Vertele, en el Conecta FICTION Boomerang TV: "Tenemos todas las esperanzas en la renovación de La otra mirada"

Boomerang TV: "Tenemos todas las esperanzas en la renovación de La otra mirada"
Boomerang TV: "Tenemos todas las esperanzas en la renovación de La otra mirada"

Charlamos con Josep Císter, director de ficción de la productora, que nos habla de su melodrama feminista para La 1, así como de sus nuevos proyectos dentro y fuera de nuestras fronteras: "Con las coproducciones necesitas tiempo y ser paciente, lo que antes solo controlabas tú o la cadena ahora lo llevan más agentes dentro del puzle"

Boomerang TV ha empezado a apostar fuerte por el mercado de las coproducciones. El año pasado presentasteis en Conecta FICTION 'El extranjero' y, si no hemos leído mal, también se cuece algo con Chile. ¿En qué estado están ambos?

Sí, tenemos otro proyecto en Chile. Es verdad que con el extranjero los proyectos de producción siempre tardábamos dos o tres años en montarlos. A partir de ahí entran en una etapa de desarrollo y no es sencillo, cuesta bastante. Sí es cierto que en el Conecta del año pasado se encontró junto a TVE un proyecto que nos pareció atractivo. Nos impulsó a subirnos y estamos en estos momentos a punto de dar el paso y que sea una realidad.

Entonces, ¿aquel proyecto no está definitivamente en marcha?

La cuestión es que ya estamos con el guion muy avanzado, llevamos un año, pero aún no se ha hecho público porque no está aprobado por TVE.

Josep Cister Rubio, director de ficción de Boomerang TV
Josep Cister Rubio, director de ficción de Boomerang TV

También contáis con otra serie en preparación, destinada al público juvenil. ¿Es una ficción pensada para su explotación solo en el mercado nacional o, siguiendo la línea de 'El extranjero', tiene vocación internacional?

Sí, tenemos en preparación preparación esta serie juvenil, que se llama Transformada y con la que llevamos mucho tiempo trabajando. Hay un interés en varios países, donde ya hemos llegado a ciertos acuerdos para hacerla. Estamos aun terminando de armar la financiación de ese proyecto. Es de tira juvenil y se busca que llegue tanto a Europa como a Latinoamérica. Allí este tipo de series tienen mucho éxito, pero son capaces de funcionar también aquí. Sería una apuesta importante para la compañía.

Después de dos experiencias conectando con inversores y creativos de todo el globo en la feria de Santiago, ¿cuáles son los principales beneficios y desafíos que entraña armar una estructura de producción internacional?

Estamos empezando, y por el camino iremos descubriendo muchas cosas. Yo creo que tiene muchas ventajas, porque es una forma de contar historias diferentes. En primer lugar, porque se cuenta con más presupuesto y eso influye una mayor calidad para el formato, otras veces porque buscas que el contenido sea diferente desde una parte y la otra. Eso hace que se abra a otros modelos de producción y a otras personas que lo único que hace es enriquecerte. En el Extranjero con la parte argentina aprendimos mucho. Los inconvenientes es que necesitas tiempo y tienes que ser paciente, y lo que antes solo controlabas tú o una cadena ahora lo llevan más actores dentro del puzle. Esto forma parte de nuestro trabajo, encontrar sinergias que cada vez hagan menos difíciles estas cosas.

Cambiamos la perspectiva internacional por La otra miradaque habéis desplegado con La 1.No cabe duda de que el calado entre el público objetivo ha sido total, ni del beneplácito generalizado de la prensa especializada, que ha reivindicado la importancia de una ficción como esta. No obstante, los datos están siendo demasiado discretos como para pensar en una renovación. Fernando López Puig se mostraba muy satisfecho con la serie a falta de tomar una decisión sobre su futuro. Desde Boomerang, ¿sois optimistas con una posible renovación?

La otra mirada ha sido un proyecto fundamental para la compañía. Hay pocas veces que lo que cuentas y cómo lo cuentas realmente importa y en este caso estamos contando algo que pueda tener cierto calado social. La otra mirada vino para entretener... y un poco más. Estamos encantados con el trabajo que hemos hecho y con la ayuda inestimable de TVE. En ese sentido, la valoración que hacemos no puede ser más que positiva. Además, la crítica ha sido unánime, casi como en ningún proyecto de Boomerang y otras productoras, lo que nos hace pensar que lo hemos hecho bien.

En cuanto a la audiencia, no estamos contentos. No es nuestro objetivo estar en datos en torno al 10% o 9% de audiencia. Nuestro criterio para trabajar es buscar el máximo público. A nuestro favor diré que nosotros hacemos con el dinero que nos dan el mejor producto posible y la estrategia publicitaria no la llevamos nosotros, sino TVE. Habría que hacer balance y analizar si ha tenido un buen lanzamiento o no. Pero estamos agradecidos a la crítica y muy satisfechos con el proyecto porque nos ha dado mucho prestigio: mucha gente que nos pregunta por el formato, cosa que no nos ha pasado con ninguna otra serie.

En cuanto a la esperanza de renovación, yo tengo todas las esperanzas. Creo que la TVE no solo debe mirar los índices de audiencia sino que tiene que tratar de que sus productos tengan una vocación real de servicio público. La otra mirada cumple estos requisitos y debería contar con otra temporada. A nosotros nos han llegado mensajes de profesores y profesoras que han puesto esta serie en los colegios, y creo que algo así justificaría una renovación.

La Otra Mirada
La Otra Mirada

¿Puede ser esta serie un ejemplo del cambio de paradigma de la ficción seriada? Cada vez hablamos más de series que sobreviven al consumo lineal, o que tienen directamente plataformas bajo demanda y otras ventanas de exhibición como mercado principal. ¿Se nota en la producción?

Creo que la televisión generalista tiene un punto en que los formatos de entretenimiento tienen algo de inmediato: qué pasa hoy, quién gana hoy... y sin embargo las ficciones tienen algo de crítica de una forma masiva. Estamos haciendo el mejor producto que nunca, pero hay algunas razones para que esto se esté produciendo. Las series de ficción están arrancando a las once menos diez de la noche, y creo que eso es un hándicap. Además, hay un espectador joven que ya no consume la televisión como la consumía hace diez o quince años, y que está rechazando tener que ver la televisión a esas horas porque tiene en diferentes pantallas  una plataforma con muchas series para ver cuando quiera y donde quiera.

También está el factor de la publicidad. El nivel de las campañas de publicidad que están teniendo Netflix o HBO es altísimo: encuentras anuncios de Netflix o HBO en las pausas publicitarias de las series que hay en parrilla. Si se quiere captar la atención del espectador vamos a tener que encontrar formas de publicitar las series. Las estrategias de publicidad tienen que volver a ser piezas clave de la ficción en España, como hace años.

Pasemos a hablar de 'Presunto culpable', la nueva serie de la productora para Antena 3. De algún modo se piensa en ella como una sucesora de 'Mar de plástico' por sus principales coordenadas:Ñ un thriller muy marcado por la geografía, en este caso, en el norte. A falta de que se estrene, ¿qué os ha aportado este proyecto?

Boomerang trabaja todos los géneros, pero es verdad que hay un sello de thriller muy arraigado en la compañía desde Motivos personales, y luego con series como Círculo rojo o Los misterios de Laura o como ahora Presunto culpable. No considero esta última una sucesora de Mar de plástico porque en la productora tenemos muchos thrillers, pero sí es cierto que lo que nos ha gustado de ella es que es un thriller diferente.

Así como Mar de plástico era un thriller policíaco, Presunto culpable es un thriller psicológico. Desde la psicología de los personajes llegas a lo que está ocurriendo en la ficción. Eso era lo que más nos interesaba, y luego había que buscar un entorno que fuera realmente potente y poderoso visualmente y que ayudase. Así como el calor ayudó a Mar de plástico, necesitábamos algo que colocase a los personajes en un punto extremo, un lugar límite: las olas y los acantilados son enormes. Todo favorece a que funcione.

Pero insisto en que es circunstancial, no tiene nada que ver con Mar de plástico. Primero buscamos la historia y luego buscamos dónde poner al límite a estos personajes.

¿Hay algo avanzado en cuanto a ventas internacionales?

Hay cosas habladas, pero no puedo decirlas. Supongo que seguirá habiendo muchas más cuando esté emitiéndose la serie. Pero es verdad que está hechas con mucho interés para el mercado internacional.

¿Influye para ese atractivo internacional esa descentralización de las tramas? Cada vez es más habitual ir a las periferias...

Sí, hay que deslocalizar un poco. Todas las historias sucedían en Madrid. Ahora buscamos valores diferenciales no solo a nivel de guión sino analizando también de dónde suceden las historias. Ahora cogemos un AVE y estamos en hora y media en Valencia, o cogemos un avión y estamos en tres horas en Londres, y a unos precios asequibles. La globalización había llegado a nuestra vida y ahora a la ficción en forma de esta deslocalización.

Quería preguntarte por la compra de La voz en Antena 3, ¿consideras que la llegada del formato a esta cadena tenía sentido para fortalecer ese vínculo que os unía con programas de entretenimiento?

No me ha llegado la información de la razón de la compra, pero dudo mucho que la productora haya tenido algo que ver en que el formato se mueva de una cadena a otra, porque el formato no es de Boomerang, y son ellos los que deciden dónde se vende el formato.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba