AVISO, SPOILERS The Walking Dead avanza una impactante muerte en su cierre de midseason

The Walking Dead cerró su midseason con remontada y una futura muerte
The Walking Dead cerró su midseason con remontada y una futura muerte

La serie zombi alcanzó el ecuador de su octava temporada con un episodio, sobre todo, marcado por su triste e impactante escena final. La ficción de AMC volverá en 2018 con nuevos capítulos

AVISO SPOILERS: a continuación se desvelará lo ocurrido en el capítulo 8x08 de 'The Walking Dead'

Bajo el título de 'How It's Gotta Be' ('Como debe ser'), 'The Walking Dead' cerró esta madrugada la primera mitad de su octava temporada. 

Lo hizo con un capítulo de mayor duración que dio un vuelco a lo contado hasta la fecha. Para empezar, Negan y los Salvadores escaparon con cierta facilidad de la amenaza zombi del anterior episodio. Y no solo eso, sino que devolvieron el golpe a lo grande, siendo ahora Rick y los suyos los que están en serio peligro. 

Negan y los Salvadores escapan de los zombis

Pero vayamos al principio del capítulo, que retoma lo ocurrido la semana pasada. Es decir, Rick viendo cómo su plan de ataque ha saltado por los aires. Una escena en la que le acompañan los Carroñeros, aunque éstos poco tardan en dejarlo a su suerte tras un tiroteo. Es entonces cuando el sheriff es recogido en coche por Carol y Jerry, que ponen rumbo a Alejandría. 

Allí impera el optimismo, pues Daryl y Tara creen que su plan contra los Salvadores ha sido un éxito, y que su rendición es inminente. Sus sonrisas cambian por completo cuando Negan irrumpe en escena y amenaza con bombardear toda Alejandría si sus habitantes no se rinden inmediatamente.

Eugene libera a Gabriel y Maggie lanza un mensaje a Negan

Maggie, por su parte, se dirige a este territorio también creyendo, aunque con ciertas dudas, que los suyos se han impuesto al bando de Negan. Dudas que se disipan rápidamente al comprobar que tanto ella como Jesus han sido rodeados por los Salvadores en plena carretera. Pese a la complicada situación, Maggie sale del apuro matando a uno de los Salvadores, al que mete en un ataúd para lanzar un contundente mensaje a sus rivales: "Retiraos". En El Reino, mientras tanto, Gavin anuncia que todo lo que producen es ahora para los Salvadores. 

De vuelta a Alejandría, Carl intenta evacuar a todos los habitantes posibles, pues Negan ya ha invadido la zona abriendo fuego. El joven, que ofreció sin éxito su propia vida al villano con tal de que éste detuviese el ataque, acaba refugiándose en una alcantarilla. Mientras tanto, Dwight es descubierto por Laura realizando una emboscada contra los Salvadores. En el Santuario los remordimientos llevan a Eugene (que fue el que elaboró el plan para que los Salvadores escaparan de los zombis) a dejar en libertad a Gabriel. 

Una futura muerte llena a Rick de dolor

Pero es de nuevo en Alejandría donde se decide todo. Rick entra en su casa con la intención de reencontrarse con Carl, Michonne y Judith. Sin embargo, el que le espera es Negan, con el que mantiene una pelea. Tras quitarle a Lucille, el villano coge a Rick y lo lanza por una ventana fruto de la ira.

Una vez recuperado su preciado bate, Negan ve cómo Rick acaba huyendo y, tras el aviso de Michonne, se refugia en la alcantarilla en la que se encuentran sus compañeros. Entre ellos Carl, quien muestra cómo ha sido mordido por un zombi. De ahí que se ofreciese a morir a manos de Negan con tal de salvar Alejandría, pues asume que su final está cerca.Y de ahí la posterior cara de dolor deRick ante lo que apunta a ser la inevitable muerte de su hijo.  

Finaliza así un capítulo de alto ritmo y en el que todo ha cambiado, siendo Negan quien domina ahora la gran guerra contra Rick.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba