Vertele, en la grabación Nos colamos en QQCCMH: ¿Cuáles son las claves del programa que arrasa en redes?

Nos colamos en QQCCMH: ¿Cuáles son las claves del programa que arrasa en redes?
Nos colamos en QQCCMH: ¿Cuáles son las claves del programa que arrasa en redes?

Pasamos un día con el equipo de Warner que grabó la cabecera cinéfila de esta quinta edición. Marta Torres y Juan Pablo Cofré, productora ejecutiva y director del programa nos desvelan los ingredientes imprescindibles para crear este singular formato

Quién quiere casarse con mi hijo (QQCCMHvolvió el pasado 20 de septiembre con su quinta edición. Si a alguien se le había olvidado la fecha de su estreno, las redes sociales seguro que le informaron ya que, como suele pasar, el hashtag del programa inundó Twitter.

“Hacía demasiado que no me reía así”, “por fin ha vuelto la risa a mis miércoles” rezaban algunos comentarios mientras los enamoradizos retoños veían desfilar a sus pretendientas y pretendientes.

El formato madre de los “tróspidos”- término que no acaba de convencer al equipo del programa pero que yo menciono con la ternura que me desprende- volvía con sus ingredientes estrella y una cabecera cinéfila a la que Vertele pudo acceder mientras la creaban.

Una cabecera que convierte a los protagonistas en galanes de cine

El singular encanto de QQCCMH responde a una fórmula exacta que solo conoce Warner, y que cada año elevan al nivel de arte. En concreto, al séptimo arte porque en esta edición la famosa cabecera que describe a cada protagonista está inspirada en el cine.

“Pepe es Desayuno con diamantes, Jaime que es modelo recrea Zoolander con la mirada azul, David es El Padrino porque es un empresario que controla mucho, Jesús es King Kong por su apariencia fuerte que luego es enamoradizo y sensible y Fernando es Risky Business, al ser un jovenzuelo alocado que aprovecha cada momento”, nos detalla Marta Torres, productora ejecutiva de esta temporada.  

Nuestra reportera con Pepe dentro de Desayuno con diamantes
Nuestra reportera con Pepe dentro de Desayuno con diamantes

De esta forma, descubrimos que el programa graba esta curiosa intro después de las finales porque “así conocemos bien a los protagonistas”, nos cuenta.

En un gigantesco croma vimos posar a Pepe y su madre, Fernando y su progenitora… todos ellos sin ver lo que realmente se apreciaba desde postproducción. Aquellos que manejan los cables y monitores de tal manera que “recrean la escena en 3D y después metemos a los personajes “. La magia del cine, como siempre se ha dicho, pero que ellos también le dan a la tele 

Según Juan Pablo Cofré, director del programa, “Jesús era el más claro” al tener una personalidad que les recordaba a la del temerario pero con buen fondo, King Kong.

Desde luego, la cabecera habla de los “hijos” para también de las madres y de la relación entre todos ellos. Una complicidad que se palpaba en la grabación y que después vemos traspasar la pequeña pantalla.

Uno de los protagonistas grabando
Uno de los protagonistas grabando

Los 3 ingredientes que logran la particularidad del formato y los aplausos en redes

Mientras unos interpretaban y otros le daban forma cinéfila, quisimos preguntar al equipo cuáles eran las claves de un formato tan reconocible, singular y duradero.

Torres, muy “orgullosa” de su “hijo” subrayaba como elemento primordial que se dejan “la vida en él”: “Ponemos un cuidado exquisito desde el principio y no dejamos que haya puntada sin hilo. Nada pasa sin estar mimado”.

Y tras esta ilusión y mimo al producto destacaba las tres claves del formato: el casting, el detalle y la edición.

Los solteros escogidos para esta quinta edición
Los solteros escogidos para esta quinta edición

Sobre el primer punto explica que “son 3 meses de casting en el que participamos hasta 10 personas de ese proceso. Hacemos casting directo: vamos por gimnasios, discotecas, barrios populares y pijos, aeropuertos… Buscamos a personas muy especiales y que se crean el programa. Por eso nunca hacemos llamamiento porque no puede entrar cualquiera, se notaría que no lo viven igual”.

La segunda clave que ella destacaba era el mimo: “Cuidamos muchísimo las situaciones, es muy raro que salga una pieza discotequera. Tampoco salen problemas personales, ni grandes boncas, ni miserias de nadie”. Aunque las hay y lo hemos comprobado en otros espacios.

Y para finalizar, uno de los ingredientes que más alegrías les ha traído: “La edición. Es una cadena enorme, que se alarga durante muchas semanas y pasa por muchas manos el material. Es mucha gente especializada y todos aportamos”.

Toda una cadena de trabajo que logra sacar brillo a la joya de la corona de estos formatos que… quién sabe si algún día también ellos podrían dar el salto a la gran pantalla.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba