Por los comentarios peyorativos que vertieron sobre ella en Sálvame El Supremo confirma la "intromisión ilegítima de Telecinco en el honor" de Lucía Etxebarria

Lucía Etxebarría, en el reality 'Campamento de verano'
Lucía Etxebarría, en el reality 'Campamento de verano'

El Alto Tribunal ratifica la condena de 50.000 euros que deberá indemnizar la cadena a la escritora

Se confirma la condena: la Sala I, de lo Civil, del Tribunal Supremo ha confirmado "una condena a Mediaset a pagar 50.000 euros a la escritora Lucía Etxebarria por daños morales", tras estimar "que existió una intromisión ilegítima en su honor y en su intimidad personal y familiar en dos programas emitidos en Telecinco en agosto de 2013 después de que Etxebarría abandonase el reality show de la cadena llamado Campamento de verano". En el comunicado emitido por el tribunal, alude concretamente a los espacios Sálvame Deluxe y Sálvame Diario.  

El Supremo corrobora así la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, que a su vez ratificó el fallo del Juzgado de Primera Instancia: "La resolución incluye también la condena de difundir el encabezamiento y fallo de la sentencia mediante su lectura en los programas Sálvame Deluxe y Sálvame diario", indican en el escrito.

En concreto, el órgano recuerda que "la intromisión en el honor y la intimidad se produjo por las revelaciones que hizo en dichos programas una actriz sobre aspectos relacionados con la vida privada de Etxebarría, que la desacreditaban ante la opinión pública como una persona descuidada con su higiene personal y la de su hogar". En concreto, la calificaron de "sucia", "falsa" y de estar mentalmente "desequilibrada", entre otros adjetivos peyorativos.

"Entrar en un reality fue el gran error de mi vida"

Todo este contubernio legal deriva de la participación de Etxebarria en Campamento de verano, en el verano de 2013. Su presencia en el reality se debió a una complicada situación económica por su parte, pero fue incapaz de adaptarse en la dinámica que el programa le pedía y acabó abandonando tras una semana de concurso, como recogimos.

Tal y como ella misma recuerda en redes sociales, "me fui porque se me obligó a presenciar, contra mi voluntad, cómo se masturbaba un concursante, y no se me permitió salir de la cabaña". "Este concursante fue expulsado más tarde del programa porque acostó a otra chica (en directo) y porque en el pregón de un pueblo se atrevió a decir (en directo) "hemos venido aquí a follarnos a vuestras mujeres"". El concursante al que se refiere en este texto es Pedre, conocido tras su paso por Un príncipe para Corinna.

"El terror a que relatara el incidente", prosigue, "derivó en un acoso y linchamiento por parte de la cadena que quiso difundir la imagen de que yo estaba loca". Además, asegura que durante el tiempo que se mantuvo dentro del lugar que albergó el programa, el resto de concursantes mantuvieron relaciones sexuales y tomaron alcohol y otras sustancias. Por todos estos motivos, considera que "entrar en un reality fue el gran error de mi vida".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba