Test del día después

Desconcierto general con 'Supermax' tras picar el anzuelo de Mediaset: "¿Pero esto no era un reality?"

'Supermax'
'Supermax' (Foto: Mediaset)

Ceremonia de la confusión entre los espectadores, después de una discutida estrategia de promoción por parte del grupo. Se había vendido repetidamente como un formato de telerrealidad, cuando estábamos ante una serie de ficción pura y dura. 

Por este motivo, fueron muchos los televidentes que, a través de las redes sociales, manifestaron sentirse "engañados". Además de ello, el producto en si tampoco convenció y, para más inri, los datos de share se quedaron en un escueto 4.7% y 2.8% para sus dos primeros capítulos.

Supermax salió este martes del cajón de Mediaset, donde había permanecido en los últimos dos años, y llegó por fin a la parrilla de Cuatro tras su discreto periplo por el catálogo de HBO España. La cadena ofreció dos capítulos de estreno en prime time y no solo su acogida en audiencias ha sido pobre, sino también las sensaciones que ha dejado entre los espectadores.

La ficción cuenta con una premisa atractiva: un productor decide reutilizar una cárcel abandonada, en la que hubo una gran matanza años atrás, como emplazamiento para un reality en el que ocho presos tienen que conseguir escapar. Tanto, que Mediaset se sirvió del componente telerrealidad que tan bien le funciona en sus canales para basar toda su estrategia promocional de su serie. 

Este fue el claim del grupo de comunicación para congregar a sus espectadores en el estreno: "Este verano, ocho personas permanecerán encerradas: un nuevo reality, en Cuatro". Incluso hasta los últimos momentos antes del lanzamiento, las redes sociales de la cadena siguieron vendiéndolo como tal: "Esta noche llega un reality extremo al salón de tu casa, ¡no te lo puedes perder!", escribieron. Pero no, no era un reality, era una serie de ficción pura y dura. 

Desconcierto general de los espectadores 

El resultado, como cabría esperar, ha sido una expectación mayor, pero también una audiencia confusa con lo que ha terminado encontrando en sus pantallas. Al poco de arrancar, el hashtag oficial de la serie se llenó de comentarios de espectadores tan desconcertados como decepcionados por no tratarse de un reality extremo, sino de una ficción. 

"Pone reality show pero es una serie, no entiendo nada", comentó un usuario. "¡Qué estafa! Yo con todo el “hype” poniendo Cuatro porque pensaba que eso de la cárcel era un reality como nos vendían en Mediaset, y resulta que es una serie!", apuntó otro, reflejando el sentir general.

"Lo siento por los que pensaban que #SupermaxEnCuatro sería un Gran Hermano de cuatro chalados dispuestos a meterse en una cárcel... os han tangado", comentó otro espectador. 

Pasado el choque inicial, y ya arrancada la trama, muchos espectadores seguían confusos con lo que estaban viendo y no terminaban de asociar Supermax al género que realmente es. "Es una serie de un reality, pero una duda: ¿los concursantes están actuando o concursando normal como en un reality?", preguntó un espectador en Twitter. "No sé muy bien qué estoy viendo", expresó otro. 

Más allá de los que se sirvieron de las redes sociales para preguntar sus dudas sobre la trama o manifestar su enfado por no tratarse finalmente de un reality, también hubo algunos que decidieron darle una oportunidad. Sin embargo, tampoco la han valorado muy positivamente y cuesta encontrar opiniones favorables de algún twittero.

"Me gustan las series extrañas que te hacen pensar y reflexionar. The OA por ejemplo es un quebradero de cabeza, pero bien hecho. Supermax no hay quien la entienda, miro la pantalla y no me entero de nada", opinó un espectador. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba