Crónica Vertele

'Masterchef Celebrity 4' expulsa a José Miguel Antúnez por hacer comer escamas a los jueces

'Masterchef Celebrity 4' expulsa a José Miguel Antúnez por hacer comer escamas a los jueces
'Masterchef Celebrity 4' expulsa a José Miguel Antúnez por hacer comer escamas a los jueces

El deportista se convirtió en el segundo eliminado de la edición por haber cocinado con "suciedad y caos" y haber presentado un plato "pesado y denso". Jordi Cruz castigó a Marta Torné y Vicky Martín Berrocal por no limpiar mientras elaboraban sus recetas. Y Ana Milán acabó llorando tras un rifirrafe con Paula Prendes

La segunda entrega de Masterchef Celebrity 4 despidió de sus cocinas a José Miguel Antúnez. El deportista confesó que se marchaba con mal sabor de boca: "Venía a ganar y me voy muy pronto". 

En una noche en la que Los Chunguitos impresionaron con su evolución y los jueces castigaron la poca limpieza de Marta Torné y Vicky Martin Berrocal en las cocinas. 

Además, la prueba de exteriores se saldó con un rifirrafe entre Paula Prendes - que fue a capitanear un equipo- y Ana Milán que acabó llorando. 

Primera prueba con la resurrección de Los Chunguitos

Los aspirantes recibieron a la chef Macarena de Castro para aprender la técnica del marinado que cocina los alimentos, realza su sabor y cambia su textura. 

Una vez asimilada, cada uno cocinó un plato libre, a partir de un ingrediente principal entre carnes, pescados, frutas y verduras, y los marinaron. 

Pero durante la prueba, Jordi Cruz frenó el cocinado de Vicky y Marta por el "desorden" en sus cocinas y la "poca higiene". El juez no quiso arriesgarse a probar sus elaboraciones y les mandó con un delantal negro directas a la prueba de eliminación. Un castigo que hizo llorar a la diseñadora. 

Al acabar el tiempo, la cata arrancó con la grata sorpresa de Los Chunguitos que presentaron exactamente lo que pedían y con un sabor exquisito: "Me estáis vacilando, está todo buenísimo", decía aturdido Cruz. 

Todo lo contrario que Yolanda Ramos, Félix y Elena Furiase que no lograron marinar sus ingredientes, presentando platos "sosos y sin sentido". 

Una prueba exteriores con enfrentamiento incluido 

Para la prueba de exteriores, el equipo se trasladó al Castillo de Belmonte en Cuenca donde recrearon un banquete de 1480, cuando la Guerra de Sucesión.

Los aspirantes tuvieron que cocinar para 100 invitados, con los utensilios que había en aquella época y sin cocinas eléctricas. 

Para ello, Paula Prendes y Óscar Higares - ex concursantes de la edición anterior- llegaron a capitanear ambos equipos. 

Prendes escogió a Avellaneda, Torné, José Miguel, Álex, Ana Milán y Yolanda Ramos para completar su bando azul. Higares hizo lo propio con El Sevilla, Vicky, Félix, Almudena, Elena, Jose, Tamara y Juan.

Éstos últimos fueron los más acertados: trabajando "en equipo, encantados, organizados, limpios, eficientes" y hasta sobrados de tiempo, presentando un "conejo exquisito que lo tenía todo". Un resultado tan óptimo que consiguió que Berrocal no fuera a eliminación. 

Mientras que la capitanía de Prendes hizo aguas: el equipo estuvo "muy retrasado, con un caos absoluto y una lentitud extraordinaria" que provocó la pérdida de la mitad de las perdices que tenían.

La capitana asumió la responsabilidad pero no quiso dejar pasar la oportunidad de señalar que Ana Milán le había puesto "piedras" constantemente. Algo que la actriz admitía y razonaba al tener "criterios muy distintos". 

"No me he sentido escuchada en ningún momento", decía Milán, "y una buena capitana debería hacerlo". Yolanda Ramos y Elena Furiase se posicionaban del lado de la actriz que acababa llorando. 

Prueba de eliminación con "mal sabor de boca"

Marta Torné, Avellaneda, Ana Milán, Álex, Antúnez, Almudena y Yolanda se jugaban su continuidad en una prueba de expulsión dividida en tres retos.

Tras demostrar su destreza con los cuchillos y los utensilios de cocina, el diseñador, el actor y la humorista se salvaron y subieron al balcón. 

Por lo que solo Torné, Antúnez, Almudena y Ana Milán se quedaron en la cuerda floja. En ella contaron con 45 minutos para elaborar un lenguado con ingredientes usados anteriormente. 

En la cata, solo Almudena se llevó elogios: "Has sido virtuosa, con un plato equilibrado, proporcionado, suave y relativamente rico". 

Mientras que Milán presentó una elaboración con "sabores que no pegaban y un emplatado infantil". Marta hizo un "amasijo de muchas cosas, con exceso de grasa y mostrando una actitud muy desmotivadora". 

Pero fue Antúnez el que más decepcionó a los jueces: "Tu desorden en la cocina, la suciedad y el caos que tenías te ha llevado a darnos un lenguado lleno de escamas, pesado y denso".

Tras la deliberación, Pepe Rodríguez sentenciaba: "El aspirante que no continúa en las cocinas de Masterchef es José Miguel". 

El deportista se venía abajo y confesaba que se veía en la final: "Me he preparado mucho, he venido con ilusión pero me voy con mal sabor de boca. Venía a ganar y me voy muy pronto". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba