Un culebrón propio de Mediaset

Sigue la guerra abierta entre la Campos y Telecinco tras separar sus caminos

María Teresa Campos frente a 'Sálvame'
María Teresa Campos frente a 'Sálvame' GTRES / MEDIASET

El último capítulo son las nuevas declaraciones críticas y acusaciones de la comunicadora hacia 'Sálvame', que la ha contestado.

La vinculación contractual que unía a María Teresa Campos y Mediaset acabó el pasado mes de abril, y como ya ha ocurrido en el pasado con otros profesionales, el final de esta relación no ha sido la mejor. Tras la cancelación de ¡Qué tiempo tan feliz! no volvería a presentar ningún programa; y una vez concluido el docurreality Las Campos y sus colaboraciones con Sálvame, se mantendría en nómina del grupo pero sin realizar ningún trabajo hasta que su contrato expiró y quedó sin cadena.

Desde entonces, la veterana comunicadora ha hablado sin tapujos sobre sus experiencias en el grupo. La última oportunidad para escucharla hablar sobre Telecinco fue esta misma semana durante la presentación del libro Tele. Los 99 ingredientes de la televisión que deja huelladel periodista Borja Terán en el Espacio Fundación Telefónica. "Ahora no estoy haciendo nada, me he salido... Bueno, me han sacado", ironizaba la profesional sobre su actual situación, declarándose "liberada" fuera de la disciplina de la cadena.

Sus críticas hacia Jorge Javier y 'Sálvame'

Durante este evento, la presentadora malagueña también narró sus problemas con programas como Sálvame, donde colaboró durante años, o anteriormente Aquí hay tomate, al que definió como detinante de "la televisión sin compasión". Jorge Javier Vázquez, presentador de ambos, sería igualmente aludido, a quien igualmente se refirió en términos agridulces.

Tuvo buenas palabras para el comunicador, al que definió como divertido y culto, pero también otras más duras: "Me molesta su proselitismo". Hizo hincapié en que el catalán se hizo popular gracias a participar en los corrillos de sus magacines, dando desde ahí el salto a la presentación. Por eso, explica, se sentía dolida cuando en el Tomate hablaba en mal tono de la familia Campos: "Se escudaba en queleía lo que ponía en el guion. Yo le decía: 'Si en el guion pone que tu madre es puta, ¿también lo vas a decir?'".

Del mismo modo, combinó comentarios positivos sobre Sálvame con otros menos laudatorios. Valoró la capacidad de haber hecho "algo completamente diferente" en televisión: "Eran unos señores que estaban allí para hacer un programa y presentarlo, y se convirtieron en unos personajes del programa. Eso ha sido copiado en otros países", recuerda, insinuando que las polémicas y discusiones que se ven en plató se consensúan en las reuniones de contenidos. "Ha creado un género que no existía en la televisión y eso lo han hecho muy bien. Han inventado algo en un medio donde estaba todo inventado". 

"Lo malo", continuaba, "es cuando cogen como cabeza de turco a una persona y se llega al insulto. Eso no está justificado nunca", achacó, indicando la necesidad de poner límites a estas prácticas. "Todo [está] siempre al servicio de que el programa venda".

'Sálvame' la acusa de mentir: "Esto no te beneficia en absoluto"

La respuesta de Sálvame no se ha hecho esperar. Mila Ximénez la acusaba de haber mentido sobre los pactos previos y las directrices que los directores dan a los tertulianos antes de cada programa, algo en lo que insistían también Lydia Lozano y Kiko Hernández.

"Me parece que se ha equivocado", decía Ximénez. "Sabes que es mentira. Sabes que tenemos absoluta libertad. Tu hija ha estado aquí muchos años, así que llámala y pregunta tanto a ella como a Carmen [Borrego], que ha estado también. Puedo jurar por mi familia que a mí jamás me han dado directrices de lo que se tiene que hacer. Es un reality donde puede pasar cualquier cosa que no tenemos controlada".

Además, la colaboradora contraatacaba asegurando que en los corrillos presentados por la Campos "había ciertos comentaristas" más dañinos que los que forman parte de la plantilla de Sálvame. "Una vez que uno se va de un sitio, citando a una frase de Jorge, creo que nos favorece más el silencio", terminaba su discurso. "Y a ti, que eres una grande, esto no te beneficia en absoluto".

Lozano tomó la palabra y recordó que en los seis años que Campos participó en Sálvame Naranja, "se liaron muy pardas con ella y Jorge Javier: "Ella en una ocasión se levantó y se fue, y no creo que se lo ordenara el director", recordó.

Por su lado, Rafa Mora señaló a Terelu Campos como culpable de que su madre dijera "esas tonterías". Una acusación que Ximénez no aceptó, atestiguando, como hicieron Lozano y Hernández, que María Teresa había estado en esas reuniones.

Campos ya habló de sus últimos meses de Mediaset

Esta no es la primera vez que la Campos carga contra su antigua empresa. A principio de junio, la conductora habló en Julia en la Onda (Onda Cero) de su deslucida salida tras 12 años en Mediaset. "Algunos han dicho que yo estaba apenada porque no me renovaban. ¿Qué dicen? Yo no veía el momento de que eso se acabara, porque no podía trabajar en otro sitio", aseguró a Julia Otero.

"Yo, en mi ignorancia de la cosa legal, creía que cuando te hacían un contrato como presentadora era que te dan dinero y trabajo. Porque si no, mejor que no te den el dinero porque desacreditan al profesional no dándole trabajo", añadió, sobre el tiempo en que se mantuvo sin encargo alguno dentro de la compañía.

En cualquier caso, dijo guardar cariño por el consejero delegado del grupo, Paolo Vasile. Durante esta entrevista radiofónica, por cierto, afirmó tener una oferta para volver a la televisión en una cadena pública, sin dar más información al respecto.

El papel de sus hijas en el culebrón

En este culebrón ha sido importante la situación de sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego. La primera se despidió "para siempre" del universo Sálvame en mayo, una decisión que estaba estudiando desde hacía meses y que se aceleró tras los duros comentarios que sus ya excompañeros de programa realizaron contra Borrego, a la que acusaban de fingir las dolencias (una lesión cervical causada por un tartazo de Payasín) que marcaron su breve estancia en Sálvame Okupa. "No todo vale", dijo entonces Terelu, que se levantó, se quitó el micrófono y salió de un plató al que no volvería más que para despedirse un mes después.

Borrego, por su parte, abandonó la disciplina de Sálvame, pero sigue involucrada en un programa de la cadena, Viva la vida. Las críticas contra ella no han parado, especialmente después de que esta hablara de la mala experiencia vivida en el plató de La Fábrica de la Tele. En respuesta, Socialité de María Patiño (de la misma productora), la reprendió aludiendo a la enfermedad que sufrió María Teresa Campos: "Cuando dice que [el tartazo de Payasín] es el peor momento de su vida me pongo a pensar en el cáncer de su hermana, en el ictus que sufrió su madre, en la enfermedad que ella padeció hace años. Y digo que tuvo que llevar todo estupendamente para que un tartazo haya significado el peor momento de su vida", dijo la presentadora, que insinuó que Borrego "tiene un problema importantísimo que tendría que tratarse".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba