Así fue el capítulo de este jueves La casa de papel dio un giro ¿definitivo? por despiste del Profesor

La casa de papel dio un giro ¿definitivo? por despiste del Profesor
La casa de papel dio un giro ¿definitivo? por despiste del Profesor

La serie de Antena 3 deja contra las cuerdas al cerebro del atraco tras ejecutar un plan casi perfecto. Solo restan tres episodios para el desenlace

Aviso: La siguiente noticia contiene detalles reveladores del capítulo 12 de La casa de papel.

A falta de solo tres capítulos para el final, La casa de papel vivió este jueves el momento más esperado por sus seguidores y el que presumiblemente lo cambiará todo en la resolución del atraco. 

Con ayuda de laSexta Noticias y los cameos de Cristina Saavedra y Cristina Pardo, la policía filtra la falsa noticia de que el subinspector Ángel ha despertado del coma. El objetivo: detener al cerebro del atraco, que acudiría al hospital a deshacerse de la única persona que le ha descubierto. 

Tras meditarlo con su mano derecha Berlín, El Profesor se persona en el centro médico con un plan a priori perfecto. Convoca un casting de payasos y consigue despistar a la policía mientras él comprueba que se trataba de una trampa para capturarle. 

Sin embargo, un despiste le descubre como el cerebro del atraco a los ojos de Raquel. Y es que El Profesor olvida un pelo de su peluca naranja en la chaqueta, y la inspectora no da crédito a lo que ve. ¿Será capaz de creer que es Salva el que se encuentra detrás del plan? 

Denver salva su vida in extremis y consiguen detener la fuga de rehenes

Mientras, en el interior de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, un grupo de rehenes planea fugarse. Liderados por Arturo, consiguen intercambiar el arma de Denver por una de fogueo y poner a los atracadores entre la espada y la pared. Sin embargo, Mónica entra en acción y deja KO a Arturo de un golpe en la cabeza. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba