ESPECIAL VERTELE Los actores negros, contra 'el techo de cristal' en España: 'Queremos crear referentes'

Malcolm T. Sitté
Malcolm T. Sitté

Charlamos con los integrantes de la plataforma The Black View, que se propone dar visibilidad a los artistas afrodescendientes de nuestro país: "Que en pleno siglo XXI no pueda acceder a determinados personajes por ser negro me parece muy heavy. No puedo ser un protagonista guaperas, no. Tengo que ser el malo, el chungo", se lamenta Armando Buika, cabecilla del proyecto

Piensen en las series españolas que ha visto o podido ver durante la última semana. Durante el último mes, si lo prefieren. Eche memoria y recuente el número de series que se hayan podido ver en canales generalistas durante dicho periodo. 'Allí abajo', 'Sé quién eres', 'El secreto de Puente Viejo', 'Amar es para siempre', 'Acacias 38', 'Seis hermanas'... Pues bien: ¿en cuántas de ellas recuerda haber visto un actor o actriz negro?

Vayamos más allá: en los meses previos, hemos podido seguir ficciones como 'Mar de plástico', donde sí había intérpretes de color. Eso sí, con personajes caracterizados no ya por su profesión o su carácter, sino por su color de piel o por su procedencia. La piel se convierte en el rasgo identificativo del rol en cuestión. No se trata de nada negativo, a priori, pero sí resulta cuando menos llamativo que sea esta la única serie de lo que va de temporada con espacio para un reparto multicultural o multiétnico. La mirada y el reflejo que tenemos en la producción nacional es esencialmente blanco.

"Llegó un momento en que me encontraba sola, en que pensaba en que no había comunidad", reconocía Montse Plá, cuyo crédito televisivo más cercano en el tiempo es la recién concluida 'Seis hermanas'. Para combatir ese sentimiento compartido, motivo de resignación y hasta abandono de la profesión interpretativa por parte de muchos artistas negros y afrodescendientes en España, surge The Black View. Una asociación que pretende potenciar su visibilidad en las artes escénicas y audiovisuales, como vía para conseguir una representación fidedigna de la innegable diversidad de nuestro país en la ficción. Para reivindicar, en suma, el talento que ha germinado y reside aquí.

'No puedo ser el protagonista, tengo que ser el malo, el chungo'

"El discurso de The Black View va dirigido a personas con una visión mucho más global del mundo, sin tabúes o estereotipos", nos explica Armando Buika, principal impulsor de la asociación junto a su representante Pilar Pardo. El actor, a quien hemos podido ver en 'La Fuga' o 'Águila Roja', nos recibe en las dependencias de la agrupación. "Que en pleno siglo XXI no pueda acceder a determinados personajes por ser negro me parece muy heavy. No puedo ser un protagonista guaperas, no. Tengo que ser el malo, el chungo", se lamenta.

Frente al prejuicio y al estereotipo, la plataforma multidisciplinar se pone como objetivo crear referentes nuevos, genuinos, "por la necesidad de visibilizar nuestro trabajo y romper la urna de cristal que nos permite ver hacia fuera pero no nos permite salir", aboga.

Armando Buika en 'Águila Roja'
Armando Buika en 'Águila Roja'

Cuando el color de piel codifica las opciones de personaje

Ese techo invisible se refleja en el día a día de muchos actores negros que tratan de salir adelante salvando obstáculos: "He hecho de prostituta unas 10 veces", nos cuenta Claudia Coelho, con un currículo televisivo que incluye intervenciones episódicas en 'Hospital Central', 'Ángel o Demonio' o 'Centro Médico'.

"La primera vez, con 20 años, en un corto que me encantaba. Acababa de salir de la R.E.S.A.D., y estudié, investigué, busqué la mirada... Eso, una vez. Al cabo de poco, otra vez. En televisión, otra vez... Ya no me aporta nada. Todos los papeles son bienvenidos, pero llega un punto en que te cansas", reflexiona.

"El problema es generalizar. No es que hacer de prostituta o de pobre no valga, pero no se hace otra cosa", apostilla Jean Cruz (también visto en 'Centro Médico' y 'Familia' en televisión), que también exponía otro ejemplo previo: que se le hubiera rechazado en una obra de teatro clásica por ser negro.

La experiencia se repite, no importa el testimonio: "Cuando he hecho castings para publicidad en España ha sido para hacer de cajera, y cuando es para fuera, para Estados Unidos, es de ejecutiva", agrega Mary Ruiz, otrora colaboradora en 'El Intermedio: International Edition' y '90 minuti' y actualmente en 'Yu: no te pierdas nada' (Los 40). Pla nos aporta otro ejemplo: "En su momento tuve la oportunidad y no accedí, de un casting para una chica que luego fue blanca. Me enteré de que sí que hubo una chica negra y la tiraron para atrás. Cuando el director se enteró, se molestó y les preguntó por qué no probaron".

Mary Ruiz en '90 minuti' (Real Madrid TV=
Mary Ruiz en '90 minuti' (Real Madrid TV=

The Black View quiere actuar contra eso y "establecer un diálogo". "Nos gustaría hablar con los guionistas, y con los directores, productores y los directores de casting", insiste Buika, quien sugiere la idea de "romper los castings" para evidenciar la situación: presentarse a audiciones a los que no se haya convocado a actores negros, "para ver la reacción de los compañeros". También ha puesto en práctica lo opuesto: rechazar papeles que consideraba contrarios a sus principios. Lo ha hecho en dos ocasiones hasta la fecha: "Mi repre está de los nervios", ríe.

"Muchas veces son los directores de casting los que tienen que proponernos personajes. Si tú le propones un actor negro al director de casting y te hace la prueba y le convences, funciona. Nos ha pasado ya un par de veces. Por eso surgió la palabra visualizar, porque no nos tienen en cuenta. Y tenemos que hacernos notar, que nos vean interpretar".

'No se profundiza al crear personajes africanos'

Eso implica también un esfuerzo por parte de los que crean las historias y los que las ponen en pie. El grueso de los papeles que siguen reservándose a los intérpretes negros vienen determinados por su origen africano. Volvamos a 'Mar de plástico', por no salir de producciones de esta temporada.

Nos lo resume a la perfección la actriz y cantante Astrid Jones: "Cuando se evoca o se crea un personaje africano, no se profundiza en la complejidad y en la riqueza del personaje. Se simplifica: es negro africano, sin país concreto. Sí quieren contar con actores negros para personajes negros que sea con rigor y realismo, porque te pueden ver personas que sean de ese país al que representes y que se sientan molestos". Al fin y al cabo, "no todos los negros son iguales", recuerda. Que haga falta hacerlo puede dar buena idea de la profundidad del problema.

Astrid Jones en 'Un trozo invisible de este mundo'
Astrid Jones en 'Un trozo invisible de este mundo'

"Hay mucha gente afrodescendiente o extranjera que no se identifica con la televisión española. Es importante ver personajes como ellos para que la sigan", toma la palabra Malcolm T. Sitté, a quien el gran público descubrió gracias a su Balotelli en 'Chiringuito de Pepe'.

Ese trabajo le permitió comprobar las dificultades que suponía: siendo Balotelli de origen senegalés, a veces sus diálogos no sonaban como debieran sonar con su deje correspondiente. "Tenía que reinventar los diálogos", rememora. Los acentos entran en escena, nunca mejor dicho. La comprensión de esa y otras características, de sus antecedentes y su pasado, forma parte del personaje, y requiere, como con cualquier otro personaje o contexto, de documentación.

De nuevo, volvemos a la base de la que nace The Black View: "No es que no estemos agradecidos con los trabajos que hemos hecho hasta ahora", matiza. "Pero no me siento identificado con ellos".

Reivindicar la profesionalidad de los artistas negros

The Black View busca servir de guía y de referente para todas las nuevas generaciones de afrodescendientes en España. Esto no solo implica romper los estereotipos que se plasman ante la cámara, sino también los mitos y presuposiciones.

Malcolm T Sitté en el cortometraje 'De-mente'
Malcolm T Sitté en el cortometraje 'De-mente'

La formación del artista se convierte entonces en otro eje de acción: "Hay muchísima ignorancia con la profesionalidad", señala Sitté, cuyo vasto aprendizaje de su oficio comienza con una diplomatura por la reconocida escuela Metrópolis de Madrid. En total, acumula 19 años en la profesión, y es ahora cuando su nombre comienza a ser reconocido, gracias a sus intervenciones televisivas o en películas como 'Palmeras en la nieve'. "La gente piensa que se nos escoge a dedo, y en cuanto digo que soy un actor profesional , se sorprenden", cuenta.

Por ese motivo, la plataforma no solo servirá para visibilizar y concienciar, sino para formar a quien lo necesite. Todo sea porque se destierren excusas tales como que no hay suficientes actores y actrices negros en España.

Muchos proyectos para desterrar los 'clásicos desayunos televisivos'

"España es un país multicultural y, por mucho que lo nieguen, estamos aquí", proclama Buika. Poco a poco, el ejemplo cunde.

Malcolm T. Sitté es uno de los protagonistas de 'Vergüenza', la comedia de Álvaro Fernández Armero y Juan Cavestany para Movistar+, con estreno previsto para la última parte del 2017, donde encarna a Nelson Bolopé, un fotógrafo maño con mucho mundo y vestido con estilo. Además, tiene en cartel la obra 'El éxtasis de los insaciables' en el Réplika Teatro y gira por festivales con el premiado cortometraje de terror 'De-mente'; y tiene un papel destacado en 'El cuaderno de Sara', la nueva gran producción de Telecinco Cinema, con estreno previsto para diciembre. En ella, también participa Astrid Jones.

Por su parte, Bore Buika ha intervenido en otro éxito de Atresmedia Cine, 'Villaviciosa de al lado', en el papel del cura; y estará en 'Señor, dame paciencia', la nueva comedia cinematográfica del mismo grupo de comunicación, en la que interpreta a un vasco negro y gay. Hace apenas unos días, se incorporó a 'Centro Médico' con personaje fijo el actor cubano Amaury Reynoso, para encarnar al nuevo médico del hospital. "Esto está calando", se precia Buika, quien ha participado en un western con sabor español, 'Stop Over in Hell', junto a Manuel Bandera y Nadia de Santiago.

Los hitos de la asociación en su corta vida hasta la fecha no son pocos. Tras escribir una carta colectiva a la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas presidida por Yvonne Blake para proponer que un artista negro entregase un galardón en los Goya, el cineasta Santiago Zannou entregó el busto a la mejor dirección de producción.

La cosa no queda ahí: también se trabaja en impulsar proyectos propios, tanto teatrales como televisivos y cinematográficos. "Tenemos intención de hacer pitching con productoras. Enseñarles qué es lo que hay y que salgan de sus zonas de confort", avanzan. El propio Zannou es uno de los involucrados en esta apuesta. También quieren abrirse a la colaboración con otros grupos étnicos que no han gozado de la representación adecuada.

En el coloquio con solo una pequeña parte de los afiliados a The Black View resuenan títulos como 'Sense8' de las Wachowski, o en la adaptación televisiva de la novela 'The Handmaid's Tale', en la que seleccionó a un actor negro como marido de la protagonista, como ejemplos de interés.

La mirada negra de Buika, Coehlo, Sitté, Jones, Cruz y tantas otras y otros atisba el horizonte con la confianza de disipar los clichés que, inevitablemente, impiden a la ficción española evolucionar. "Si no dejamos de hacer las series para que le gusten a mi abuela, tendremos siempre el "clásico desayuno" de todas las series. Mientras la gente vea este televisión no tendremos cabida". Tampoco tendrá cabida, quizás, esta nuestra televisión en el mundo cada vez más global que habitamos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba