Vertele, en el FesTVal de Vitoria

'MasterChef Celebrity' presenta, sin la Obregón y con Los Chunguitos como estrellas, su edición "más flamenca"

El equipo de 'MasterChef Celebrity 4', durante la presentación en el FesTVal
El equipo de 'MasterChef Celebrity 4', durante la presentación en el FesTVal Twitter MasterChef

El talent culinario de TVE ha prometido "sorpresa, generosidad y show real" en su cuarta temporada

La XI edición del FesTVal se ha llenado de "sabor" este martes gracias a los pinches de MasterChef Celebrity, que se han desplazado hasta Vitoria para presentar la 4ª edición VIP del talent culinario. Esta llegará el próximo miércoles 11 de septiembre a la parrilla de La 1 como una de sus grandes apuestas del otoño, dispuesta a conquistar de nuevo el paladar de los espectadores. 

Fernando López Puig, director de contenidos de la pública, Toñi Prieto, directora de entretenimiento, y Macarena Rey, responsable de Shine Iberia, han encabezado la delegación de una nueva entrega que se ha vestido de largo ante prensa y público en el Teatro Antzokia. Junto a ellos han estado, además de los jueces, Tamara Falcó, Vicky Martín Berrocal, Yolanda Ramos, Elena Furiase, Los Chunguitos, José Miguel Antúnez, Almudena Cid, Ana Milán, Juan Avellaneda, El Sevilla, Álex Adróver, Marta Torné y Félix Gómez. Es decir, el grupo completo de celebrities a excepción de Ana Obregón.

"MasterChef es uno de los talent más representativos de la historia de la televisión en España. Cuando nació el programa fue con gente de la calle, fue creciendo y se convirtió en un referente de la gente. Cuando dio el salto al Celebrity se añadió el objetivo de pasarlo bien", ha elogiado el directivo, agradeciendo a los concursantes su "valentía" por enfrentarse a la cocina ante las cámaras del formato.

En la misma línea ha hablado Prieto, que se ha mostrado especialmente satisfecha por el grupo de chefs que han reunido este año. "Van a ver lo generosos que son, y también lo puñeteros que han sido en otras ocasiones. Van a descubrir de todos algo que no sabían que existía". Además, la directora de entretenimiento ha asegurado que "esta edición va a ser la pera" porque "nos hemos superado": "Vais a encontrar mucho talento y mucha alegría este año", ha defendido. 

"Estamos segurísimos de que os va a sorprender. La edición anterior fue buenísima, y parecía imposible que fuera mejor. Yo siempre digo que cada año es diferente y que en la sorpresa está la grandeza del formato: los concursantes", ha dicho por su parte Macarena Rey. La productora también ha puesto en valor la "verdad" que transmite el programa: "Al final siempre quedan los que se han esforzado más, el esfuerzo se premia". 

Este esfuerzo no empieza cuando se encienden las cámaras, sino antes. Como ya ha ocurrido en ediciones anteriores, muchos de los chefs han optado por llegar preparados a los fogones de TVE: "Casi todos han venido entrenados por chefs. Estamos encantados de que lo hagan porque lo que queremos es que el show sea real. Luego hay otros que no han dado clase, lo han hecho a su manera", ha explicado Rey. 

"No ha habido ni va a haber ninguna edición más alegre"

En ausencia de Ana Obregón, uno de los fichajes más sonados, los grandes protagonistas de la presentación -y probablemente de la edición- han sido Los Chunguitos. Los hermanos Salazar, que incluso han terminado arrancándose a cantar su tema Me quedo contigo, "han sido la alegría de MasterChef" como también muestra el adelanto de la edición:

"Pensaba que entraba en un programa de cocina, y esto ha sido un programa de flamenco en el que ha habido dos tíos que no han dejado de cantar en toda la edición. No ha habido ni va a haber ninguna edición más alegre", ha señalado El Sevilla

Por alusiones, los Salazar aseguraron que Juan entraba con nivel "menos cero" y José con "un uno porque sabía hacer espaguetis y macarrones". Eso sí, la experiencia ha conseguido que crearan "un nuevo diccionario". 

Gracias a las cocinas de La 1, el dúo se ha convertido en un sorprendente trío cómico con Tamara Falcó, "la empollona del grupo". "Ha sido un esfuerzo que no puedo describir. He descubierto la cocina, y me ha encantado", ha declarado la concursante. 

De la "experiencia más dura", al "no soy la misma que antes"

Otra de las curiosidades más llamativas entre el casting ha sido la confesión de Marta Torné sobre sus ganas de participar en el talent: "Soy la fan número 1 del programa, siempre quería que hicieran la versión Celebrity, y cuando salió quería venir. Siempre me coincidía con rodaje, y me iba preparando y mentalizando porque tenía la confianza de que algún día iba a entrar", confesó entre risas.

Y aunque era su sueño participar, finalmente la actriz ha relatado que la realidad siempre supera la televisión: "Es la experiencia más dura que he vivido en mi vida, y eso que he rodado en situaciones extremas. Aquí pensaba que iba a ser duro, pero ya lo de entrar a coger los ingredientes era el estrés de mi vida". 

Por su parte, Almudena Cid ha explicado que se tomó el programa como un reto de élite: "Sabía que iba a ser una experiencia dura y por eso traté de formarme y entender los conceptos antes de llegar. Yo siempre he sido juzgada deportivamente por un jurado, pero nunca tenía que enfrentarme a qué pensaban realmente de mí. Aquí tenía que verles la cara, y digerir las valoraciones me resultó complicado. Me ha desnudado mucho este programa, he sido un poco bipolar". 

Todos ellos usaron sus mejores armas para llegar a la final y Yolanda Ramos explicó que para ello tiró de humor: "Me he puesto muy nerviosa. Iba para un lado y para otro, y al final no hacía nada. Aún así he de decir que entré con mucho miedo porque es un programa donde se juega con comida y eso es algo sagrado", explicó entre risas. "Podía ser cómica o tomármelo a cachondeo hasta cierto punto, me desconcentraba mucho no saber cuándo podía o no hacer gracia. Tenía miedo de hacer el ridículo, y me he ido con algo muy especial que no sabría decir qué es. Una experiencia vital, algo que te fortalece y te hace respetar más la profesión culinaria. Yo no soy la misma ahora que antes". 

Ana Milán también señala la experiencia como renovadora: "Ha sido un regalazo que me ha llenado de felicidad. Me he enfrentado a mi carácter, a una crítica que me dolía, me he dado cuenta de mi fragilidad, me he reído a carcajadas y se me han caído las lágrimas".

En la misma línea, concluyó Vicky Martín Berrocal: "No sabía cocinar, entré con mucho miedo y ahora me llevo amigos y algunos enemigos, pero es la aventura más gratificante de mi vida en televisión".  

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba