Entrevista Vertele

Toñi Moreno: "María Teresa Campos es la entrevistadora y entrevistada perfecta"

Toñi Moreno: "María Teresa Campos es la entrevistadora y entrevistada perfecta"
Toñi Moreno: "María Teresa Campos es la entrevistadora y entrevistada perfecta" Telemadrid

Hablamos con la presentadora, que inicia andadura en Telemadrid con el formato 'Aquellos maravillosos años'. Cada entrega viajarán al pasado acompañada de un invitado, con quien repasarán la crónica social, política y del corazón de entonces.

También cumple un año al frente de 'Mujeres, hombres y viceversa' y reconoce estar aprendiendo de sus concursantes: "Ellos son mucho más libres de lo que lo fuimos nosotros en nuestra época"

Canal Sur, Mediaset y ahora Telemadrid. Toñi Moreno no para. La presentadora estrena este domingo nuevo formato en la autonómica de la capital, Aquellos maravillosos años, en el que recorrerá nuestro pasado más cercano acompañada cada semana de uno o varios invitados. Las Campos serán sus primeras madrinas. 

Será el nuevo encuentro con María Teresa Campos en televisión, después de que el pasado mes de mayo hicieran las paces en Un año de tu vida. "Esta entrevista ha sido más picarona", reconoce Moreno en una charla con Vertele, "no hay ninguna pregunta que no conteste". 

El próximo mes de noviembre se cumplirá un mes desde que Emma García y ella intercambiaran silla y platós, de Viva la vida aMujeres y hombres y viceversa. Una decisión que considera "absolutamente acertada", al haber mejorado ambas los datos de audiencia de los formatos. 

Estrena programa que tiene como base la nostalgia. ¿Qué tal está viviendo el viaje al pasado?

Me está encantando. Sin ser extremadamente nostálgica, porque me gusta mirar más al frente que hacia atrás, me está permitiendo conocer de dónde venimos. Recordar las músicas, gentes, personajes y acontecimientos que todos hemos vivido. Es un programa de entretenimiento, amable de ver y con el que todo el mundo se va a sentir muy identificado. 

¿Cuál va a ser el papel de los invitados?

Con el invitado que acuda cada noche elegiremos un año de su vida y realizaremos un viaje. Empezamos con el de María Teresa Campos, que es 1981, cuando ella empezó su segunda vida, dejando Málaga y viniendo a Madrid. Fue el inicio de su trayectoria. Rescataremos la crónica social del momento, quién se casó, quién se divorcio y quién era portada de las revistas. Tenemos un archivo impagable y de reportajes maravillosos. Contamos con la colaboración, siendo la primera vez que lo hace, de la revista HOLA. 

También haremos recorrido por los acontecimientos políticos, las modas y los peinados. Y habrá música. El grupo La Década Prodigiosa hará un popurrí cada semana con los temas que se escuchaban entonces en nuestro país.

María Teresa Campos y Toñi Moreno, en 'Aquellos maravillosos años'
María Teresa Campos y Toñi Moreno, en 'Aquellos maravillosos años' Telemadrid

¿Cómo ha sido volver a compartir plató con María Teresa?

Después del encuentro en Canal Sur hemos recuperado la relación que hemos tenido siempre, maravillosa. Voy a su casa y jugamos a las cartas, hablamos todas las semanas. Esta entrevista ha sido diferente, mucho más picarona. Ha habido momentos muy grandes porque ella nunca te deja indiferente. No es alguien que te dé una entrevista y pase de puntillas. No hay ninguna pregunta a la que no conteste, y lo hace sin pelos en la lengua. No tiene filtro. Teresa Campos es la entrevistadora y la entrevistada perfecta.

Después documentarse sobre la crónica social y de corazón de los últimos treinta años, ¿detecta alguna evolución en ella?

Me está sorprendiendo porque antes los famosos lo eran por oficio, tenían una profesión que iba más allá de salir en la tele o ser un personaje por participar en algún programa o concurso. La persona que protagonizaba una portada era porque tenía detrás una legión de seguidores.

Detecto que antes se abrían más las puertas de las casas. Se dice que estamos perdiendo intimidad con las redes sociales, pero la realidad es que antes la gente se abría mucho más. De repente ves cómo Julio Iglesias, Isabel Preysler, Isabel Pantoja y Paquirri... te hablaban de sentimientos. Era un corazón mucho más privado e íntimo.

¿Por qué piensa que ha cambiado?

Creo que antes se trataban las cosas con mucho más respeto, y el famoso ha ido protegiéndose. 

Pronto cumplirá un año al frente de 'Mujeres y hombres y viceversa', ¿cómo se siente?

Me lo estoy pasando muy bien y aprendiendo mucho de los chavales, porque me había quedado un poco antigua en esto de las relaciones. Con lo conservadora que soy a veces, me estoy abriendo a un mundo. 

Cuando me comunicaron el cambio, lo acepté con alegría y como un reto desde el principio. Creo que los programas no son de nadie, sino de quienes los hacen en el momento. Estoy muy contenta con los resultados, porque si te ponen en un sitio es para que los den. Se ha demostrado que la decisión fue absolutamente acertada, porque tanto Emma como yo estamos dando buenos datos de audiencia. 

Toñi Moreno en 'Mujeres y hombres y viceversa'
Toñi Moreno en 'Mujeres y hombres y viceversa'

¿Le ha sorprendido el formato? ¿Tenía alguna idea preconcebida del mismo?

Sinceramente, no lo había visto nunca. No era un programa que a priori me llamara la atención. Cuando llegué le dije a la redacción que iba a respetar su trabajo y defenderlo. Una vez dentro, veo que es muy complicado de hacer. En el momento en que las relaciones no son de verdad, el programa pierde su esencia. Hay que luchar porque los sentimientos surjan y no nos engañen. Pienso que tiene mucho mérito que lleve ya diez años en antena, con la repercusión que tiene además en redes sociales. Ahora se ve más en Internet que por la televisión. Los chavales llegan del instituto, buscan el capítulo del día, lo descargan y lo ven. 

¿Qué piensa que le están aportando los concursantes y usted a ellos?

Ellos me aportan mucha verdad, me están acercando a cómo siente y se relaciona la juventud hoy. Me parece que ellos son mucho más libres de lo que lo huimos nosotros en nuestra época. Viven más sin complejos. No en seguida que cuando hay una expresión machista, saltan todos como fieras. En muchas cosas me llevan la delantera.

Quizás yo puedo aportarles un poco de experiencia. Al final, cuando tienes 20 años, vives las cosas como si el mundo se fuera a terminar mañana, y cuando tienes 46 te das cuenta de que no, y de que nada es tan grave.

Desde que tomó las riendas del programa, ha habido dos momentos en los que frenó actitudes machistas con gran repercusión. ¿Piensa que ha podido cambiar el formato en este aspecto?

No creo que haya cambiado esencialmente nada de MyHyV. El formato es demasiado fuerte como para que nadie sea capaz de cambiar nada. Está muy consolidado y si mañana viniera otra persona, estaría igual. A lo mejor he metido más sentido del humor, porque yo me río hasta de mi sombra, pero nada mas.

Emma tampoco permitía los insultos. Las veces que he tenido que parar los pies ha sido por algún comentario de una chica a otra chica. También porque ellas están compitiendo, es un concurso y a veces se dicen cosas que no sienten. Quizás ha trascendido más porque hay más lupa ahora mismo.

¿Qué futuro le ve a 'MyHyV'?

Espero que siga mucho tiempo, porque el amor siempre está de actualidad. Mientras haya amor este programa tendrá sentido. Irá evolucionando según lo hagan los jóvenes. Seguramente si se hubiera hecho en mi época habría sido diferente, pero hablaríamos de lo mismo. De una chica que busca un chico, y de un chico que busca una chica.

Si en un futuro su hijo quisiera buscar el amor en el programa, ¿se lo aconsejaría?

Sí, dejaría que participara.

'Supervivientes', 'Gran Hermano'.. por los realities de Mediaset han ido desfilando concursantes salidos de 'MyHyV', ¿señalaría algún nombre que pudiera participar en futuras ediciones?

Hay muchos nombres. La experiencia que tenemos es que en todos los realities la gente que sale de aquí da mucho juego. Fíjate en Violeta o Albert. Somos cantera de personajes de reality de la casa.

¿Cómo ves la nueva edición de 'GH VIP' que acaba de arrancar?

Tiene una pinta estupenda. Estoy loca por ver cómo la lía mi amiga Mila.

Siendo alguien tan de la casa de Canal Sur, ¿cómo ve a la cadena, un año después del cambio de Gobierno?

En mi caso, como nunca me he significado políticamente, no me alteran los cambios de gobierno. A Canal Sur le debo todo lo que soy. Es donde empecé. La primera vez que aparecí en televisión fue en un concurso de cine y tenía 17 años. Después estuve de reportera en Andalucía Directo, he vuelto dirigiendo programas, me la he pegado, me han vuelto a dar una oportunidad, he presentado Las Mañanas con éxito tremendo de audiencia...

Para mí Canal Sur está ahora en un momento esperanzador. Confío en el equipo que acaba de entrar. Hay gente joven con ganas de cambiar las cosas. Se está escuchando al sector y eso es muy importante. 

Todavía le queda mucho por delante, ¿pero qué balance hace de la trayectoria que ya lleva a sus espaldas?

Siempre tuve claro que quería ser periodista, pero no pude estudiar la carrera porque en mi casa no había recursos económicos. Empecé en la tele de mi pueblo con 14 años porque no teníamos para comer y me tuve que buscar la vida. Éramos un equipo, cuando mi padre podía trabajaba en el campo y mi madre limpiaba casas. Compaginaba el trabajo con el estudio. 

Después he tenido claro que quería vivir de esto, y como me gusta todo, he estado delante y detrás de las cámaras, he hecho entretenimiento, sucesos, reportajes de guerra, he estado en Afganistán... Pero no he ido buscando nada en concreto, sino que la vida me ha ido poniendo retos que he ido aceptando. A veces me ha ido bien, otras me he equivocado, pero para mí todavía hoy sigue siendo un lujo poder pagar la hipoteca haciendo lo que me gusta.

No tengo tampoco un objetivo a largo plazo, presentaré lo que me ofrezcan, y de lo que me ofrezcan elegiré lo que más vaya conmigo. Nunca hay un paso atrás porque en esta profesión empiezas todos los días.

¿Cuál sería la parte mala entonces?

Esta profesión tiene una cosa muy dura, y es que nunca has demostrado nada. Siempre tienes que empezar de cero, algo que al mismo tiempo te mantiene despierto y luchando. 

Me da pena que nuestra profesión somos los que denunciamos la situación que viven los demás, como el incumplimiento de contratos de la gente o la falta de derechos de muchos oficios, y sin embargo nosotros muchas veces estamos trabajando muchas veces en condiciones tremendas. Con sueldos muy bajos y con mucha gente con contratos en prácticas haciendo el trabajo de profesionales. Necesitaríamos ser un poco más corporativistas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba