Entrevista Vertele La línea roja de Cintora: "No quiero hacer algo que pueda ir contra mi perfil"

Jesús Cintora
Jesús Cintora

Hablamos con el presentador para conocer más profundamente el programa, los temas que abordará y si teme a la competencia, entre otras cuestiones

Mediaset ha vuelto a confiar un nuevo programa a Jesús Cintora tras Cintora a pie de calle, finalizado hace más de un año. Producido por Cuarzo (El programa de AR), La línea roja planteará situaciones diarias desde el punto de vista de dos ciudadanos con ideas antagónicas.

¿La línea roja es un programa que busca la polémica?

La línea roja es un programa que trata temas polémicos que generan opiniones contrarias para debatir. Dicho de otra forma, los protagonistas son gente que tiene ideas muy diversas sobre asuntos polémicos como la okupación o la tauromaquia, y que van a territorios contrarios. Es decir, un antitaurino va a una corrida de toros y se encuentra con un torero y le dice lo que piensa a la cara.

¿Ofrece un debate más sosegado con temas muy polémicos?

No es un debate, es un programa en el que aunque la gente piensa diferente, los protagonistas van a los lugares donde ocurren las cosas. Es como la esencia del periodismo, el ir a donde ocurren las realidades que debemos tratar. Y ahí no solo se intercambian opiniones distintas sino que se ve lo que ocurre; hay acción también, ya que se ven unas reacciones. 

Ya hemos visto los toros y el Worldpride. ¿Qué temas va a tratar y qué personas van a debatir?

Por ahora lo que hemos grabado es el mundo de la tauromaquia, la homofobia y los okupas. La tauromaquia porque cada vez hay más gente sensible con el sufrimiento animal, cada vez hay más asociaciones de movimientos animalistas... Con la homofobia también hay asociaciones declaradas de interés público que están haciendo campaña en contra de personas que nacen con una condición sexual diferente. El tema de los okupas también es muy polémico porque entra en contraste con la parte del derecho a una vivienda digna con el derecho a la propiedad.

¿En Cataluña se está traspasando esa línea roja? A Hilario Pino se le arrebató el micrófono...

La gente me escribe en redes sociales por privado para tratar determinados temas como el de Cataluña. Es evidente que sería muy interesante ver a alguien que está en contra de la independencia entrar en la CUP y en el mundo de quienes están preparando el independentismo, y al revés. ¿Qué tiene de atractivo el programa? Que es una línea, no un muro, y la línea se puede pasar; se trata de llevar a la gente a lugares que piensan de un modo diferente.

Muchos fans esperaba su regreso en laSexta, pensando que "pega" más. ¿Está a gusto en Mediaset?

Nunca he tenido una oferta de laSexta, y por otra parte puedo decir que con la trayectoria profesional que tengo -he trabajado en El Mundo, en Radio Marca, en Prisa...-, he trabajado para medios muy diversos con los que por suerte he podido hacer cosas muy distintas. Y ahora mismo este programa para mí, sinceramente, estoy agradecido a Cuarzo y aprendo un montón cada día.

Fue destituido en 2015 de Las mañanas de Cuatro. ¿Es peligroso criticar en televisión?

Creo que la gente ya tiene muy claro lo que pasó, tampoco vamos a estar siempre con lo mismo. Hay que mirar al futuro. Otra cosa será que me parezca bien pero acabo de cumplir 40 años y este año he sacado un libro, hacemos este programa... y el tiempo que he podido trabajar en el año intentas hacer las cosas lo mejor posible. Y ¿que todo no sale siempre como uno quisiera? pues no, pero la vida es así.

Yo siempre digo que esto es un maratón y el maratón tiene de todo: hay etapas que son más duras y la carrera es muy larga y esto se trata de correr y mantener el tipo; de estar en forma y mantenerse en carrera.

Destacó en Twitter la ofensa de Intereconomía a Cataluña. Si estuviese en su mano, ¿cómo actuaría ante esas palabras en televisión?

De entrada yo estoy muy agradecido a la gente que me sigue en las redes sociales porque para mí es como otra forma de estar y percibo el cariño de la gente. Además, es una forma de compartir noticias. A mí la noticia de la ofensa me pareció una barbaridad y lo compartí.

Pero para que veas hasta qué punto se pueden llegar a tergiversar lo que dices, incluso recibí amenazas de muerte porque hubo algún medio que publicó que había compartido un tuit donde criticaba a los de Intereconomía. Hubo gente que confundió lo que hice en Twitter y escribieron un artículo donde llegaron a decirme que fui yo el que dijo que había que bombardear Barcelona.

Pero bueno, no pasa nada. Está muy mal pero tampoco es que me ocurra de manera consecuente. El riesgo se pasa cubriendo guerras.

¿Qué otros temas además del de Cataluña le gustaría cubrir en La línea roja?

Siempre tengo temas en la cabeza. A mí me gusta decir siempre los temas informativos que hemos hecho en agosto. Siempre tenemos una respuesta para aquello que decimos que hay que cubrir, lo que pasa es que no los puedo decir. Ojalá haya la oportunidad de hacer más temas.

Por último, la temporada de estrenos ha llegado muy fuerte, ¿tiene "miedo" de la competencia?

En la forma que tengo de afrontar la profesión pongo por encima que el trabajo que se haga sea un trabajo bien hecho. Para mí es fundamental que lo que yo haya hecho sea algo que habría realizado como periodista, ya que luego puedes tener unos resultados u otros. Lo que no quiero es hacer algo que pueda ir en contra de mi perfil.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba