El órgano pide medidas correctoras Juan y Medio no será sancionado por su broma de acoso machista en Canal Sur

Eva Ruiz junto a Juan y Medio en "La tarde aquí y ahora"
Eva Ruiz junto a Juan y Medio en "La tarde aquí y ahora"

El Consejo Audiovisual de Andalucía tacha la escena de "antijurídica" y reprocha el comportamiento del presentador. Sin embargo, aseguran que la actuación en sí no constituye una infracción de la Ley General del Audiovisual

El pleno del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) ha resuelto que Juan y Medio incurrió en una conducta antijurídica, inadecuada y reprochable durante la escena de acoso machista de La tarde aquí y ahora (Canal Sur), en la que cortó la falda de su compañera. 

No obstante, pese a la "utilización de lenguaje sexista y cosificación de la mujer", desde el órgano regulador aseguran la actuación en sí mismo no constituye una infracción que pueda considerarse sancionable dentro de la Ley General de Comunicación Audiovisual, recoge Europa Press.

El organismo se limita a pedir medidas correctoras a la radiotelevisión andaluza sobre este tipo de comportamientos.

"Una conducta antijurídica" que fomenta estereotipos

La decisión aprobada por el pleno del CAA el 29 de noviembre considera que la pretendida broma y los comentarios posteriores emitidos en el programa constituyen una "conducta antijurídica, al emplear recursos ilícitos en el ámbito audiovisual como la utilización de un lenguaje sexista, la cosificación de la mujer, su presentación bajo una óptica sexualizada y la focalización sobre las partes íntimas, que no están permitidos porque claramente fomentan una imagen no igualitaria y estereotipada de las mujeres".

El consejo considera que el tono humorístico de las escenas "no justifica su exceso", cuando además fueron "reiteradas de forma consciente" durante dos programas en dos días consecutivos y emitidas en horario de protección reforzada de menores.

"Inadecuado y reprochable", pero no sancionable

La resolución concluye que "a pesar de no ser una conducta sancionable de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Comunicación Audiovisual, contenidos como los señalados del programa La tarde aquí y ahorason antijurídicos, altamente inadecuados y reprochables".

Los supuestos tipificados como infracción en la Ley General de Comunicación Audiovisual son aquellos contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de sexo. Los servicios jurídicos del CAA entienden que en el caso en cuestión no se produce tampoco una incitación a la discriminación, que requiere una inducción activa a la misma.

El informe jurídico que ha servido de base a la resolución argumenta que pese a la obligación y funciones de fomento y protección atribuidas a los poderes públicos, no se ha configurado hasta la fecha un régimen sancionador en las leyes de igualdad y contra la violencia de género, circunstancia que ya ha puesto de manifiesto el CAA en otras ocasiones. Además, la jurisprudencia en la materia hasta el momento es escasa y se centra básicamente en el ámbito de la publicidad sexista.

Piden medidas para que no vulnerar los derechos de las mujeres

El consejo ha conminado a Canal Sur TV a que adopte "las medidas correctoras necesarias para que en el programa La tarde aquí y ahora no se difundan contenidos que promuevan la discriminación y vulneren los derechos de la mujer, se respeten las exigencias que comporta la emisión en horario de protección reforzada y se cumpla con la función de servicio público con respeto escrupuloso a la normativa vigente y a su carta de servicio público y contrato-programa".

Entre los argumentos jurídicos que sostienen la decisión del Consejo se invoca la jurisprudencia del Tribunal Superior y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que establecen que la libertad de expresión en los contenidos emitidos en clave de humor debe respetar los límites establecidos para proteger los derechos fundamentales, como el de la igualdad y no discriminación por razón de sexo.

El hecho de que la pretendida broma fuera pactada entre el presentador, Juan Y Medio, y la presentadora, Eva Ruiz, y que contara con el consentimiento de ésta, como ella misma ha reconocido, "no conlleva que sea pertinente". "Convertir en objeto de broma un comportamiento social contrario a la igualdad de género puede derivar en la banalización o frivolización de dicho comportamiento, restándole importancia en especial desde el punto de vista de los espectadores más jóvenes", añade el CAA.

"Además de la banalización de la idea del consentimiento, se bromea con la difusión de imágenes de carácter íntimo, comportamiento que actualmente, con el auge de las grabaciones caseras y el uso de redes sociales, constituye un grave problema entre los más jóvenes", añade.

El informe jurídico del CAA recuerda que los medios de comunicación tienen el deber y la responsabilidad de transmitir una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de hombres y mujeres, conforme al ordenamiento jurídico vigente. Su capacidad de penetración e influencia social les convierte en agentes de cambio para que la igualdad sea una realidad en todos los ámbitos.

Juan y Medio: "Ladran luego cabalgamos"

Los hechos se remontan al 8 de septiembre, cuando el presentador cortó el vestido de su compañera Eva Ruiz con unas tijeras: "Te corto por haber estado bailando", anunció él, alzando unas tijeras en la mano, mientras su compañera huía por el plató: "¡Te has vuelto loco!". Entre vítores del público, él no cejó en su empeño y siguió rasgando la ropa de la mujer, incluso agarrándola del brazo. "¡Que se me ve todo!", insistía ella, tratando de taparse.

Dos trabajadores del magacín vespertino tuvieron que entrar en plano para socorrer a Ruiz e impedir que la inenarrable escena de acoso televisado fuera a mayores. Todo esto, recordemos, en directo en la televisión pública andaluza, de la que el comunicador es uno de sus nombres de mayor éxito desde hace largos años.

Teresa Rodríguez de Podemosfue la primera en denunciar públicamente lo sucedido en el plató del espacio de sobremesa, producido por Indaloymedia. El pleno del CAA abrió expediente el pasado 13 de septiembre, acumulando en uno sólo las quejas presentadas ante la Oficina de Defensa de la Audiencia (ODA) que tildó la escena como "denigratoria" contra la mujer.

Las quejas se trasladaron a la dirección de la RTVA, que alegó que no compartía las escenas objeto de las quejas, que consideraba un lamentable y desafortunado error, por el que pidió disculpas en un comunicado difundido por las redes sociales el 8 de septiembre

El día 11, Juan y Medio se refirió en el programa a la polémica. "Ladran, luego cabalgamos", dijo al comenzar la emisión, en una referencia indirecta a los críticos con su trabajo.

Luego abundó en explicaciones: "Nada de lo que hacemos aquí tiene intención de molestar. Si alguna vez esto se produce es por ignorancia o porque no apreciamos bien ciertos parámetros, pero jamás hacemos de menos a nadie", ha declarado. "Hay que tomarse las cosas con un poquito más de calma. Venimos a que la gente se entretenga", declaró.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba