Así fue el 'Límite 48 horas'

Relaciones prohibidas, un factor de riesgo para la expulsión en GH VIP

Gianmarco, candidato a la expulsión, con Adara
Gianmarco, candidato a la expulsión, con Adara MEDIASET

El 'Límite 48 horas' de 'GH VIP' salvó de la nominación a Joao y a Adara, pero dejó al borde del adiós a Alba Carrillo y a Gianmarco (éste último para tristeza de Adara)

Habitualmente el posible nacimiento de relaciones amorosas en los encierros de Gran Hermano había sido una de las circunstancias más promovidas por la audiencia. Sin embargo, en este GH VIP 7parece que los espectadores se han cansado de supuestos amores en tela de juicio por montajismo.

Después de que Pol Badía fuese expulsado sin que su triángulo amoroso con Joao y Adara diese más juego, lo mismo que Kiko Jiménez tras su juego con Estela y Sofía Suescun, ahora se ha situado en el punto de mira Gianmarco.

El italiano, que fue uno de los protagonistas de la noche al confesar que de niño sufrió bullying cuando representó la curva de su vida, es uno de los nominados definitivos para abandonar la casa este jueves, y sólo que Alba Carrillo salga peor parada podrá evitarlo.

Gianmarco reconoció su sorpresa por las votaciones, que salvaron a Adara y a Joao: "No me lo esperaba pero respeto la decisión del público". Y a tenor de lo que hasta ahora ha pasado en el reality, podría ser el siguiente en sumarse a la lista de expulsados.

Adara y Gianmarco, los grandes protagonistas de la gala

Precisamente la tensión sexual entre el italiano y Adara fue el principal tema de conversación del Límite 48 horas. El programa mostró cómo Gianmarco le decía a Adara que su marido Hugo quiere separarle de ella: "No quiere aceptar que las cosas pueden cambiar". El propio Jorge Javier Vázquez se mojó dirigiéndose a cámara para decir que "yo creo que la pareja de Adara y Hugo Sierra está rota".

Adara y Gianmarco
Adara y Gianmarco MEDIASET

El programa también desveló un vídeo inédito en el que Adara hablaba con Joao y le confesaba por qué quería separarse de Hugo, asegurando que "él ya no quiere acostarse conmigo", que la dice "vete a la mierda", y que no tiene ningún interés por trabajar. Pese a ello, en otra conversación con el italiano Adara le aclaró que "tú y yo sabemos que es amistad pero fuera se puede malinterpretar", aunque no fue impedimento para que ambos tuviesen "toqueteos" bajo las sábanas.

La propia madre de Adara, Elena, dejó clara su postura desde el plató cuando le pidieron que valorara las intenciones de su hija de divorciarse: "Las parejas pasan por baches y las cosas se pueden solucionar… Yo lo que quiero es que mi hija sea feliz, me da igual con quién, pero me gustaría que se dieran una oportunidad. ¿Quién no ha vivido una infidelidad? ¿Quién no tiene muertos en el armario?".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba