EXCLUSIVA VERTELE Directivos de informativos nombrados por el PP en TVE recurren a los tribunales para evitar su despido

Julio Somoano, en el plató de El debate de La 1
Julio Somoano, en el plató de El debate de La 1 Fuente: Twitter oficial del programa

Julio Somoano (exdirector de informativos de TVE y actualmente Director y presentador de El Debate de La 1), José Gilgado (Director de Informativos diarios) y Elena Sánchez (Directora adjunta de Los Desayunos) han presentado una demanda en los tribunales al considerar que su situación laboral actual no se ajusta a la ley. La vista de Somoano será el 18 de junio, cuatro días antes de que expire el mandato del actual presidente.

Faltan 10 días. El próximo 22 de junio caduca el mandato del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez y, "por imperativo legal", pasará a ser Consejero hasta que se nombre un sustituto. El final llega después de que Pedro Sánchez ganara la moción de censura y prometiera acelerar el cambio en RTVE, sumida en una etapa negra de manipulación informativa y de bloqueo. Ante esta cuenta atrás, algunos de los que desembarcaron en la cadena pública fichados a dedo por el PP para tomar el control de los informativos han decidido ahora acudir a los tribunales para blindarse, tratar de asegurar su puesto de trabajo y quedarse entre los trabajadores que les han denunciado por manipulación en reiteradas ocasiones.

Según ha podido saber en exclusiva VERTELE, Julio Somoano (exdirector de informativos de TVE y actualmente director y presentador de El Debate de La 1), José Gilgado (Director de Informativos diarios) y Elena Sánchez (directora adjunta de Los Desayunos), han presentado una demanda en los tribunales al considerar que su situación laboral actual no se ajusta a la ley. 

Los tres ya tienen cita en los Juzgados de lo Social de Madrid para dirimir sus casos. La primera de las vistas, la de Julio Somoano, está prevista para esta misma semana, el 18 de junio, tan solo cuatro días antes de que finalice el mandato de José Antonio Sánchez como presidente. Le seguirán las vistas orales de Elena Sánchez (25 de junio, tres días después del cese del presidente) y José Gilgado (3 de julio). 

Polémicas por manipulación

Julio Somoano llegó a Televisión Española en el verano de 2012 procedente de Telemadrid de la mano del entonces presidente Leopoldo González-Echenique, designado por el PP. Su etapa al frente de la dirección de informativos estuvo marcada por las acusaciones de manipulación y la pérdida de audiencia en los telediarios. José Antonio Sánchez le mantuvo en el Ente tras sustituirle por José Antonio Álvarez Gundín, recolocándole como director y presentador de El debate de La 1 desde 2014 con un contrato por obra.

El que fue el primer director de informativos tras el decreto aprobado por el PP para tomar el control de TVE protagonizó numerosas polémicas y más de 1.500 trabajadores llegaron a firmar "contra la manipulación" y el uso "partidista y progubernamental" de la cadena pública.

Entre otros casos, Pablo Iglesias y Ada Colau estuvieron vetados en TVE durante la etapa en la que Somoano estuvo al cargo. También fue sonada la manipulación de la información sobre la Diada en 2012, relegada al minuto 20 del informativo, una decisión por la que finalmente se cesó a la editora del TD. 

Somoano ya demandó a la Corporación en 2005 por extinción de contrato... y perdió. Tal y como recogió el diario El País, ese año RNE había revocado la excedencia que se le concedió porque se había incorporado a Telemadrid y ambos trabajos eran incompatibles, según el convenio colectivo. El que fuera después máximo responsable de los informativos de TVE era por aquel entonces delegado sindical y alegó que ese era el motivo por el que se le había discriminado y despedido. Su demanda contra RNE fue desestimada.

Fuentes de la redacción se preguntan ahora por qué se ha mantenido al frente de El Debate de La 1 al exdirectivo, a pesar de sus discretos datos de audiencia, y con un contrato por obra a sabiendas de que esta situación podría derivar en una demanda por su parte para conseguir quedarse de manera indefinida.

Elena Sánchez, exdirectora de comunicación de Eduardo Zaplana, fue acusada por la UCO de “malversación” y “tráfico de influencias” en el caso Púnica durante su etapa como jefa de prensa en el Ayuntamiento de Madrid con Ana Botella. Tras su etapa en el ayuntamiento, fue contratada en mayo de 2015 en RTVE en situación de interinidad, en sustitución de una plaza en el departamento de Comunicación. Su contratación fue cuestionada por los sindicatos, que denunciaron que no constaba en el banco de datos de TVE y que fue colocada de manera arbitraria por delante de otros trabajadores. Su caso llegó incluso al Congreso, donde José Antonio Sánchez negó que su incorporación fuera ilegal.

En septiembre de ese año, fue contratada por obra como Directora de La Mañana, con Mariló Montero, un cambio que también fue denunciado por los sindicatos. En noviembre de 2016 pasaba a ser directora adjunta de Los Desayunos, también con contrato por obra, a sabiendas de que el límite legal de este tipo de contratos son tres años. 

Por su parte, José Gilgado fue fichado en 2012 desde Telemadrid como mano derecha de informativos por Julio Somoano y después mantenido por Gundín. Los trabajadores de RTVE han documentado en numerosas ocasiones casos de manipulación que le atañen, como cuando obligó a modificar la información sobre la declaración de María Dolores de Cospedal en el caso Bárcenas.

Gilgado tiene actualmente contrato de directivo. Fuentes de la redacción temen que haya una carrera en la cúpula directiva para intentar quedarse a pesar de un cambio en la presidencia y el Consejo de Administración. 

VERTELE se ha puesto en contacto con Somoano, Sánchez y Gilgado, sin de momento haber recibido respuesta. En el caso de Somoano, ha preferido consultar primero con su abogado a la espera de hacer declaraciones.

Preguntados por estas demandas y sobre qué postura tomará RTVE ante la denuncia que se ha presentado en su contra, este medio no ha recibido todavía respuesta de la Dirección de Recursos Humanos.

A la espera de que se celebren las vistas en los tribunales, la situación produce un gran escándalo entre los trabajadores de TVE. Mientras encaran su octava semana consecutiva de masivas protestas por el fin del bloqueo, ven que los directivos denunciados en numerosas ocasiones por manipulación y calificados de "comisarios políticos" se aferran al puesto y se resisten a marcharse. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba