"Algunos incluso se reían de mí" Millie Bobby Brown explica lo "dañino" de raparse para Stranger Things

Millie Bobby Brown en la primera temporada de Stranger Things
Millie Bobby Brown en la primera temporada de Stranger Things

La joven actriz de 14 años explica que cuando estaba rodando la serie y aún no era conocida la gente la miraba por la calle "preguntándose si estaría enferma", lo que para ella "fue un gran problema"

Los cambios de look por las "exigencias de guión", tanto en el cine como en la televisión, hacen en muchas ocasiones que los actores y actrices tengan también una apariencia diferente en sus vidas privadas, fuera de los rodajes.

Las pelucas se pueden quitar, igual que los tatuajes o los añadidos de maquillaje. Pero en cambios físicos reales, como tener que adelgazar o engordar, tener que ganar masa muscular o simplemente cambiar el pelo, esas variaciones viajan con ellos a casa.

En los últimos años, uno de los cambios de looks por exigencia de guión más famoso en la pequeña pantalla ha sido el de Millie Bobby Brown completamente rapada para la primera temporada de Stranger Things. Y ahora, la joven actriz ha explicado qué supuso para ella.

"Fue un gran problema"

La intérprete ha concedido una entrevista a W Magazine en la que ha querido recordar cómo actuaba la gente al verla rapada, teniendo en cuenta que en ese momento no era mundialmente famosa por lo que lo que todos veían era simplemente una niña sin pelo.

Millie Bobby Brown no oculta que para ella ir con la cabeza rapada "fue un gran problema", explicando que "la gente me miraba fijamente, preguntándose si estaría enferma. Algunos incluso se reían de mí, sin saber si estaba o no estaba enferma".

*El mensaje contra el bullying que la actriz lanzó en los Premios MTV

Aunque en su caso era simplemente por trabajo, para la actriz se trata de un comportamiento "dañino", aunque a posteriori prefiere quedarse la parte positiva: "Su actitud me enseñó algo sobre la compasión. Al final, ser calva fue lo mejor que he hecho, ser diferente cambió mi vida. Quería abrazar mi calvicie y, con suerte, inspirar a la gente".

Durante ese tiempo en el que iba rapada, la actriz también quiso quedarse con otro tipo de experiencia: "Por un lado, estuvo bien. Cuando eres calva, sientes la lluvia como si fuese un masaje en la cabeza. Yo caminaba bajo la lluvia y la gente me miraba como si estuviera loca. Sonreía feliz de sentir el agua golpeando en mi cabeza desnuda", ha comentado divertida.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba