola información que no esté contrastada”. “Un digital no es una fuente de información para mí. Yo no doy la información sin tenerla contrastada. A veces informaciones no las damos, pero no influye el partido”, ha señalado.

RTVE se vio obligada a rectificar en directo hace unas semanas una información ofrecida en el Telediario que era falsa y que acusaba de corrupción a IU y Podemos.

Sastre también ha negado haber recibido “sobresueldos opacos”, tal y como publicó el pasado mes de mayo VERTELE cuando informó de las gratificaciones extraordinarias que la número dos de informativos recibió durante 2017. 

La directiva, con un salario bruto de más de 96.000 euros anuales, recibió en 2017, al margen del sueldo profesional y los complementos salariales por su cargo, una gratificación trimestral de 4.500 euros (en total de 13.500) cuyo pago se justificó por distintos motivos: "responsabilidad", "carga de trabajo" y por los "magníficos resultados de audiencia obtenidos por los Telediarios". RTVE no hace públicas estas compensaciones arbitrarias a pesar de que existe un dictamen del Consejo de Transparencia.

Entre los candidatos avalados por el PSOE, Unidos Podemos y el PNV han comparecido la actual directora de Recursos Humanos de RTVE, Ana Cerrada; los periodistas Fernando López Agudín y Juan Tortosa; y el catedrático Josep Lluís Micó.

Cerrada ha exigido que la transparencia llegue a todos los cargos de RTVE. Sobre todo en lo que tiene que ver con los sueldos de los directivos. “¿Por qué no sabemos las retribuciones de los directivos, jefes y personas fuera del sistema?”, ha apuntado en referencia a sueldos y sobresueldos opacos pagados en los últimos años.

La directora de RRHH ha pedido “volver a recuperar la credibilidad” de RTVE: “Cuando el espectador nos elija que sepa que van a escuchar la verdad”. Por último, ha reclamado un nuevo sistema de financiación. “Nos puede pasar como en Telemadrid”, ha dicho. “Necesitamos recursos estables. Si el Estado no tiene dinero para financiar, vale. Pero somos un servicio público”, ha zanjado.

López Agudín, por su parte, ha denunciado que “el franquismo no ha desaparecido” de RTVE. En su opinión, “el problema es la E” de España ya que le da una “orientación de la información radial, no en red”. Y quien “orienta”, ha dicho, es “el Gobierno de turno”.

“El problema del periodismo es la precariedad” ha señalado. “El problema de RTVE son ustedes, los políticos, que no se resisten a intervenir”, ha zanjado para pedir un “Consejo plural” ya que, “si no lo consiguen RTVE irá a su disolución”.

Tortosa, quien ha trabajado en RTVE, ha defendido la gestión que hizo el Consejo que se eligió durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “Los informativos trabajaron con una libertad que se notaba en pantalla, recibían premios y los espectadores lo premiaban. Esa televisión desapareció el mismo día en que fueron relevados”, Alberto Oliart, Luis Fernández y Carmen Caffarel, ha señalado.

“La televisión de Fran Llorente respetaba y daba tiempos al PP sin ningunear ni despreciar como se ha hecho con otros partidos como ha hecho el PP”, ha reiterado. Tortosa ha señalado que “para hacer lo de siempre no hubiera aceptado” y ha puesto como ejemplo la última edición de Operación Triunfo. “Es una muestra de que es posible”, ha señalado. “El criterio con el que se ha gestionado OT se puede hacer con cualquier cosa con la que nos propongamos. Y ese modelo es rentable”, ha zanjado.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba