La productora del especial de Nochevieja de ABC, donde Mariah Carey realizó su caótico y comentadísimo playback, ha respondido a las últimas acusaciones de su cantante. Esta aseguró, a través de su representante, que había sido víctima de un sabotaje desde dentro del programa.

A través de un comunicado enviado a Deadline, Dick Clark Productions ha tachado de "indignante y francamente absurda" estas declaraciones de Carey.

"Como la productora de televisión en vivo de más éxito durante casi 50 años, nos preciamos de nuestra reputación y de nuestras longevas relaciones con los artistas. Sugerir que nosotros, como productores de shows tales como los American Music Awards, Billboard Music Awards, New Year’s Rockin’ Eve y Academy of Country Music Awards, hemos podido sabotear intencionadamente cualquier actuación de un artista es injurioso, indignante y francamente absurdo", manifiestan. "En rara ocasión puede haber, por supuesto, errores técnicos que pueden darse en la televisión en directo, pero una investigación inicial ha indicado que no hemos tenido culpa en los problemas asociados a la señora Carey en su actuación de Nochevieja".

El texto concluye dejando claro "que tenemos el mayor de los respetos por la señora Carey como artista y reconocemos sus tremendos logros en la industria".

La representante de Carey: "La productora se la jugó"

Esta contundente declaración llega horas después de que Nicole Perna, representante de Carey, sugiriera que la productora de 'Dick Clark’s New Year’s Rockin’ Eve with Ryan Seacrest' "se la jugó para que fallara". Según esta versión, la cantante realizó múltiples ensayos de su actuación, tanto durante la noche anterior como la mañana del 31 de diciembre sin que se produjese "incidencia de sonido" alguna.