Entrevista VERTELE

Joseba Arguiñano, mano a mano con su padre en Antena 3: "Para mí es un honor ser su hijo, es un referente"

Karlos Arguiñano y su hijo Joseba
Karlos Arguiñano y su hijo Joseba ATRESMEDIA

Charlamos con el cocinero, segunda generación de la familia de chefs, que debuta este miércoles en 'Cocina abierta con Karlos Arguiñano'. En su sección planteará recetas rápidas pero sencillas: "Quiero demostrar que no hay que coger los productos de las industrias precocinadas para poder comer rápido".

También valora el auge de los concursos de cocina en televisión: "Ahora se enseña a sorprender a la gente y todo se está desatando un poco, lo que hay que hacer es enseñar a comer sano".

La nueva temporada de Karlos Arguiñano en Antena 3 ha venido acompañada de novedades. Primero, el cambio de nombre, con el que pretende representar una apertura en sus contenidos y recetas acorde a los nuevos tiempos; y segundo, la incorporación al plantel de colaboradores de su hijo pequeño, Joseba Arguiñano (Zarautz, Guipúzcoa, 1986).

Formado en la escuela Aiala y junto a profesionales como Pedro Subijana, el menor de los cinco hijos del chef no solo ha seguido los pasos de su padre ante los fogones (en la actualidad, tiene su propia pastelería, JA Zarautz), sino que también ha decidido probar el sabor de la televisión. Ya había debutado la pasada temporada como presentador en la televisión autonómica vasca, y ahora salta a la escena nacional para proponer recetas tan saludables como rápidas de hacer.

Será cada miércoles cuando acuda al plató para ofrecer sus trucos de cocina. "Quiero demostrar que no hay que coger los productos de las industrias precocinadas para poder comer rápido", que ve con cierto recelo el auge de los concursos de cocina en la pequeña pantalla: "Ahora se enseña a sorprender a la gente y todo se está desatando un poco, lo que hay que hacer es enseñar a comer sano".

Joseba Arguiñano en una imagen de archivo
Joseba Arguiñano en una imagen de archivo HOGARMANÍA

¿Cómo surgió la colaboración con su padre en Antena 3? 

Hace un par de años ya hice una colaboración con Bainet [productora de Karlos Arguiñano], hice unas recetas de repostería con ellos. A raíz de esto el año pasado grabé un par de programa para ETB, Historias a bocados y Escapadas con Joseba Arguiñano, y también en ETB1, la televisión vasca en euskera, donde hice Sukaldaria. Y finalmente me llamó de Bainet mi "aitá" para proponerme esta opción. Y qué le voy a decir, que estaba encantado. Aquí estamos, a tope. 

¿En qué consiste su sección?

Voy a estar una vez a la semana, cada miércoles. Y la sección va a tratar sobre comida rápida saludable y sencilla. Quiero demostrar que no hay que coger los productos de las industrias precocinadas para poder comer rápido. 

¿Propondrá platos de todo tipo?

De todo tipo y vamos a contar con la ayuda de algunos electrodomésticos como el microondas o la olla exprés. Los platos irán desde sopas y bocatas, hasta ensaladas. La clase de cosas que elaboramos a veces por no tener tiempo cuando llegamos a casa y apenas tenemos 20 minutos para preparar la cena. 

Entonces, hablamos de cosas que se pueden hacer fácilmente.

Por supuesto. Se puede y se debe.

Se tiende a asociar la comida sana con largas elaboraciones que requieren de mucho tiempo. De algún modo desmonta esta teoría con sus propuestas... 

Sin duda alguna. Al llegar a casa, cuando tienes hambre o tienes que irte rápido, tampoco hay que abusar de productos industriales, de dulces o cosas raras. Te puedes comer una fruta o un yogur, algo sencillo, o puedes hacerte una sopa en un momento. Pero tampoco quiero dar todo a conocer, quiero que veáis el programa. 

¿Qué le llevó a querer dedicarse a la cocina?

Nací entre fogones, en el restaurante de Karlos Arguiñano. Hemos vivido allí arriba antes de que hubiera hotel y lo hemos mamado así desde siempre. Por ejemplo, cuando con catorce años quise comprarme una moto, trabajaba y ayudaba los fines de semana y el verano. Hemos vivido de eso. Para todo el mundo, el verano significan vacaciones, pero para nosotros era cuando hacíamos nuestro agosto. Es lo que hemos tenido en casa toda la vida.

¿En algún momento se imaginó trabajando en la televisión? Y más aún, ¿pensó que trabajaría mano a mano con su padre?

Es gracioso, porque mucha gente me decía que soy igual que él, que me parezco mucho, y que iba a acabar igual. Yo me lo tomaba a broma: "Cómo voy a acabar ahí, ¿estáis locos?". Y así parece que está siendo. 

¿Qué tal se lleva el apellido de Arguiñano?

Como todo en la vida, nada es todo bueno o todo malo. Para mí es un honor ser su hijo. Es un referente a nivel nacional y la gente nos tiene muy bien vistos. Mi padre me ha enseñado a hacer las cosas bien y naturales. En el mundo laboral me ha ayudado, por supuesto, siempre hay algún pesado mareando, pero yo estoy encantado.

¿Cómo combinan el trabajo como cocineros y la faceta televisiva?

Pues se consigue como todo en la vida: delegando y con un buen equipo. Sin un buen equipo, pocas cosas se pueden hacer en esta vida. Escapándote un poco más de la cuenta del trabajo.

¿Y cómo lleva este trabajo en televisión?

Lo llevo muy bien, porque es una nueva experiencia para mí también. Por mucho que te guste, el trabajo siempre es trabajo, y cuando tienes la oportunidad de escaparte para aprender y enseñar a la gente, es estupendo. En mi programa lo que hago es ir enseñando a la gente lugares de País Vasco y estoy encantado. En esta nueva experiencia estoy en plató, que igual no es tan divertido como la calle, pero sirve para enseñar a la gente a comer bien y a valorar la gastronomía.

Ahora que se insiste tanto en comer bien, pero también el estar delgado, ¿cómo influye eso en su trabajo? ¿Limita a la hora de plantear las recetas?

Siempre he dicho que las calorías que tomas de más son por estar tumbado en el sofá. Si el cuerpo está activo y le metes caña, tu cuerpo necesita calorías. Son alimento y son energía, pero hay que usarla. 

También están de moda los concursos de cocina. ¿Qué le parecen?

Ahora los niños se piensa que cocinar es hacer esferificaciones, "espumitas" y poner un plato bonito. Pero la base de la comida es la alimentación. Es una de las cosas más importantes que hay que hacer en la vida, comer bien y dormir bien. Ahora se enseña a sorprender a la gente y todo se está desatando un poco. Lo que hay que hacer es enseñar a comer sano, bien y variado, lo que siempre dice mi padre en la televisión, ¿qué te voy a contar yo? (Risas). 

¿No se ve siendo jurado o en algún tipo de formato televisivo de este tipo?

Mientras haya tiempo, a pesar del poco que hay, si llaman nos apuntamos a casi todo, a todo lo que nos gusta. Y si hay que dar consejos, que sea para que los niños aprendan a guisar y comer saludable, frutas y verduras. Y lo demás está muy bien para ocasiones especiales o cumpleaños, pero la base es comer bien y sano.

Dentro de vuestra franja horaria, ¿qué es lo que diferencia a Arguiñano del resto?

Creo que lo mismo que te vengo diciendo: enseñar a hacer cosas sanas que están a mano de todo el mundo y que se pueden tomar en casa. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba