En TVE

'Masterchef' vivió una de sus noches más intensas con amago de abandono, eliminación directa y "una caca"

'Masterchef' vivió una de sus noches más estresantes con amago de abandono, eliminación directa y ¿una caca?
'Masterchef' vivió una de sus noches más estresantes con amago de abandono, eliminación directa y ¿una caca?

La entrega contó con una aspirante menos, sufrió el ataque de ansiedad de otro de ellos, tildó de excremento a uno de los platos y mostró el rol esencial de los jueces en cada una de las delicadas situaciones que se padecieron 

La tercera entrega de Masterchef 7 tuvo casi de todo: desde la ausencia de una de sus aspirantes, hasta la entrega de un plato con aspecto de "caca", la bronca de los jueces a dos concursantes que fueron directas a la eliminación y un amago de abandono. 

El rol de Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera fueron determinantes en todo momento, usando la psicología para mantener el orden en las cocinas. 

Finalmente decidieron que fuera Alicia la que se despidiera del talent. 

Primera prueba y dos pases directos a eliminación

Antes de iniciar la primera prueba, los jueces comunicaron que Aitana no estaría presente: "Acaba de fallecer un familiar cercano y se unirá al programa en la siguiente prueba". Se trataba de una situación inédita que se acabó alargando hasta el momento de eliminación, del que ella se salvó por pertenecer al equipo vencedor. 

Para este reto, los aspirantes cocinaron por parejas y elaboraron un plato cuyo ingrediente protagonista fueron las nueces.

Josetxo cocinó junto a Pepe e hicieron el mejor tándem de la noche. El momento más divertido lo protagonizaron Gloria y Carmen al presentar una elaboración que, según Boris Izaguirre - invitado de la entrega- tenía el aspecto de una "caca". 

En cuanto a la parte negativa, fueron Alicia y Laly las que se llevaron la palma: "Los platos son tan malos que la única manera de que aprendáis y evolucionéis de verdad es yendo directamente a eliminación", sentenciaron los jueces. 

Casi la 3ª semana consecutiva sin postres

En exteriores elaboraron un menú de Pepe Rodríguez, en homenaje a El Greco. Josetxo se convertía en uno de los capitanes al haber sido el mejor de la prueba anterior, y este escogía a Alicia - a la que veía "más débil"- para ser su homóloga en el otro equipo. 

Junto al veterano cocinaron Natalia, Osiris, Gloria, Carmen, Valentín, además de Aitana que estuvo ausente. Y el equipo rojo lo integraron Carlos, Marcos, Aleix, Laly y Teresa. 

Al finalizar, los jueces tuvieron muy claro que el peor de los dos había sido el que estuvo bajo las órdenes de Alicia: "La capitanía te ha superado desde el principio, dejando solo a Aleix con el postre. A medida que avanzaba el cocinado tomabas menos decisiones, has desaparecido por completo. Sin Aleix hubiera sido la tercera semana consecutiva sin postre. El resto ha trabajado voluntarioso pero sin rumbo", sentenciaron. 

Todo lo contrario a la "capitanía maravillosa de Josetxo", que describían como "un equilibrio entre lo firme y lo cariñoso, que ha unido al equipo y les ha inyectado buen rollo". El único que defraudó a Cruz fue Osiris: "Las pruebas en equipo son tu punto débil, así que irás a eliminación". 

Prueba de eliminación con ataque de ansiedad

A la prueba de expulsión llegaron Alicia, Carlos, Marcos, Aleix, Laly, Teresa y Osiris. Pero Aleix, que había sido el mejor pudo salvar a Laly y a Carlos del mal trago. 

El resto tuvo que cocinar en retos, dejando a los dos peores reproducir una tempura de gambas. La diversidad de pruebas fue aumentando el estrés entre los aspirantes hasta que, cuando los jueces señalaron a Marcos como el peor, este se derrumbó con un ataque de ansiedad: "Me quiero ir, de verdad. Me quiero ir con mi mujer", confesaba entre lágrimas mientras hacía el amago de marcharse. 

Cruz se acercó a él y le animó: "No te vas a ninguna parte. Como no lo quieres hacer por ti mismo, lo vas a hacer por mi. Son 5 minutos de no pensar en otra cosa más que en cocinar", decía y le abrazaba. Tras unos segundos, se reponía y aceptaba el duelo de eliminación contra Alicia.  

Aunque ninguno de los dos cocinados estuvo perfecto y lo que le sobró a ella, le faltó a él, finalmente la decisión de los jueces fue por pequeños detalles que hicieron que una de las dos recetas fuera mejor: "El aspirante que no continúa en las cocinas de Masterchef es Alicia". 

La aspirante no pudo retener las lágrimas y agradeció la experiencia: "Me he sentido muy bien hoy, esperaba poder seguir cocinando algunas semanas más. Gracias por esta oportunidad, nunca la olvidaré". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba