(¡CUIDADO SPOILERS!)

Maca volvió a la cárcel de "Vis a vis" en un capítulo con 3 muertes y el inicio de la "guerra" final

Maca volvió a la cárcel de "Vis a vis" en un capítulo con 3 muertes y el inicio de la "guerra" final
Maca volvió a la cárcel de "Vis a vis" en un capítulo con 3 muertes y el inicio de la "guerra" final

La entrega devolvió a Maggie Civantos a la serie con su reingreso a la cárcel y la fiesta de bienvenida que le habían preparado las presas. Además, despidieron a tres personajes principales y dejaron la trama encaminada hacia un desenlace que apunta al drama

El penúltimo capítulo de la 4ª temporada de Vis a vis ha sido un reguero de muertes inesperadas, promesas de grandes despedidas y el regreso de la hija pródiga: Macarena Ferreiro. 

(¡Cuidado SPOILERS!)

La entrega ha visto morir a Altagracia, a Fátima y hasta a Hierro, este último en manos de Zulema, aunque esta le susurró "a ti no te tocaba morir, imbécil". 

Macarena regresa para quedarse

Tras 8 meses en coma, Macarena despierta justo cuando uno de los enfermeros está mandando fotos de su clítoris a los amigos. Ésta, al darse cuenta, aprovecha los cables de las máquinas que la alimentaban para ahogarlo: "No se hacen fotos a mujeres desnudas sin su consentimiento, te metes el móvil por el culo, gilipollas", le dice para darle una lección. 

Castillo va a buscarla para llevarla a Cruz del Norte, pero antes le informa de que se jubila, y el día siguiente será el último que trabajará en la cárcel. Ella le pide irse con él y él acepta mediante un plan que ambos organizan. 

La bienvenida de las presas a Maca
La bienvenida de las presas a Maca

En su reingreso, Sandoval la espera para explicarle que le había visitado todas las semanas en el hospital, para olerla, besarla: "No te faltó cariño ni un solo día", le susurra mientras ella se estremece de odio. 

Tras ello, Maca entra a la cárcel donde el resto de compañeras le habían preparado una bienvenida con papel picado y abrazos de todas, excepto Rizos - que estaba en aislamiento- y Zulema que está en el patio llorando la pérdida de su hija.

Maca se acerca a esta última para agradecerle lo que hizo: "Me han dicho que me sacaste de la lavadora, te lo agradezco". A lo que Zulema responde: "Lo hice para matarte yo". Aunque le confiesa que su objetivo ahora es acabar con Sandoval por haberle arrebatado a su hija. Algo con lo que, en principio, Macarena no está de acuerdo: "El problema no es Sandoval, el problema es el sistema. Y eso ni la gran Zulema lo puede cambiar", le argumenta. 

La última súplica de Sole

Sole se sienta frente a Goya, Saray, Tere, Luna y Antonia para pedirles que le ayuden a morir: "Para vosotras, ¿cuándo muere una persona: cuando se le para el corazón o cuando no recuerda? Tengo alzheimer y no quiero que me den la comida, ni que me pongan pañal. No quiero convertirme en un cuerpo sin recuerdo. ¿Quién me va ayudar?", pregunta ante la sorpresa del grupo. 

Y sigue aclarando: "Lo que os pido es un acto de amor, de compasión, el último favor que les pido como amigas. Me van a trasladar lejos de aquí, lejos de ustedes, de mis amigas, de mi familia. Y quiero decidir antes el cuándo y el cómo".

Saray y Sole, abrazadas
Saray y Sole, abrazadas

Por lo que Saray acaba accediendo: "Sole, te quiero mucho y te juro por Dios que antes de que te trasladen estos hijos de puta yo te voy a ayudar a morir". 

El principio del fin: "¡Guerra!"

Durante la comida, Hierro y el resto de guardias entran para trasladar a Sole, cuatro días antes de lo que estaba planificado. La reclusa ruega que le den más tiempo para despedirse, pero Hierro se pone violento y se inicia un motín entre todas las presas. 

Sandoval acude para frenar la agitación y es cuando Zulema se decide a clavarle una estaca, pero Hierro se interpone y acaba recibiendo tres puñaladas. 

Hierro, apuñalado por Zulema
Hierro, apuñalado por Zulema

Paralelamente las presas gritan, pegan y pelean por frenar la marcha de Sole. Entonces, Macarena, que está a punto de marcharse con Castillo, le quita la pistola y se despide de él para sumarse al resto de compañeras: "Si me marcho ahora no sería del todo libre porque estaría pensando en toda la mierda que dejo aquí".

Entra en el comedor, pega un tiro y acaba el capítulo con el grito de guerra de Zulema. Augurando el principio del gran final de la serie, en el próximo capítulo. 

Las presas en el motín
Las presas en el motín

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba