VERTELE, en la presentación Nacho Duato se presenta como juez de talent show en TVE: "Empecé a bailar desde que mi madre se quedó embarazada de mí"

Nacho Duato en una imagen de archivo
Nacho Duato en una imagen de archivo GTRES

El coreógrafo, Ainhoa Arteta y Andrés Salado debutan como jurado de "Prodigios": "Este programa tiene un enfoque muy valioso a nivel educativo, no solo para los niños, sino para el gran público", defiende la soprano

Ainhoa Arteta, Nacho Duato y Andrés Salado son los componentes del jurado de Prodigios, el nuevo talent show de TVE, a cuya presentación ha acudido VERTELE. La soprano, el bailarín y el director de orquesta debutan en estas lides con un formato presentado por Boris Izaguirre y Paula Prendes y destinado a descubrir jóvenes artistas en estas disciplinas.

"Este programa tiene un enfoque muy valioso a nivel educativo, no solo para los niños, sino para el gran público", defiende la cantante de ópera sobre los motivos para aceptar incorporarse a un programa así. "España siempre ha sido y será un país rico en talentos. Quizás lo que no ayuda es el apoyo que reciben para poder serlo", defiende, y sus compañeros refrendan: "Fallan las ayudas y los teatros con compañías estables", lamenta.

El coreógrafo confía en que puedan "contagiar la pasión" por la música y la danza a través del espacio. No solo en cuanto al interés de los más pequeños sino, en palabras de Salado, al de la generación de la que vienen ellos, "la generación perdida".

"En España ha habido una conciencia colectiva de inferioridad con el resto de Europa. Si se aúna el talento latino con la capacidad de trabajar y de comunicar la energía que tenemos es muy buena". Algo que quieren demostrar "de manera amable". "El público piensa que somos gentes que nos metemos en formol por la noche. Como si no tomáramos nunca una cerveza", refuerza la tesis.

"No hay que olvidar que son niños"

Por más que se enfrenten a jóvenes, el componente de exigencia no desciende. Duato defiende que "los bailarines, músicos y cantantes aceptan las críticas muy bien" y califica a los artistas como "eternos amateurs". "Estamos acostumbrados a que nos digan lo que hacemos mal para mejorar".

En el caso de sus Prodigios, Ainhoa puntualiza: "No hay que olvidar que son niños. Perder te hace más fuerte", prosigue, "y hay que inculcar sobre todo a este tipo de niños con metas a largo plazo. Se van a caer muchas veces, pero es necesario porque esto es una carrera de fondo", explica. "Siempre he aprendido más de los fracasos que sin constantes. Hay que creer en ir despacito", apostilla Salado.

"Empecé tarde porque nací aquí, en Rusia habría sido distinto"

El trío tendrá muy en cuenta su propia experiencia para tratar de aconsejar de la mejor manera posible a los muchachos. "Empecé a bailar desde que mi madre se quedó embarazada de mi", dice Duato, quien celebra un cambio de pensamiento con respecto a las artes: "No me atrevía a decir que quería ser bailarín y decía que trapecista. Empecé tarde porque nací aquí, si hubiera nacido en Rusia habría sido distinto. Ahora es distinto".

Andrés Salado explica que él empezó a los 3 años, procedente de una familia de músicos, mientras que la formación de Arteta comienza a los 6, "cuando mi padre me regaló el disco de Carmen de María Callas": "Me pasé todo el verano cantando Carmen, la aprendí de arriba abajo, todos los personajes".

Eso le permite concluir a la cantante: "Los niños tienen que cantar, pero seguir jugando: no pueden dejar de ser niños, porque las carreras de lírica empiezan un poco más tarde", razona. "Pero el poso y la semilla tiene que estar ahí".

"Prodigios", 5 galas y 20.000 euros de premio

Prodigios recibirá a niños de entre 7 y 16 años que estudian canto, tocan instrumentos o bailan danza artística. "Te impacta conocer que hacen su vida a su edad con el plus de lo que les envuelve. Para los padres de los niños tienen que ser una impresión que quieran una vida tan distinta", ha afirmado Boris. 

Unas sensaciones con las que se identifica la segunda a bordo, Paula Prendes: "Hice hasta tercero de conservatorio en Gijón, así que conozco este mundo. Mi prima y yo íbamos todos los días después del cole. Me gusta mucho cantar, y he grabado alguna cosa con El sueño de Morfeo". Izaguirre, por su parte, ha declarado que "conozco la música clásica porque mis padres la disfrutaban mucho, pero a mi madre le horrorizaba que fuera bailarín porque le daba miedo". 

Las actuaciones serán valoradas por un jurado de excepción compuesto por tres de nuestras estrellas más internacionales en el mundo de las artes: el coreógrafo y exbailarín Nacho Duato, la cantante lírica Ainhoa Arteta y el director de orquesta Andrés Salado.

Boris Izaguirre / Paula Prendes
Boris Izaguirre / Paula Prendes (Fotos: Gtres)

El talent constará de 5 galas con una dinámica que, según el presentador, "mantendrá la tensión". Cada noche actuarán 9 niños, 3 por disciplina, y sólo 3 pasarán a la siguiente ronda. Habrá una semifinal y una final, de la que saldrá el vencedor. 

La recompensa para el ganador serán 20.000 euros en metálico y una beca de alta especialización en la Universidad Alfonso X El Sabio. 

"Es necesario que la TV pública haga un programa como este"

Más allá del entretenimiento, Prodigios es un formato de servicio público. "Es necesario que la televisión pública haga un programa como este", ha afirmado Paula Prendes.

"Tenemos una cultura musical mucho mayor de lo que pensamos. Igual no te conoces el nombre del compositor, pero reconoces las canciones", ha añadido la asturiana. "Estamos rodeados de música clásica, pero no siempre nos damos cuenta", ha dicho por su parte el Boris. 

El venezolano se ha mostrado preocupado por la situación actual de su país, y ha hecho un llamamiento a la marcha convocada para este 12 de febrero: "Pienso que es un momento de esperanza después de muchos intentos fracasados. Estamos en buen cauce, pero siendo cautos". 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba