Internacional Las cadenas estadounidenses rechazan a OJ Simpson por miedo al boicot de anunciantes

OJ Simpson, en una imagen de su juicio por atraco en 2008
OJ Simpson, en una imagen de su juicio por atraco en 2008 GTRES

El otrora astro del deporte y Hollywood salió el 1 de octubre de prisión y busca ahora dar una entrevista televisada. Ningún canal ha querido arriesgarse a aceptar las pretensiones millonarias que tiene, por temor a las consecuencias: "Desde el punto de vista de la información, lo lógico sería hacerla, pero desde la perspectiva de un anunciante, es algo de lo que habría que huir".

Pasan los años y, guste o no, O.J. Simpson sigue siendo una de las personalidades que más atención mediática consigue con cada información que aparece sobre él. 

Sin ir más lejos, las principales cadenas estadounidenses retransmitieron en directo el 20 de julio la vista en la que se le concedió la libertad condicional tras 9 años encarcelado por un atraco a mano armada en un hotel de Las Vegas. Y eso por no hablar de los recientes documentales y la serie American Crime Story, centrados en su juicio por presunto asesinato de su mujer y un amigo de esta en 1994, del que salió absuelto.

No fue hasta el domingo 1 de octubre cuando el otrora astro del deporte y estrella de Hollywood abandonó la penitenciaría Lovelock de Nevada, y sus asociados no han tardado en tantear la posibilidad de una entrevista televisada. Sin embargo, esta vez ninguna cadena ha entrado en la puja. "Es muy peliagudo", dice a The Hollywood Reporter un presentador sin identificar, sobre la posibilidad de sentar a Simpson de nuevo ante las cámaras.

Los asociados de OJ piden siete cifras

Los representantes de este han intentado abrir negociaciones con diversos medios, pidiendo cantidades que rondarían las siete cifras. Pero de momento, ABC, CBS y NBC han manifestado que no pagarán por una entrevista. Del mismo modo, las empresas de cable han rechazado la propuesta de negociar por contar con el testimonio televisado del famoso.

El medio citado unas líneas arriba explica los motivos para este cierre en banda. El primero es económico, aunque con una dimensión más profunda que la de la pura avaricia que los asociados a Simpson han perseguido.

Aunque salió libre del proceso por el asesinato de su exmujer Nicole Brown Simpson y del amigo de esta Ronald Goldman, un tribunal civil le acabaría declarando responsable del crimen y obligándole a pagar 33,5 millones de dólares a los familiares de las víctimas. Un dinero que no se ha abonado en su totalidad aún hoy. Por lo tanto, cualquier dinero que recibiera Simpson habría de dedicarse a cubrir esa multa, y que de acuerdo a los intereses de demora se habría disparado a 70 millones de dólares.

Un problema ético y el temor al boicot de anunciantes

Pero además, está el dilema ético de dar altavoz en un medio de comunicación a Simpson. Las cadenas temen que, aun en el hipotético caso de acordar una entrevista gratuita, las cadenas temerían que se produjera un éxodo de anunciantes: "Desde el punto de vista de la información, lo lógico sería hacer la entrevista", explica el asesor de medios Bill Carroll, "pero desde la perspectiva de un anunciante, es algo de lo que habría que huir".

Así las cosas, parece improbable, salvo giro de acontecimientos inesperado, que OJ Simpson encuentra una tribuna desde la que hablar en los medios de comunicación. La última imagen que tendrán los espectadores de él será la que ofreció en aquella vista a mitad de julio: un aspecto más cuidado que el que había lucido en tiempos anteriores, aunque igualmente desmejorado y ajado. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba