En El Intermedio Sara Gómez: "Para romper el techo de cristal en la ingeniería hay que empezar por la educación"

Sara Gómez: "Para romper el techo de cristal en la ingeniería hay que empezar por la educación"
Sara Gómez: "Para romper el techo de cristal en la ingeniería hay que empezar por la educación"

Sandra Sabatés entrevistó a la ingeniera y directora del proyecto 'Mujer e Ingeniería' que reflexionó sobre el bajo porcentaje femenino en las carreras técnicas

Sandra Sabatés ha entrevistado a la ingeniera Sara Gómez en su sección "Mujer tenía que ser" de El Intermedio. 

La científica ha reflexionado sobre el bajo porcentaje de mujeres en el mundo científico y tecnológico y ha narrado algunas de las experiencias machistas que ha vivido a lo largo de su carrera. 

"Los niños piensan que los genios solo pueden ser hombres"

La primera pregunta que lanzó Sabatés a su invitada fue por la razón de que "en las carreras de ingeniería las mujeres solo somos el 25% del alumnado". La entrevistada señaló una "mezcla de factores que las mujeres no tengan en el horizonte hacerse ingenieras ni tecnólogas: desde un problema estructural, a social, cultural y de estereotipos. La ingeniería es tradicionalmente un mundo de varones y hostil", explicaba y por eso "estamos en carreras con vertiente social y no ven que la ingeniería también la tiene".

Sara Gómez frente a Sandra Sabatés en El Intermedio
Sara Gómez frente a Sandra Sabatés en El Intermedio

Gómez también citaba un estudio que explicaba que "a los 4 años los niños y las niñas tienen la misma percepción de las materias y a partir de los 6 clasifican que las ciencias son más difíciles y las letras más fáciles. Y piensan que la parte difícil es para genios y los genios son ellos". 

Una distinción dañina para las mujeres que, según la catedrática, "empieza por los juguetes: las niñas juegan con actividades más de servicio a los demás, los chicos no. También los referentes femeninos que tienen en ciencias son casi inexistentes para ellas". 

Por lo que concluía que "lo que hay que hacer es educar, la educación es la palanca más poderosa"

"Mi primer jefe me dijo que tenía que demostrar el doble que un hombre para considerarme la mitad"

Preguntada por su función como directora del proyecto 'Mujer e Ingeniería' contó que "el proyecto consiste en que hayan más ingenieros en el mundo y también que haya más mujeres en él". 

Recordó que sus ganas por estudiar ciencias nacieron de "dos profesoras monjas de física y matemáticas excepcionales en mi formación del colegio. Me gustaba hacer cosas y tuve un ingrediente de rebeldía porque a mi padre no le parecía normal que lo estudiara". 

Sobre las barreras machistas con las que se ha topado: "En mi primera experiencia en el mundo laboral en una multinacional escuché que el jefe me había seleccionado, en contra de su voluntad, frente a mi competidor que era un hombre y me dijo que tenía que demostrarle el doble que él para que me considerara la mitad. La sensación que tuve es como de apuñalada, reconozco que lloré de rabia". 

También recordó que aquellos "primeros meses era medirte permanentemente, darte los trabajos más hostiles, yendo por las alcantarillas de Madrid, preguntas trampa, desaparecían informes...". 

Antes de finalizar la entrevista, quiso dejar el siguiente mensaje para las jóvenes: "Que no se crean incapaces de hacer nada. La ingeniería es magia, cambia el mundo y perderse la oportunidad de hacer eso es una pena. Que lo contemplen en su horizonte profesional porque vale la pena. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba