En Mi casa es la tuya Así rememoró Ángel Nieto con Bertín los grandes pasajes de su vida

Ángel Nieto en Mi casa es la tuya de Telecinco
Ángel Nieto en Mi casa es la tuya de Telecinco

El 12+1 veces campeón del mundo de motos ha muerto este jueves 3 tras su grave accidente en quad. Anoche Telecinco emitía la última entrevista del piloto, concedida a Bertín Osborne. Allí contó su dura infancia, sus orígenes humildes y la relación que le unía al rey

Emitida en junio de 2016, Bertín Osborne se desplazó junto a su equipo hasta Ibiza para entrevistar al mito del deporte español en la imponente casa que tenía en la isla pitiusa. Ángel Nieto compartió con el cantante y presentador sus orígenes humildes, su pasión por las motos y sus momentos más duros, que explicaron su superstición con el número 13.

"Cuando nos trasladamos a Madrid vivíamos en una chabola que no tenía ni agua corriente", contaba el piloto sobre sus inicios en la capital española. Además, contó la eterna superstición que tenía con el número 13. 

“El 1 con el 3 no me gusta nada y tengo mis motivos. Tuve un accidente en Benidorm, un domingo que era el 1 con el 3, con tan mala suerte que en plena recta me quede sin freno delantero… es la única vez que me he tirado de una moto porque vi que me hacía mucho daño. Con mi propia pierna le partí la tibia a un operario y la moto se fue hacía la gente, a un hombre le tuvieron que amputar la pierna, otro estuvo muy grave… lo pasé fatal. Es el accidente más desagradable que he tenido en mi vida”, confesó el piloto.

Así comenzó en el mundo de las motos

Ángel Nieto recordó su temprana pasión por las motos, la misma que le llevó a marcharse a Barcelona con apenas 15 años. Allí vivió durante seis meses en el sótano de una frutería para poder trabajar en el taller de Paco Bultó, tío de otro ex piloto como Sete Gibernau.

"Lloraba todos los días, cogía la maleta para irme a mi casa, me acordaba de las motos y me quedada. Yo sabía que no quería ser mecánico, lo que quería ser era corredor de motos", contó Ángel Nieto sobre aquella época.

Su primer título mundial: "Cuando llegué a Madrid nadie se había enterado"

En 1969, Ángel Nieto empezó a labrar su leyenda con su primer campeonato del mundo. Tenía solo 21 años. “Cuando llegué a Madrid no había nadie, nadie se había enterado”, le contó a Bertín refiriéndose a su primera victoria. “A partir de ahí, Ángel se encargó de que aquello tuviera repercusión. Él siempre luchó porque los medios se preocuparan del motociclismo”, afirmó Valentín Requena, comentarista de motociclismo.

Su madre centenaria, también protagonista

Bertín tuvo la posibilidad de hablar con la madre de Ángel Nieto, Teresa, que hace unas semanas cumplió 100 años. “Siempre me ha dado mucho miedo el mundo de las motos, no me gustaba que corriera”, aseguró Teresa. “Me llevó un día en moto a un sitio muy cerca y le dije que no volvía a montar”, cuenta. “Mis padres de motos cero. Mi familia no sabe ni montar en moto, cuando empecé en el mundo de las motos estaban todo el día asustados”, contó el piloto.

Ángel Nieto, de Fonsi. "Podría haber sido campeón del mundo… pero se hizo famoso"

Los hijos de Ángel Nieto dejaron claro que a su padre nunca le gustó que ellos se dedicaran al mundo del motociclismo. Además, durante la comida que compartieron, el piloto bromeó con su sobrino Fonsi. “Este metió la pata, este podría haber sido campeón del mundo, podía tener en su casa uno o dos títulos mundiales… pero el año que consiguió el subcampeonato se hizo muy famoso y se relajó”, contó.

"El Rey Juan Carlos me ayudó a arreglar una moto de agua"

Ángel Nieto también confesó a Bertín la buena relación que le unía con el rey emérito. “Yo le tengo mucho respeto y mucho cariño, no soy amigo del Rey pero yo sé que él me tiene cariño y yo a él también”, comentó Nieto. Además, relató una anécdota que tuvo a ambos como protagonistas, pues una vez en Formentera, el Rey le ayudó a arreglar una moto de agua.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba