Televisión Pública TVG amenaza con despedir a la presentadora que criticó ante Feijóo el uso partidista del canal en un acto benéfico

La TVG abre un expediente a la presentadora que dimitió del telediario tras participar en una gala benéfica
La TVG abre un expediente a la presentadora que dimitió del telediario tras participar en una gala benéfica CRTVG

La dirección de TVG abre un expediente por falta muy grave supuestamente por maquillarse en la televisión para una gala contra el cáncer. El comité de empresa alega que es práctica habitual que los presentadores de la casa se maquillen en la televisión cuando acuden a ese tipo de actos. La presentadora reivindicó los viernes negros ante Alberto Núñez Feijóo en ese acto benéfico y a partir de ese momento se puso en marcha el expediente.

La dirección de TVG ha abierto un expediente sancionador por falta muy grave a la periodista y presentadora Tati Moyano supuestamente por utilizar medios de la televisión pública para la presentación de un acto benéfico: la gala Gala contra el Cáncer que se celebró el pasado 22 de junio en Santiago de Compostela.

La apertura del procedimiento de sanción que se ha incoado -que podría llegar al despido y que todavía no está resuelto- lo ha comunicado el comité de empresa de la Corporación Radio Televisión de Galicia, que ve en ese expediente una represalia política contra una periodista por reivindicar la pluralidad en los medios públicos gallegos.

En el acto benéfico, que Moyano presentó de forma altruista y sin cobrar, la periodista de TVG hizo una defensa de los medios públicos y explicó que si iba vestida de negro ese viernes era para defender como el resto de sus compañeros una televisión al servicio de los espectadores y no de los intereses de los partidos.

En la mesa presidencial de ese acto estaba sentado junto a otras personalidades, Alberto Núñez Feijóo, que según varios testigos, expresó su incomodidad por las reivindicaciones de la presentora del canal autonómico. Moyano, que presenta la segunda edición del infomativo, ya había presentado su dimisión junto a su compañero Alfonso Hermida por discrepancias con los criterios informativos de la dirección del ente, nombrada por el Partido Popular. Ambos presentadores anunciaron que renunciaban a conducir ese telexornal en la nueva temporada que arranca en septiembre.

La semana siguiente a la celebración de la gala fue un hervidero en los despachos de la Televisión de Galicia. Fuentes de los trabajadores aseguran que a Moyano se le preguntó repetidamente si su contrato amparaba la presentación de eventos, aunque estos fuesen benéficos y no implicasen ninguna retribución. Una veintenta de presentadores firmaron entonces un documento de solidaridad con Moyano en el que advertían que todos ellos habían presentado actos públicos y privados, sin haber sido apercibidos por la dirección.

La dirección de TVG preguntó entonces si Moyano había utilizado material del canal autonómico para presentar la gala. Fuentes del comité sostienen que los medios que se utilizaron fueron facilitados por la ONG que organizaba el evento.

La cúpula de la televisión autonómica alega que Moyano se maquilló en los camerinos de TVG con la ayuda de las trabajadoras de la casa y que eso supone una falta muy grave, que es la que motiva el expediente sancionador.

"Represalia irracional"

La representación de los trabajadores asegura que la "desmedida reacción de la Corporación obedece exclusivamente a una represalia irracional contra una trabajadora que ha protestado contra el férreo control informativo de la TVG en presencia del presidente de la Xunta". "En lugar de adoptar las medidas adecuadas para erradicar la censura previa y la manipulación instalada en los medios públicos", alega el comité intercentros en un comunicado, la dirección de TVG opta por abrir "un expediente sancionador que es un acto más próximo a las corrupción institucional que a la normalidad democrática".

Los trabajadores alertan del "grave deterioro de las relaciones laborales en la Corporación por parte del actual equipo directivo" que preside Alfonso Sánchez Izquierdo, un periodista muy próximo al PP que fue colocado al frente de los medios públicos sin el apoyo de ningún otro partido pese a que la ley de la Corporación obligaba a que el Parlamento lo eligiese con una mayoría cualificada que exigía el consenso de varios grupos políticos.

Sánchez Izquierdo, que lleva al frente del canal desde que Feijóo llegó al Gobierno en 2009 siempre ha colocado a TVG como un ejemplo de pluralidad, frente a las denuncias de los trabajadores y de la oposición que ven en la televisión y la radio autonómica un instrumento de propaganda del Partido Popular.

Las protestas se han intensificado desde hace un par de meses cuando una parte de los trabajadores de la televisión autonómica decidieron sumarse a los viernes negros reivindicativos de la plantilla de Radio Televisión Española. Está previsto que este viernes la movilización de los profesionales de TVG sirva de amparo a la periodista expedientada.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba