Internacional Adiós al Necronomicón: se cargan Ash vs Evil Dead, el último reducto gore de la TV

Bruce Campbell en "Ash vs Evil Dead"
Bruce Campbell en "Ash vs Evil Dead"

La serie de culto protagonizada por Bruce Campbell concluye su andadura el próximo domingo 29 de abril, debido a las bajas audiencias. El actor, que encarnó al personaje titular por primera vez en 'Posesión infernal' en 1981, ya anunció que el final de la ficción daría por concluida la franquicia de terror

La lucha contra las fuerzas demoníacas llega a su fin. Starz ha anunciado la cancelación tras tres temporadas de Ash vs Evil Dead, la continuación televisiva de la franquicia cinematográfica Evil Dead de Sam Raimi, recoge Variety. El episodio final se emitirá el próximo domingo 29 de abril en la cadena de cable estadounidense y servirá no como final de la serie, sino como de la propia saga que naciera hace 37 años con Posesión infernal.

"Estamos orgullosos de cerrar la serie con un final que será una bomba... y que salpicará", anuncia Carmi Zlotnik, presidente de programación de Starz, en el comunicado remitido a medios.

Un fenómeno de culto, eclipsado por The Walking Dead

Estrenada el 31 de octubre de 2015, Ash vs Evil Dead suponía la consumación de los planes que durante más de veinte años de la celebrada trilogía que Sam Raimi inaugurara en 1981 y que continuaría con Terroríficamente muertos en 1987 y El ejército de las tinieblas en 1993. La serie, como las películas, mantuvo intacto el núcleo creativo de estas, con el cineasta a los mandos del piloto y como productor ejecutivo, con Rob Tapert como productor y con Bruce Campbell como protagonista en el papel del infame Ash Williams, improbable héroe armado con una motosierra (amarrada al muñón de su antebrazo derecho).

Junto al veterano icono del cine fantástico, se sumaron como aliados dos nuevos personajes interpretados por Ray Santiago y Dana DeLorenzo, Pablo y Kelly, que han logrado ganarse a los fans de las películas; y una villana encarnada por otra favorita del público más afín al género, Lucy Lawless. Estos tres intérpretes se han mantenido durante las tres temporadas emitidas.

Pese al interés que el proyecto generó desde su anuncio a principios de ese mismo 2015, la serie nunca alcanzaría a un público masivo, a menudo eclipsada por la saturación promocional de The Walking Dead en AMC. Sí obtuvo el suficiente seguimiento como para conseguir la renovación por una segunda y tercera temporada de forma casi automática, antes de arrancar las emisiones de cada tanda previa. También gozó del aplauso masivo de la crítica, que destacaron la originalidad y el ritmo endiablado, más cercano a los dibujos animados que al resto de dramas catódicos, que supo mantener la ficción desde su inicio.

No obstante, su tendencia sería descendiente: su primer episodio congregaría a 437.000 espectadores; el arranque de la segunda temporada casi igualaría estos datos, con 436.000 televidentes, pero estas cifras irían disminuyendo paulatinamente durante el resto de las entregas; en su comienzo, la tercera tanda hubo de conformarse con solo 225.000 espectadores. El séptimo capítulo de este curso, emitido el 8 de abril, marcaría su mínimo histórico con 136.000 espectadores.

El final de la franquicia: Bruce Campbell cuelga la motosierra

En un primer momento, el plan del equipo era llegar a las cinco temporadas. Pero, conscientes de las dificultades por las que atravesaba la serie, estos planes cambiaron: Bruce Campbell ya avisó de que el final de la tercera temporada se había planteado de tal forma que sirviera como hipotético desenlace para la serie, en caso de que no consiguiera continuar. Esta tanda, por cierto, ha contado con Mark Verheiden como showrunner, en sustitución de Craig DiGregorio.

El final de Ash vs Evil Dead significará también el adiós definitivo a Ash. Pese a juguetear en el pasado con la posibilidad de volver a encaminar la franquicia hacia el cine en caso de no poder continuar en televisión, Campbell ya indicó que se daría por cerrada la historia del héroe tras 37 años en activo. De hecho, en los últimos meses también especuló con la posibilidad de apartarse de la interpretación una vez concluyera la serie para centrarse en la escritura: no en vano, el pasado año lanzó su tercera novela, la autobiografía Hail to the Chin: Further Confessions of a B Movie Actor.

El mensaje que publicó al poco de conocerse la decisión de Starz refrenda sus planes. "Ash vs Evil Dead ha sido el viaje de mi vida. Ash Williams ha sido el papel de mi vida. Estaré eternamente agradecido a Starz, Sam Raimi, Rob Tapert y a nuestros incansables fans por la oportunidad de revisitar la franquicia que lanzó nuestras carreras".

Las dos primeras temporadas de Ash vs Evil Dead se han emitido en el canal Dark TV y se encuentran disponibles en Netflix. No hay noticias aún del lanzamiento en España de la que será, ya, la temporada definitiva con la que el Necronomicón se cerrará para siempre.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba