VERTELE, con el presentador Roberto Vilar, a por la noche del viernes: "Como no me conocen, los famosos se relajan y se sueltan"

Roberto Vilar
Roberto Vilar Antena 3

El showman gallego debuta hoy en Antena 3 con 'La noche de Rober', un programa que dice estar "hecho a mi medida". Tanto, que no pudo rechazarlo pese a sus reticencias a volver a la televisión nacional, a la que regresa 7 años después de su breve aventura en Cuatro y avalado por su exitoso 'Land Rober' en Galicia

Desde hoy, el prime time del viernes en Antena 3 es para 'La noche de Rober'. Un programa de entrevistas y entretenimiento capitaneado por Roberto Vilar, que vuelve a la televisión nacional siete años después de su paso por Cuatro con 'Salta a la vista'. 

Ahora prueba suerte en Atresmedia con un formato "hecho a mi medida" y al que "no podía decir que no", como aseguró esta semana a varios medios de comunicación, entre los que se encontraba VERTELE. Una oportunidad que le llega mientras saborea el éxito en su Galicia natal con 'Land Rober'. Un "hijo" al que le va "muy bien", como así nos contó, y que le permite afrontar este nuevo reto profesional "más relajado". 

Aun así dice sentirse "nervioso e inquieto por el estreno". Una primera emisión apadrinada por Alfred, Amaia y Dani Martín que, bajo su punto de vista, denota las "virtudes y defectos" de un primer programa. Algo que no ve mal, pues considera que 'La noche de Rober' cumple así uno de sus principales objetivos: tener "alma y piel" para no ser un formato "plasticoso". 

¿Cómo te sientes al saltar de nuevo a la televisión nacional?

Me siento más relajado que la otra vez. Estoy más relajado y más feliz porque tengo menos presión. Estoy nervioso e inquieto por el estreno, pero no me siento presionado. Me lo estoy pasando muy bien y lo tomo como un regalo. Tengo a mi hijo allí en Galicia, que es 'Land Rober' y que va muy bien. Tengo la tensión del estreno porque los que nos dedicamos a esto queremos gustar. Y eso está bien pero es jodido.

¿Este nuevo programa tiene el sello de 'Land Rober'?

Creo que es un programa distinto a 'Land Rober'. Yo lo veo distinto. 'Land Rober' lleva 200 programas, empezó de una manera y fue evolucionando hacia otra cosa. 'Land Rober' tiene su gran sello, que son los sketches y lo que lo hace un programa distinto a 'El Hormiguero', por ejemplo.

¿Cómo compaginas los dos programas?

Como puedo, pero sobre todo gracias a la Televisión de Galicia. Porque yo no estoy dispuesto a renunciar a 'Land Rober' nunca. Yo nunca voy a dejar de hacer 'Land Rober' y que pueda compatibilizarlo es mérito de que la Televisión de Galicia tenga a bien dejar hacer. ¿Y cómo lo llevo? Bueno, trabajo mucho, que es algo que no me gusta porque no me gusta mucho trabajar. Pero tengo la ilusión, y con eso es más fácil.

¿Cómo te llegó la propuesta de Antena 3?

Un día me llamó Antena 3, hace unos meses, y me propuso hacer esto. Yo me quedé flipado. De hecho, tardé varios días en responder. No les dije ni que sí ni que no. Después les dije que sí, que quería ver qué querían hacer. Me plantearon 'La noche de Rober', me encantó y fue cuando tuve que pedir permiso a Televisión de Galicia. Les dije que me gustaría hacer 'La noche de Rober' si podía ser, y me dijeron que sí.

La llamada me sorprendió muchísimo, como le sorprendería a cualquier persona. Que un prime time tan grande como éste se lo den a un tío que no conoce nadie con la cantidad de presentadores buenos que hay en el canal te sorprende, claro.

Tu fichaje también se entiende como un reconocimiento a tu éxito en Galicia.

Sí es verdad que 'Land Rober', pese a ser un programa de una autonómica, últimamente tiene una repercusión muy grande. A veces me voy a Palma de Mallorca o a Fuengirola y de vez en cuando viene una persona que no tiene nada que ver con Galicia y que ve 'Land Rober' o lo ve por internet. Pero una señora de Murcia o un chaval de Cuenca no sabe quién soy yo. El programa se llama 'La noche de Rober' pero, realmente, la mayoría de la gente en España no sabe quién es Rober. Supongo que Antena 3 también verá algo bonito en eso.

Como decía Carmen [Ferreiro, directora de programas de entretenimiento de Atresmedia], que como [otros presentadores] lo hacen tan bien... Gente como Arturo Valls, que es un bestia y lo hace todo tan bien que es normal que haga muchas cosas. Pero que también haga cosas alguien que no conoces supongo que será interesante para el espectador.

¿A quién te gustaría entrevistar en el programa?

Toda mi vida he tenido la ilusión de entrevistar a Antonio Banderas. Me parece un tío fuera de serie. Supongo que acabará viniendo al programa. Como no lo conocen porque aún no está en emisión, ahora es más difícil traer a grandes invitados. Pero yo creo que debería pasar todo el mundo. Incluso políticos, que creo que pasarán. Y hasta Barack Obama, que sería mi sueño. 'La noche de Rober' es un programa al que puede ir cualquier invitado.

¿Cómo te preparas las entrevistas?

En principio no soy un buen entrevistador porque no me dedico a esto. En 'Land Rober' hace tiempo ya que no hacemos entrevistas. En Galicia llega el invitado y empezamos a jugar, a jugar y a jugar y nos hemos olvidado de las entrevistas. Pero aquí sí lo estoy descubriendo porque es gente que no conozco, como Dani Martín y Amaia y Alfred. Es verdad que hay cosas interesantes que tienen que decir y yo me las preparo, pero hoy en día es bastante fácil porque te metes en internet y hay tantas cosas...

Yo sí que detecto que, como no me conocen de nada, se relajan y se sueltan y me ven más inofensivo que a Pablo Motos o Risto Mejide. Se relajan y ahí es donde aprovechamos para apretarlos. Me está gustando este juego, creo que es bonito.

¿Cómo ves la evolución del programa con el paso de las entregas?

El primer programa es claramente, y yo creo que eso es bueno, un programa 1. Y tienes las virtudes, como la emoción, y los defectos de un programa 1. Es que, de momento, no me pasa como en Galicia. No me encuentro en casa. De momento no he hecho de 'La noche de Rober' mi casa y no consigo sacar el Roberto Vilar al que están acostumbrados a ver los gallegos. En cada programa que vamos haciendo vamos mejorando en eso. Creo que cuando el programa dé el salto al directo, que sin duda lo dará, ahí es cuando yo creo que estaremos capacitados para dar el 100% de lo que tenemos.

Estoy contento de que se note que es un programa 1, que se noten los defectos de un programa 1. Creo que eso está bien y nos humaniza. Yo tengo especial interés en que no nos quede plasticoso, que el programa tenga alma, piel y en el que haya cosas que estén bien y otras que estén mal. Que el espectador vea a seres humanos de verdad haciéndolo, con sus virtudes y sus defectos.

Entonces es una opción firme hacer el programa en directo.

Sí, y la cadena también lo ve claro. Un programa de este tipo tiene sentido en directo. Pero 'Tu cara me suena' empieza siendo grabado y acaba evolucionando en directo. Tenemos claro que el camino es el directo y en eso estamos trabajando.

¿Hay espacio a la improvisación durante las entrevistas?

Yo me suelo comportar de una forma bastante libre en el plató. Evidentemente hay cosas pactadas, pero a mí me gusta moverme muy libre. Yo no tengo un orden de preguntas ni un teleprompter. Yo voy hablando con el invitado, tengo unas ideas en mi cabeza y las voy poniendo ahí en juego. Sí hay lugar para la improvisación, y cada vez habrá más porque para improvisar hay que estar cómodo. Y aún nos falta comodidad, claro.

¿Te ha sorprendido especialmente alguno de los invitados?

El que me ha sorprendido muchísimo y del que me he enamorado profundamente es Dani Martín. Yo tenía una imagen de Dani Martín nada especial, pero me he enamorado profundamente. Es un tío con un talento y una humanidad brutales. Y estar una hora cerquita de Amaia y Alfred es algo brutal. Esa gente tiene una magia dentro y un gustar sin querer gustar, porque gustar sí que quieren, como queremos todos, pero ellos gustan sin buscarlo. Es espectacular y me ha sorprendido. Lo de Amaia y Alfred es un fenómeno...

¿Has seguido 'Operación Triunfo'?

No especialmente. Sí he visto el fenómeno de Amaia y Alfred. La magia, la voz, lo que Amaia es a la música y la verdad que tiene. Sin ser seguidor me han flipado.

¿Y eres eurofan?

Sí, claro, porque a mí me gusta la televisión y Eurovisión es un espectáculo televisivo en todos los aspectos. A nivel de puesta de escena, de show, tanto de las actuaciones como de las actuaciones... Es un formato descomunal.

¿En qué puesto crees que quedarán Alfred y Amaia?

Es difícil porque las apuestas un día los colocan más arriba y otro están peor. Yo creo que pueden quedar mal o en un muy buen puesto. Puede pasar porque van a cantar un tema de una historia personal suya, de su historia de amor. Si logran que la señora de Ucrania conecte con esa historia y se lo crea, yo creo que tienen posibilidades de quedar muy bien. Ojalá ganen, por qué no.

¿Cómo es trabajar con Silvia Abril?

Silvia es un lujo. Tener a Silvia Abril haciendo personajes...Yo creo que es la mejor que hay haciendo personajes en este país. Es brutal, una agitadora de los platós y nos viene muy bien en 'La noche de Rober'. Es un lujazo y creo que a Silvia la quiere todo el mundo.

¿No habías coincidido antes con ella?

No. Yo solo conocía a José Corbacho, que fue una vez a 'Land Rober'. Pero ni a Leo Harlem, ni a Anna Simon, que me parece otro talento brutal. Y con Leo te descojonas. Me parece que hay un elenco espectacular.

¿Tienes miedo de que el programa fracase?

Evidentemente. Nosotros siempre tenemos miedo a que fracase. Siempre, siempre. 'Land Rober' lleva 200 programas. En esta temporada lleva un 23% de media contra 'Supervivientes'. Es una barbaridad, pero aun así tengo miedo de que el programa vaya mal. Es una tensión constante, de toda la vida.

Y si le preguntas a Pablo Motos te dirá que tiene miedo a que el programa de mañana vaya mal. Vivimos con ese demonio dentro.

A priori, el programa llega a un día sin gran competencia en la parrilla.

Sí, pero puede ser que a la gente no le guste el programa, los invitados o que no le guste yo. Puede ser perfectamente y vivimos con ello. Ahí está también la emoción. Nosotros ponemos en juego lo nuestro. Yo he intentado ser como soy y ojalá le guste a la gente. Puede pasar que sea un fracaso, pero yo entiendo que lo normal es que no sea ni una cosa ni la otra. En la vida lo normal es lo normal, y yo entiendo que lo normal es que haya gente a la que le guste y gente a la que no, pero que lo hagamos dignamente.

¿Has notado muchas diferencias al trabajar en una cadena nacional con respecto a una autonómica?

Yo lo que he notado es una apuesta de la cadena muy grande. La cadena apuesta muy fuerte por 'La noche de Rober' y yo se lo tengo que agradecer. Antena 3 cree que aquí hay un camino hacia el futuro y lo ve a largo plazo. Yo creo que va a tener paciencia si, por lo que sea, no va bien al principio. Cree que esta forma de hacer televisión puede funcionar, y veo a la cadena muy metida y eso me hace muy feliz.

¿Buscabas volver de nuevo a la televisión nacional?

La verdad es que no. Por una parte sí, pero por otra son muchas cosas. Estoy cómodo con lo que hago, tengo una familia con una niña pequeña, vivo en Galicia y venir a Madrid te priva de algunas cosas. Por una parte tenía ilusión por volver a la televisión nacional, pero por otra no. ¿Qué pasa? Que a este proyecto no le podía decir que no. Es un programa hecho a mi medida, y de alguna manera sería estúpido, desagradecido y necio por mi parte decir que no. Pero por lo vago que soy hubiera dicho que no (risas).

¿Qué recuerdas de tu paso por Mediaset?

Había un proyecto para hacer un proyecto parecido a éste en Mediaset. El programa que hicimos en Cuatro, 'Salta a la vista', era como un paso previo, pero en ese momento las parrillas iban por otro lado y no había huecos para programas como éste. Creo que ahora sí. Pero tengo muy buen recuerdo de Mediaset y del trato que tuvieron conmigo, pero aquel no era el momento y ahora sí lo es.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba