Desenlace Traición terminó con vuelco inesperado y final abierto: "Vuestro padre estará descorchando champán en el infierno"

Traición acaba de forma inquietante con su trío amoroso, una confesión que lo cambia todo y "champán en el infierno"
Traición acaba de forma inquietante con su trío amoroso, una confesión que lo cambia todo y "champán en el infierno"

(¡Cuidado Spoilers!) La serie de TVE ha hecho pagar por sus pecados a casi todos sus protagonistas. Pilar prefirió entregarse a la policía para proteger a su familia. Roberto es arrestado por corrupción y extorsión. Julián acaba abandonado por Almudena y asesinado 

La Traición de TVE ha terminado con una entrega titulada "Una última verdad". 

La ficción de Bambú ha hecho pagar a sus personajes por sus crueldades pero ha dejado tramas abiertas que podrían continuar si la cadena apostara por una segunda temporada. 

En la escena final, el personaje de Ana Belén esboza una sonrisa cínica que sugiere una doble finalidad en su autoconfesión. 

(¡Cuidado Spoilers!)

La confesión de Pilar que acaba en sonrisa cínica

Tras la confesión de Isabel (Manuela Velasco) sobre su responsabilidad por la muerte de su padre, Claudia (Natalia Rodríguez) fue la única que no quiso conjurar con su familia para un pacto de silencio. 

Lo que lleva a Pilar (Ana Belén) a retenerla para que no fuera a la policía a entregar a su hermana. Para evitar ese daño, la propia madre acaba declarando que fue ella quién acabó con Julio Fuentes: 

"Yo maté a mi marido. Estaba muy enfermo y no podía resistir más verlo así. Sé que no está bien lo que he hecho pero no me arrepiento. Es duro ver sufrir a alguien al que amas", confesó a su abogado.

Minutos después, la policía entraba a casa para arrestarla. Al salir, se encontraba con sus hijas: "Vuestro padre debe estar descorchando una botella de champán en el infierno", les decía para despedirse de ellas. 

Mientras que a Claudia, la única que no había querido proteger a Isabel, la repudió: "No sé cuánto tiempo voy a tardar en volver, pero cuando lo haga no quiero verte aquí". Le dijo, mientras la hija le preguntaba por qué se había entregado ella: "Si me haces esa pregunta es que no has entendido nada". 

Y es que la matriarca, si algo había defendido por encima de una "verdad que no es útil", era la protección de los suyos. Algo a lo que Claudia no había respondido. 

Roberto, arrestado y el bufete en las últimas

Roberto (Pedro Alonso) también fue otro de los protagonistas que acabaron pagando por sus "pecados". Se descubrió que desde que era el responsable del bufete se compraba a los jueces para ganar los juicios. 

El hijo acaba siendo arrestado en el propio despacho, y deja al cargo a Almudena (Nathalie Poza) quien, a su vez, es informada de la que importante fusión que esperaban acaba anulándose al conocer la confesión de la matriarca. 

Julián paga con creces sus pecados

Almudena, que siempre había confiado ciegamente en Julián, acaba descubriendo de lo que había sido capaz hasta con su hijo. 

Él la llama por teléfono para mentirle una vez más, pero ella ya había sido informada de la realidad. Le deja, y él acaba asesinado a manos de los mafiosos. 

El trío amoroso y sus intrigantes tramas abiertas

A Isabel le costó tomar la decisión de quedarse con Víctor (Israel Elejalde) o huir con Rafa (Eloy Azorín). Finalmente se decantó por su amante y fue a buscarlo al despacho para comunicarle su plan de fuga amorosa. 

Este acepta y al ausentarse unos minutos, ella conoce a Laura, la prometida de Rafael Sotomayor. Isabel le señala con tristeza y asombro a su amante y ella desvela que él no es Rafael Sotomayor... una noticia que deja con la intriga de saber cuál era entonces la verdadera identidad del personaje de Azorín. 

Mientras, Víctor es secuestrado y acaba el capítulo en el maletero de un coche. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba