Internacional

Los Razzies 2019 crucifican a "Gotti", película que estrenó TVE hace dos días

John Travolta en "Gotti"
John Travolta en "Gotti" VERTICAL ENTERTAINMENT

El biopic del famoso criminal acumula 6 nominaciones a los llamados anti-Oscar, muy poco después de un lanzamiento directo a televisión en España

Muy a su pesar, John Travolta aspira a obtener un nuevo premio Razzie por Gotti. El biopic sobre el mafioso John "Teflon Don" Gotti, quien fuera líder de una de las cinco familias del crimen organizado neoyorquino entre los años ochenta y noventa, le ha granjeado al intérprete dos nominaciones, en categorías de peor actor y peor pareja en pantalla (junto a su esposa, Kelly Preston, que homologa este rol en el filme).

Quien haya seguido sus pasos desde que se acicalara el frondoso tupé de Tony Manero hasta que se atusara el imposible bisoñé de gángster en épocas recientes no se sorprenderá por la inquina de la Fundación Golden Raspberry; no en vano, atesora ya 3 frambuesas doradas y otras siete candidaturas en su palmarés. Más llamativas son las circunstancias que rodean a la producción que sirve como excusa para cebarse con él. Una producción que nació con aspiraciones a devolverle al primer plano y cuya triste vida posterior queda de manifiesto con su estreno directo a televisión en nuestro país.

Para más inri, un estreno casi invisible, a juzgar por los datos cosechados. Gotti apenas pudo coaccionar a 1.110.000 espectadores, un 6.6% de cuota de pantalla, con su cuestionada narración de la caída del capo italoamericano, que recibió un severo correctivo de la crítica estadounidense y cuya promoción incurrió en prácticas que bien pudieron haberse inspirado -salvando las distancias, faltaría más- en los personajes retratados.

Crónica de un fiasco que empezó hace 9 años

Gotti ha sido la última de múltiples encarnaciones en torno al mafioso, muchas de las cuales han estado pensadas para su explotación en la pequeña pantalla. Armand Assante recibió una nominación al Globo de Oro a mejor actor de miniserie en 1996 por encarnar al criminal en la tv-movie homónima para HBO; luego otros como Tom Sizemore o Danny Nucci probarían suerte en el rol.

Travolta se unía a este grupo de intérpretes en 2015, y lo hacía por petición expresa de los herederos del mismo Gotti. "Lo más importante para mí era representar adecuadamente al padre y marido", se explicó durante la promoción. Las primeras noticias sobre el desarrollo del filme, basado en el libro Shadow of My Father escrito por el hijo de Gotti (John Jr., quien lo sucedió al frente de la familia Gambino durante los noventa), datan de 2010, cuando se vinculó a Barry Levinson como director. El actor Kevin Connolly, conocido por su papel en El séquito, acabaría firmando como realizador, sucediendo al anterior y a los sucesivos repuestos de aquel, Joe Johnston (Capitán América: El primer vengador, Jumanji) y Nick Cassavetes (John Q).

El que fuera Vincent Vega en Pulp Fiction asumió la cabeza del cartel en una producción que fue menguando con el transcurso de los años a causa de diversos contubernios. Así lo demuestran el nivel de los nombres que completaron el reparto: sin ir más lejos, el semidesconocido Spencer Lofranco obtenía el papel de John A. Gotti, para el que sonaron nombres como el de Shia LaBeouf, James Franco o Ben Foster. La preproducción arrancaría con un presupuesto de 10.000 millones de dólares, la implicación en la producción de EFO Films (ahora MoviePass Films, compañía especializada en productos de acción de serie B, a menudo con actores de clase A en horas bajas como un muy pródigo Bruce Willis) y un acuerdo de distribución con Lionsgate Premiere.

Sin embargo, en diciembre de 2017, a apenas 10 días de su estreno en Estados Unidos, la distribuidora decidió desentenderse de Gotti. El motivo del desencuentro era la pretensión de los productores de lanzar la película a lo grande en cines y no de manera limitada (simultaneando pases contados en salas y en VOD), aunque las malas lenguas insinuaban que la compañía subsidiaria de Lionsgate quiso deshacerse del filme dada su mala calidad. Vertical Entertainmentllegaría a un acuerdo para lanzar la película en Estados Unidos el 15 de junio de 2015. Las expectativas no podían ser más altas: Pitbull había compuesto la canción de acompañamiento de los títulos de crédito, que se desenrollarían por primera vez en el marco del festival de Cannes.

Chris Kerson y John Travolt en "Gotti"
Chris Kerson y John Travolt en "Gotti" BRIAN DOUGLAS / VERTICAL ENTERTAINMENT

La masacre del día del estreno en Estados Unidos

No obstante, los resultados en taquilla no cumplieron las expectativas. Pese a estrenarse en 503 pantallas, apenas recaudó 1,7 millones. Su recaudación doméstica se quedó en 4,3 millones de dólares. No pudieron contentarse mirando las columnas de la prensa especializada, que fue especialmente sangrante en sus comentarios ya desde su premiere internacional en Francia. Los comentarios hacían hincapié en la sucesión de tópicos sobre la mafia a los que recurría el filme, empezando por los forzados acentos italianos de Travolta (quien no hace tanto hizo, de forma cuestionable, de serbio en Caza humana) y compañía. No obstante, el mayor reproche a Gotti fue la visión suavizada que hicieron de este criminal, incidiendo en su función como marido y padre de familia.

"Gotti es el The Room de las películas de mafia", llegó a afirmar, de forma un tanto exagerada, el periodista Sean Mulvihill para FanboyNation.com. "Es la peor película de mafiosos de todos los tiempos", apuntaba aún más alto Johnny Oleksinki para The New York Post. La masacre era explícita: un 0% de críticas positivas en Rotten Tomatoes para un filme destinado, en algún momento, a ganar galardones.

Y ahora está a punto de ganarlos, aunque con un regusto mucho más agrio del que esperaban. La nominación a los Razzie es el último impacto que recibe el maltrecho cuerpo del delito, después de haberse visto involucrado también en otros escándalos: manipulación de la taquilla (MoviePass compró entradas para el film para engordar los datos de taquilla en el primer fin de semana, dando pie a una caída notoria de la recaudación en su siguiente semana) y hasta un intento por equilibrar las opiniones negativas en la red a través de foros y en las votaciones de Rotten Tomatoes.

Stacy Keach y John Travolta en "Gotti"
Stacy Keach y John Travolta en "Gotti" BRIAN DOUGLAS / VERTICAL ENTERTAINMENT

Un estreno casi invisible en España

Todo este escándalo también pesa en su gira internacional: Gotti desembarcaría en España a escondidas, dentro del catálogo de Inopia Films para mercado doméstico. Apareció de la nada el 12 de septiembre y por periodo limitado en Filmin y, tras una breve disponibilidad en este servicio, este pasado viernes 18 saltaría al prime time de La 1.

Su desempeño en la programación mantuvo la tónica analizada al otro lado del charco: quinta opción de la noche, por detrás de la oferta cinematográfica de Cuatro y los reportajes de Equipo de investigación de laSexta; y una caída de casi 3 puntos de share con respecto a la película emitida en la cadena pública una semana antes.

Parece claro, mal que le pese a Travolta, que esta era una oferta que bien podía rechazar.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba