Análisis Vertele ¡Warning!: alto voltaje en las galas de TVE para Eurovisión

El corte de mangas de Manel Navarro, y el show de John Cobra
El corte de mangas de Manel Navarro, y el show de John Cobra

Con motivo del especial de OT que La 1 emite esta noche, en el que se seleccionará al representantes y la canción patria para el certamen de Lisboa, está bien rescatar las polémicas vividas en la última década en esta cita. Desde Chikilicuatre a Manel Navarro, pasando por John Cobra, el tema de Lucía Pérez y la RAE.

Además, recordamos que este evento televisivo no suele concitar interés masivo del público, una audiencia que seguro cambiará hoy radicalmente gracias al paraguas de Operación Triunfo.

OT 2017 no sólo ha supuesto un bálsamo para una TVE marcada por las acusaciones de manipulación, sino que también puede revitalizar la táctica que la cadena pública sigue con el Festival de Eurovisión.

La noche de este lunes 29 de enero, TVE emite la gala especial de Operación Triunfo que deparará al representante español en Eurovisión 2018. Una decisión que ha sido muy bien vista por los fans del festival y por el público del programa, y que evita las polémicas que ha vivido la cadena públicaen estos procesos de selección.

El público podrá elegir esta noche tanto al representante o representantes como a la canción que España llevará a Eurovisión de entre las nueve candidaturas interpretadas por los cinco finalistas (Aitana, Alfred, Amaia, Ana Guerra y Miriam) y Agoney, además del tema grupal "Camina". La decisión se tomará con una segunda vuelta y decisión única del público.

OT 2017, un bálsamo para TVE sobre Eurovisión

Además de la buena imagen que ya de por sí ha dado esta decisión a TVE, aprovechando el tirón y fenómeno mediático que ha generado OT 2017, esta gala también podría evitar los diferentes escándalos en los que la cadena pública se ha visto sumida en los últimos años para designar representante.

Es muy importante a nivel social, y yendo más allá de las acusaciones que los defensores y seguidores de los que no ganen seguramente harán sobre favoritismos o incluso supuestos tongos, que el o los "triunfitos" que acaben representando a España en Eurovisión serán casi "de consenso", y gozarán del apoyo masivo que el programa ha tenido en La 1, pese a la reprimenda de Noemí Galera a Aitana y Ana Guerra y la queja de Rozalén por los cambios en su canción.

A nivel de audiencias, esta gala seguramente marcará récord en este tipo de especiales, que habitualmente no llegan ni al 10%. Operación Triunfo viene de lograr datos de 18.3%, dos 19.5% y 21.7%, que supone su máximo de la edición. Algo que cambiará radicalmente la tendencia.

Las audiencias de las galas de selección

Pese a que los festivales de Eurovisión en sí mismos son año tras año el gran evento televisivo más allá del fútbol, las galas de selección del candidato no suelen reunir buenas audiencias.

En los últimos siete años, ninguno de estos especiales han logrado siquiera alcanzar el 10%, anotando su mínimo en 2013 con el 6% de El Sueño de Morfeo. En la última década, el mejor dato fue en 2008 por Chikilicuatre (16%), y en 2010 por John Cobra (15.6%), por lo que parece que a la audiencia le interesa la polémica y la controversia.

  • 'Salvemos Eurovisión' (08/03/2008): 16% y 1.960.000
  • 'Eurovision 09: El retorno' (28/02/2009): 6.5% y 799.000
  • 'Eurovisión: Destino Oslo' (22/02/2010): 15.6% y 2.630.000
  • 'Destino Eurovisión' (18/02/2011): 9% y 1.603.000
  • 'Eurovisión: Pastora Soler' (03/03/2012): 9.4% y 1.493.000
  • 'El Sueño de Morfeo, destino Eurovisión' (26/02/2013): 6% y 1.134.000
  • '¡Mira quién va a Eurovisión!' (22/02/2014): 9.8% y 1.722.000
  • [En 2015 con Edurne no hubo gala previa]
  • 'Objetivo Eurovisión' (01/02/2016): 9.1% y 1.669.000
  • 'Objetivo Eurovisión' (11/02/2017): 8.9% y 1.449.000

Casi año a año, estas galas de TVE para seleccionar al representante español en Eurovisión han acabado teniendo algún tipo de polémica. Desde las más sonadas con Manel Navarro o John Cobra, a la petición de Lucía Pérez que no cumplió Boris Izaguirre. Repasamos todas.

En 2017, la más polémica con Manel Navarro

Aunque el listón estaba muy alto con John Cobra, como explicaremos más adelante, el nivel de polémica se superó el pasado 2017 con la elección de Manel Navarro como representante. Y no por él, sino por la sombra de tongo y por la agresión a uno de los jueces.

En la gala de selección final de Objetivo Eurovisión 2017, Manel Navarro se impuso a Leklein, Paula Rojo, Mario Jefferson, Maika y Mirela. Pero los votos del jurado generaron abucheos al creer que hubo tongo, y el representante español respondió con un corte de mangas al público. Por si fuera poco, una persona agredió al locutor Xavi Martínez.

En 2016, el inglés de Barei y la actitud de TVE

Un año antes, la RAE dio un paso adelante para hacerse notar con otra queja que desde entonces se repite anualmente: que el representante español cante íntegramente en castellano, y no en inglés. La propuesta de Barei generó polémica precisamente por eso, pero finalmente acabó imponiéndose a Xuso Jones, Electric Nana, Maverick López, María Isabel y Salvador Beltrán.

Una vez seleccionada y tanto durante su estancia en Estocolmo como después, la cantante reconoció que la actitud de TVE le había impedido tener contacto directo con los encargados de su escenografía, y desveló que ante las negativas de la cadena pública llegó a plantarse y a decirles que no iría a Eurovisión.

Edurne, candidata directa y sin gala en 2015

La trayectoria que llevaba TVE en sus procesos de selección del representante español para Eurovisión había sido tan convulsa en los anteriores años, como repasaremos a continuación, que en 2015 asignó "a dedo" tanto la cantante como el tema.

La escogida fue Edurne, que al ser nombrada internamente por la Corporación pública, y también al recibir de forma directa su canción, ni tan siquiera tuvo una gala propia que sirviera para presentarla al público y como promoción de su propuesta.

Ruth Lorenzo en 2014, pionera en vérselas con la RAE

En el 2014, TVE intentó primero seleccionar directamente a la representante española (pero Merche lo rechazó), y acabó haciendo la gala "Mira quién va a Eurovisión" en la que Ruth Lorenzo acabó imponiéndose por el voto del público a Brequette, dejando atrás a Jorge González, Raúl y La Dama.

Pese a que Ruth Lorenzo y Brequette empataron a 66 puntos, no hubo polémica puesto que las bases eran claras a favor del voto del público. Sin embargo, su canción "Dancing in the rain", que mezclaba el español y el inglés, fue la primera en recibir las iras de la RAE, como ya sufrió más tarde Barei. 

2013 y 2012, con artistas seleccionadas internamente

Tras lo ocurrido en los últimos años con sus galas-concurso, TVE cambió en 2012 y mantuvo en 2013 su sistema de selección y apostó por designar internamente al representante y dejar al público la decisión del tema que llevarían al festival.

En 2012 se lo encomendaron a Pastora Soler, y el público seleccionó "Quédate conmigo" como su canción. Lo cierto es que fue una propuesta bien recibida y casi de consenso, aunque la cantante denunció luego que TVE le había pedido que no fuese a ganar, por la complicada situación económica del país.

Al año sigueiente, en 2013, la cadena pública repitió sistema designando internamente a El Sueño de Morfeo, que interpretó la canción "Contigo hasta el final" que seleccionó el público en una gala que apenas reunió un 6% de audiencia.

Lucía Pérez pidió llevar otra canción en 2011

En el 2011 el lío no llegó por la elección del candidato, ya que Lucía Pérez se impuso en la gala de "Destino Eurovisión" a Melissa y la boyband Auryn, sino por el tema que la cantante iba a llevar al festival. En esa gala especial, cada uno de los tres finalistas interpretaba tres canciones distintas, de forma que además de elegir candidato, se seleccionaba cuál de sus tres temas iba a Eurovisión.

Después de que el jurado emitiera sus votos de forma individual, se produjo un empate entre las canciones "Que me quiten lo bailao" y "Abrázame", esta última, la preferida de Lucía Pérez, que pidió que le permitieran competir con ese tema. Las normas decían que en caso de empate, la canción que más "treses" hubiera recibido por los jueces sería la seleccionada, de tal modo que la ganadora debía ser "Que me quiten lo bailao". Igartiburu y algunos miembros del jurado pidieron a Boris Izaguirre, el último en votar, que reflexionara y cambiara su voto, de tal forma que Lucía Pérez pudiera competir con "Abrázame", el tema que más le gustaba de los tres que le habían sido adjudicados. Pero el showman se negó y mantuvo su voto.

2010: La hecatombe con John Cobra

Una de las galas de selección más recordadas (y la más exitosa desde entonces en audiencia, con 15.6%), no fue por un buen motivo. En 2010 España "mandó" a Eurovisión a Daniel Diges, pero su nombramiento quedó manchado por el lamentable espectáculo que dio John Cobra.

TVE habilitó para ese año la presentación de candidaturas a través de su web. Y el gran fallo: permitió que el público, votando por Internet, eligiese a los 10 finalistas para cantar en la gala televisiva. Apoyado por la movilización masiva en Forocoches, John Cobra se "coló" en esa gala, y acabó insultando al público y tocándose la entrepierna, haciendo que Igartiburu tuviese que hacer gala de su mejor paciencia.

TVE "devolvió" el castigo en 2009, según Soraya

Entre el escándalo por Rodolfo Chikilicuatre y el de John Cobra, Soraya Arnelas denunció que TVE se había "vengado" utilizando su candidatura al Festival de Eurovisión. Llegó a ella tras superar una primera fase en Internet, y una segunda fase con galas televisadas.

De tres semifinales diferentes emitidas en TVE salieron los 12 finalistas definitivos, y al final Melody y Soraya empataron con 22 puntos. Al recibir más apoyo del televoto Soraya, fue la representante definitiva, pero la polémica llegó tras su actuación en Eurovisión, cuando la cantante arremetió contra TVE por su pésimo resultado y lo justificó indicando que era una represalia por no haber retransmitido la semifinal en directo. También aseguró que ella había solicitado otra coreógrafa.

Chikilicuatre aprovechó la "brecha" de TVE en 2008

TVE se alió con MySpace en 2008, e ideó un sistema para que todo aquel que quisiera presentara su candidatura simplemente enviando un vídeo. Los finalistas de la selección saldrían de los 5 más votados en Internet, y de 5 propuestas internas seleccionadas por un jurado profesional de la cadena. Pero la decisión final estaría en manos del público.

Con la fuerza de Buenafuente detrás, y convertido en un fenómeno televisivo para "trollear" a Eurovisión, el actor David Fernández interpretando el papel de Rodolfo Chikilicuatre acabó resultando elegido, y llevando entre sus bailarinas a Silvia Abril. Los resultados y las muchas polémicas que se generaron por el sistema online hizo que TVE cambiase el método.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba