ENTREVISTA VERTELE Luján Argüelles responde a las polémicas de los nuevos tróspidos antes de empezar

Luján Argüelles
Luján Argüelles

Hablamos con la presentadora de cara al estreno de la quinta temporada de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? y nos cuenta si tiene algún participante favorito, cómo afronta la competencia en el regreso del dating y cómo vivió la noticia de la vuelta del mítico concurso Password

Nueva temporada de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? Después de cinco entregas, ¿con qué más nos va a sorprender el dating de Cuatro?

Pues nada más y nada menos que con cinco hijos y cinco madres que son maravilla, que nos van a regalar una verdad, un buen rollo, un ambiente que yo creo que es impagable porque consiguen convertir una noche de miércoles en un momento especial. Estoy segura de eso. 

Y además, cinco personalidades diferentes generan situaciones muy distintas, con lo cual el programa plantea todas las novedades que plantean los protagonistas, y que yo no puedo contar.

El casting de este año promete: David, Fernando, Jaime, Jesús y Pepe. ¿Ya tiene favorito?

Al final es una filosofía de vida que he adoptado hace unos años: todo aquello que te rodea y que lo va a hacer durante un período determinado de tiempo, con lo que tienes que trabajar o convivir, has de buscar lo mejor que tienen y ensalzarlo y ponerlo en valor. 

Entonces yo a cada uno de ellos les busco aquello que a mí me llena y me hace disfrutar; pues uno es muy divertido, otro tiene una visión de la vida fantástica, empatizo con otro porque le gusta la moda, etc. En todos busco cosas que a mí me hacen estar feliz a su lado, por lo que no puedo tener favorito. 

¿Quien quiere casarse con mi hijo?
¿Quien quiere casarse con mi hijo?

En ediciones anteriores, algunos tróspidos como sus madres han cobrado una gran popularidad que ha trascendido una vez finalizado el programa, como Toya, Mari Carmen y Christopher, el hermano de Rafa. ¿Ve a alguno de los nuevos participantes con un potencial similar?

Al final esto es fruto de personalidades absolutamente impactantes y arrolladoras. Yo creo que tanto Christopher como Toya, etc. tienen unas personalidades tan fuertes, en el mejor sentido de la palabra, que cautivan tanto al público que es normal que transcienda y que vaya más allá de lo que es la emisión de nuestro programa. 

En este caso estamos en las mismas: creo que hay perfiles aquí que el público se va a enamorar perdidamente, y como ellos son ellos y en los otros programas siguen siendo ellos, pues probablemente alguno nos dé grandes momentos fuera de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?

El 'tróspido' Pepe Camacho también fue anteriormente conocido como 'La kilómetro y medio', un travesti que participó en un programa de IB3 enseñando el barrio ibicenco de Sa Penya. ¿Qué más queda por descubrir del resto de solteros?

No creo que a día de hoy nos sorprenda que alguien haya sido o no travesti. Por otra parte, creo que todos ellos tienen cosas que nos van a sorprender, que van a llamar la atención y que no nos van a dejar indiferentes. A unos les parecerá el hecho de que Pepe sea travesti y otros el hecho de que a Fernando le guste ir a misa, por poner un ejemplo. Entonces, ahí lo dejo. 

Pepe y su madre Joaquina en la promo de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?
Pepe y su madre Joaquina en la promo de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?

A su vez uno de los pretendientes de Pepe, en concreto Rubén Domínguez, ha estado recientemente en el foco de la polémica por unas frívolas imágenes, ya eliminadas, que compartió en redes sociales y en las que aparecía 'posando' en Auschwitz. ¿Cuál es su opinión respecto a este tema?

No he tenido la oportunidad de ver las imágenes, y que se monte una polémica en torno a un concursante de un programa que todavía no se ha emitido... me deja loca (risas). ¿Quién es este señor para que se monte una polémica? ¿es del nivel del referéndum de Cataluña o es menor?

Como no he visto las imágenes no puedo decir si la decisión fue desacertada, que claro que lo estará. No obstante, la única declaración que puedo hacer al respecto es que si él las eliminó es porque entendió que había cometido un error, entonces me parece vergonzoso que los medios de comunicación no respeten el hecho del arrepentimiento de este señor, que al final dio la razón a todos aquellos que reprobaban su conducta. Entonces aquí lo que podríamos poner en tela de juicio es la actitud y el comportamiento de esos medios que siguen insistiendo en que se fusile, se critique y se ponga sobre la mesa la conducta reprobable de un señor que ya se arrepintió.

¿Quién quiere casarse con mi hijo? llega contra Mi casa es la tuya en Telecinco, Tiempos de guerra en Antena 3 y cine en laSexta. ¿Cómo ve la competencia?

La competencia siempre es lo que es, competencia. Entiendo que hay mucha gente que se sentirá muy seducida por la programación de otros canales, pero yo sé que ¿Quién quiere casarse con mi hijo? tiene fieles seguidores que disfrutan mucho con esto, que tienen muchas ganas de sentarse en el sofá y olvidarse de todos los problemas del día a día, y que espero que una vez más quieran regalarnos su tiempo y sintonizar con nosotros.

Password vuelve a Cuatro, siete años después de su última emisión. ¿Cómo ha vivido la noticia?

Lo que hemos hecho hasta ahora es grabar un capítulo piloto con el que nos hemos quedado encantadísimos y felices del resultado. Es el programa que en los diez años que llevo en televisión más he disfrutado haciendo y más me ha gustado y más me satisface. Más si cabe que ¿Quién quiere casarse con mi hijo? porque este es brutal, pero Password es un plató donde hay un constante compadreo e interacción con los concursantes. Ese es el que más, y ¿Quién quiere casarse con mi hijo? el segundo.

Yo sería feliz asumiendo ese reto y volviendo a poner en la parrilla de Mediaset un formato como Password. Entiendo que eso es una decisión y una información que dará Mediaset cuando llegue el caso.

Para terminar, ¿qué balance hace de Tú, yo y mi Avatar? ¿Cree que hay algo que podría haberse hecho de otra manera?

Para mí fue una experiencia maravillosa porque fue un programa muy cuidado a nivel técnico, con una imagen maravillosa. Estuvimos diez semanas trabajando, donde me lo pasé muy bien y me encantaba ir cada día a grabar. La experiencia fue positivísima.

Respecto a los cambios que uno tiene que introducir para que algo funcione o si introducimos cambios algo puede funcionar, creo que el momento, la oportunidad, la contraprogramación, la moda... es tan determinante a veces en el éxito o fracaso de un formato que sería aventurarme demasiado y además entrar en territorios que no son los míos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba