Muy pronto, en Cuatro Risto, a buscar el tiburón blanco con Calleja en Sudáfrica

Jesús Calleja y Risto Mejide, antes de iniciar su viaje a Sudáfrica
Jesús Calleja y Risto Mejide, antes de iniciar su viaje a Sudáfrica Cuatro

El presentador de 'Chester in love', entre los invitados en la próxima temporada de 'Planeta Calleja'. Junto al aventurero remará en kayak y nadará entre focas, entre otras actividades

Se ha dejado el botón dorado en casa. Y ‘Chester’ no estaba por la labor de acompañarle en esta aventura. Por eso mismo, el publicista y doble presentador de Mediaset España Risto Mejide (‘Got Talent’, ‘Chester in love’) arranca en solitario desde hoy la aventura más peligrosa de cuantas conformarán la próxima temporada de ‘Planeta Calleja’, que llegará muy pronto a Cuatro.

“Ni sé qué voy a hacer ni sé cómo va a ser. Sólo sé que si estoy metido en esto es por culpa de una cena en Abu Dhabi con Calleja”, explica un incauto Risto Mejide en declaraciones a la cadena. “De todos los destinos posibles, Jesús me habló de Sudáfrica, uno de los mejores países que había visitado en su vida. Y por eso le pedí que, si me organizaba algo, fuera allí”.

"Me horrorizan las sorpresas"

¿Escalada? ¿Trekking? ¿Descenso de barrancos? Para nada. Risto ignora que Calleja le tiene preparada una aventura que el publicista catalán tardará años en olvidar: la búsqueda del gran tiburón blanco.

Antes de llegar a Mossel Bay, donde se producirá el encuentro con la bestia, Risto y Jesús viajarán por el sur del país para acercarse poco a poco al hábitat de estos animales. Remarán en kayak por las aguas de Simon´s Town para observar al pingüino africano; se sumergirán en el Índico para nadar junto a grupos de focas, el principal alimento de los tiburones, y recorrerán la reserva de Gondwana para localizar las cinco grandes especies que habitan allí: león, elefante, rinoceronte, búfalo y leopardo.

Finalmente, en las frías aguas de la bahía de Mossel, un descenso a las profundidades acercarán a Risto y Jesús hasta el gran tiburón blanco. Una pequeña jaula y unos finos barrotes de metal serán su única protección ante estas criaturas marinas, capaces de destrozar con su hilera de afilados dientes un cuerpo humano.

“Me horrorizan las sorpresas. Como todo el mundo sabe, me cuesta muy poco decir que no, y creo que por eso he dicho que sí a Calleja”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba