Televisión Pública RTVE aparca la norma "Gran Hermano" hasta que "garantice los derechos fundamentales de los trabajadores"

José Antonio Sánchez, presidente de RTVE
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE

Tras varios días de polémica y protestas de los trabajadores, el Consejo de Administración ha aprobado por unanimidad posponer la puesta en marcha del articulado que permitía a los jefes acceder al correo y dispositivos de los periodistas. 

El Consejo de Administración de RTVE ha aprobado, con el voto a favor de todos sus miembros, paralizar la entrada en vigor de la "norma sobre el uso seguro de los sistemas de información" que habilitaba a la dirección a acceder al correo de los periodistas y monitorizar sus equipos.

Según un comunicado enviado por la corporación, "el presidente de la Corporación, José Antonio Sánchez, ha propuesto al Consejo de Administración posponer los efectos de la entrada en vigor de la Norma".

Tras el revuelo causado por este texto, que adelantó VERTELE, RTVE da marcha atrás y pospone su entrada en vigor, prevista para el próximo 15 de febrero, "hasta la aprobación por el propio Consejo de un protocolo de actuación que permita garantizar los derechos fundamentales de los trabajadores y, de manera especial, los contemplados en el Estatuto de la Información".

El comunicado añade que "el mencionado protocolo será analizado y discutido en todas las áreas de la organización, especialmente aquellas relacionadas con el tratamiento de la información".

La norma enumeraba una serie de "obligaciones recomendaciones y prohibiciones para el uso de equipos correo electrónico corporativo, acceso Internet y otras herramientas". El artículo número 8 es el que más inquieta a los periodistas de RTVE.

Este capítulo, titulado "Control del cumplimiento de la norma", habilitaba a la dirección de RTVE para poder controlar el correo de sus trabajadores.

"La dirección, en uso de sus facultades organizativas y de dirección y en aras de revisar el correcto uso de los medios puestos a disposición de los trabajadores podrá controlar si se hace un uso correcto y responsable de dichos medios y recursos incluyendo la supervisión del uso del correo electrónico y el acceso a internet durante la jornada de trabajo", recoge el texto.

El texto fue rechazado por varios organismos de defensa de la libertad de prensa, desde la FAPE, a la APM o Reporteros sin Fronteras. La oposición de la redacción de Radio Televisión Española se plasmó en un comunicado conjunto de los Consejos de informativos que manifestaron su preocupación sobre que se pudiera supervisar el correo de los por lo que pedían aclaraciones a la forma en que se pondría en marcha esta norma.

Más de un centenar de periodistas firmaban ayer un texto en el iNews rebelándose contra este articulado . El buzón de correo se llenó de mensajes con las etiquetas #GRANHERMANORTVE #YONOAUTORIZO y con el siguiente texto:

"No autorizo a RTVE a supervisar sin mi permiso mi correo electrónico, móvil, tableta o cualquier otro dispositivo".

Un comité con periodistas antes de poner en marcha la vigilancia

Miguel Ángel Sacaluga, miembro del Consejo de Administración a propuesta del PSOE, explica en declaraciones a VERTELE que él ya ha trasladado algunas de las propuestas que cree que se deben introducir en el protocolo de actuación para que la norma "sea garantista con la Constitución" y "evitar que se produzcan abusos por parte de la dirección".

Entre estas propuestas, señala que debe haber ciertas cuentas que se vean exentos de la posibilidad de vigilancia, en especial "cuentas que se vean reforzadas por motivos de confidencialidad, como los buzones de denuncias del Consejos de Informativos o del Comité de Empresa".

Añade, "que se debe garantizar que se respetará el secreto profesional" y propone que "haya una comisión en la que estén representantes de los servicios informáticos, de los periodistas y de todos los trabajadores, para que cuando se tome una decisión de revisar un correo lo sepan y de esta manera se garantice que esas medidas que se toman para evitar ciberataques o un mal uso, no sea una decisión unilateral de la dirección, sino que los trabajadores puedan dar su opinión". 

Asimismo señala que es importante que se desarrolle cuáles serán las sanciones, y que estas no queden al arbitrio de la dirección, "no solo para los trabajadores que incumplan esas normas, también para los miembros de la dirección que no respeten los derechos de los trabajadores. Si el espionaje o la vigilancia se hace fuera de las normas y las garantías tiene que haber una sanción", destaca.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba