Tras el "blanqueamiento" de Informe Semanal El Telediario de TVE se suma al lavado de imagen de la dictadura de Arabia Saudí con un reportaje sobre su "aperturismo"

El Telediario de TVE se suma al lavado de imagen de la dictadura de Arabia Saudí con un reportaje sobre su "aperturismo"
El Telediario de TVE se suma al lavado de imagen de la dictadura de Arabia Saudí con un reportaje sobre su "aperturismo"

Una semana después de la firma del acuerdo entre España y el país árabe para la compra de material de Defensa, el informativo de la cadena pública ensalza las "cosas que están cambiando" en dicho territorio

TVE sigue apostando por blanquear la dictadura de Arabia Saudí, en esta ocasión, en el Telediario de este 19 de abril. 

La cadena pública ha dedicado una pieza del informativo para hablar del "fin de la prohibición" de las salas de cine en el país. Para ello, han utilizado conceptos como "nuevo tiempo" y "medidas aperturistas", además de señalar al príncipe heredero Mohammed bin Salman como "impulsor de la iniciativa" que demuestra que "las cosas están cambiando".  

Un lavado de imagen que se suma al reportaje que hizo Informe Semanal, el pasado 24 de marzo, sobre la "serie de reformas en todos los campos de la vida política, social, militar para transformar definitivamente el país". 

"Las cosas están cambiando y nos estamos abriendo"

La voz en off del vídeo comenzaba recordando los inicios del veto al séptimo arte en el citado territorio: "A principios de los 80 las salas de cine fueron prohibidas en Arabia Saudí, los más radicales dentro del Régimen impusieron la idea de que iban contra el Islam. Treinta y cinco años después se pone fin a la prohibición". 

El primer testimonio que se mostró, de hecho, no fue orientado al entusiasmo por la experiencia, sino a alabar la iniciativa del régimen: "Es un nuevo tiempo, las cosas están cambiando y nos estamos abriendo al mundo", decía a cámara una de las primeras espectadoras.

Y a continuación ensalzaban a la figura monárquica como interesado en dar un vuelco a la política: "Cuarenta cines se abrirán en 15 ciudades próximamente, dice el propietario de la sala. Serán en total 350 en 2030, la fecha marcada por el impulsor de la iniciativa, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, para cambiar el modelo económico y social del país". 

Además, el reportaje destacaba que los "sectores más conservadores no ven con buenos ojos las medidas aperturistas de los últimos tiempos. Conciertos mixtos, que las mujeres conduzcan y pasarelas de moda", mientras la realidad de ese mismo país es que las mujeres aún viven tuteladas por los hombres que tienen la capacidad de veto sobre la decisión de salir de casa de sus esposas o hijas.

Un lavado de imagen que interesa al gobierno

Este interés por las iniciativas de la dictadura llega solo una semana después de que el propio canal 24 horas informara del acuerdo de colaboración firmado por España y Arabia Saudí para la compra de material de Defensa. 

Un pacto que allana el camino para el futuro contrato con la empresa Navantia para la construcción y venta de cinco corbetas de tipo Avante 2200 por valor de unos 2.000 millones de euros, así como para la construcción de una base naval en el país árabe, donde atracaran los barcos.

Firma del acuerdo de colaboración para la compra de material de Defensa
Firma del acuerdo de colaboración para la compra de material de Defensa

El citado príncipe heredero saudí era recibido por los Reyes de España y Mariano Rajoy, además de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, otros seis ministros y empresarios como los máximos responsables de Renfe, Talgo, Indra, Acciona, FCC, Sacyr, Técnicas Reunidas, Abengoa, AENA, Ineco y El Corte Inglés.

Un acuerdo comercial con la empresa pública Navantia para la construcción de cinco buques de guerra que acabarían en manos de un país que, según ha documentado Amnistía Internacional, es responsable de crímenes de guerra en Yemen.

Las graves violaciones de derechos humanos en Arabia Saudí

Unos proyectos de colaboración bilateral que suscitaron críticas de varias ONG, entre ellas Amnistía Internacional, Greenpeace y Oxfam Intermón, que pedían a España que renunciara al contrato de las corbetas y dejara de vender armas a Arabia Saudí para no convertirse en "cómplice" de crímenes contra la población civil.

De hecho, pedían a Felipe VI que "ejerciera su influencia" para transmitir al país árabe la necesidad de "atajar las graves violaciones de derechos humanos" perpetradas por su Gobierno como los ataques a civiles en Yemen, las fragatas que Navantia pretende vender, la pena de muerte y la represión a disidentes. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba