Especial Vertele

Las 7 grandes (e inexplicables) injusticias de la historia de 'Masterchef'

Las 7 grandes (e inexplicables) injusticias de la historia de 'Masterchef'
Las 7 grandes (e inexplicables) injusticias de la historia de 'Masterchef'

Desde la entrada de Boris y Anabel Alonso a cambio de la "cabeza" de Marta Torné y Elena Furiase, hasta la indignante expulsión del León come gamba que se convirtió en el plato estrella del restaurante, recordamos varias situaciones que han indignado a la audiencia del talent de TVE

Masterchef Celebrity 4 está siendo la edición con más giros inéditos de las que hemos visto: desde la entrada de dos exconcursantes, a la salida doble de Los Chunguitos y hasta la repesca de la primera expulsada. 

Muchas de estas sorpresas se están tildando de "injusticias" en las redes y por ello hemos querido recordar las más sonadas de la historia del talent de TVE. 

Algunas se explicaron más tarde por los responsables del programa y otras quedaron en meras anécdotas, porque el tiempo todo lo relativiza, pero la realidad es que en su momento los seguidores del espacio producido por Endemol Shine Group se rasgaron las vestiduras: 

La entrada de dos exconcursantes a costa de dos actuales

En la cuarta entrega de la actual edición Celebrity, los jueces anunciaban que entraban dos exaspirantes, Boris Izaguirre y Anabel Alonso, "para aumentar el nivel de cocinado" y si ganaban la prueba de eliminación podían quedarse como concursante de pleno derecho. Una sorprendente decisión que supuso la expulsión de dos aspirantes del casting actual: Marta Torné y Elena Furiase

Doble expulsión: Marta y Elena abandonan las cocinas

Evidentemente, al haber pasado ya por el programa tenían ventaja frente al resto y desde que llegaron ganan casi todas las pruebas y capitanías de la semana. Incluso Tamara Falcó les ha llamado "las enchufadas" por ser los alumnos aventajados.

Repescar a la primera eliminada a cambio una doble expulsión

La semana pasada también se vivió una repesca que acabó con una situación nunca vista anteriormente: el regreso de la primera expulsada. Algo extraño ya que se supone que los que se marcharon más tarde pudieron disfrutar de más semanas de clases culinarias y adquirir mayores conocimientos.

Sin embargo, los jueces optaron por que fuera Ana Obregón - el fichaje estrella de la edición- la que regresara a las cocinas. Dejando fuera a Álex Adrover, Los Chunguitos, Elena Furiase, El Sevilla, José Miguel Antúnez y Marta Torné. 

En una noche en la que sin motivo alguno, el programa volvió a apostar por otra doble expulsión que acabó con la marcha de dos de las favoritas, Ana Milán y Almudena Cid

Una mecánica que premia a la suerte más que al talento

Otra de las injusticias con las que tiene que lidiar el propio programa es con un "vacío" en su mecánica que permite que concursantes poco aventajados alarguen su participación frente a otros mejores que se marchan antes. 

Así ocurrió con Los Chunguitos a los que el propio Jordi Cruz llamó "Houdini" por haber logrado escapar de las pruebas eliminatorias en las que seguramente habrían caído a la primera. Pero cada semana tenían la suerte de ser escogidos por el equipo ganador de la prueba de exteriores, por lo que en la siguiente iban directamente a disfrutar de las vistas del balcón. 

De esta forma ellos, sin tener casi ni idea de cocinar, despidieron a la Obregón, a José Miguel Antúnez, al Sevilla, a Elena Furiase y a Marta Torné, hasta que les tocó su primera prueba de eliminación y demostraron que su permanencia solo había sido cuestión de suerte. 

El León come gamba, de expulsión fulminante a plato estrella 

En la tercera temporada de Masterchef, Alberto Sampere presentó a los jueces un plato llamado "El león come gamba" que supuso su expulsión fulminante por ser un "insulto a mi inteligencia, al jurado y a 15.000 personas que se quedaron fuera de esta edición", según Pepe Rodríguez. Así como una "bobaina", una marranada y una mofa al oficio, según el resto de jueces. 

El aspirante se marchó cabizbajo y asegurando que después de aquello "me voy a esconder en un pozo y no voy a salir en dos años". Sin embargo, el plato se convirtió en el más viral de la historia, protagonizando memes y recopilando aplausos de un público que sí valoró su originalidad. 

Años después, cuando la marca del programa abrió su propio restaurante en Madrid uno de los platos estrella es irónicamente el León come gamba que, con una versión mejorada, vale 18 euros en la carta. Y aunque para Jordi Cruz sea un "error contemplarlo en el menú porque es un plato fallido", quizá el gran fallo estuvo en expulsar a uno de los aspirantes más creativos del talent. 

El polémico triunfo de Ona Carbonell

Masterchef Celebrity 3 lo ganó Ona Carbonell tras una dura prueba final contra Paz Vega, pero su triunfo no estuvo exento de polémica. 

La nadadora no ocultó en ningún momento que para llegar preparada al talent se había estado formando en el Celler de Can Roca con chefs ganadores de varias estrellas Michelin. Algo que los espectadores vieron como ventaja frente a otros concursantes que no tienen esa posibilidad. 

De hecho, las redes pusieron en duda hasta que Ona inventara el espectacular menú que le dio la victoria, aunque ella lo defendiera: "El menú lo inventé yo y lo practiqué yo. Lo que pasa que con todos los emplatados que he visto, tú vas cogiendo ideas". 

A la vez, que los propios jueces han explicado en varias ocasiones que cada aspirante puede prepararse como quiera: "Todos se preparan cómo quieren. Ella lo hizo con los hermanos Roca y otros en otras cocinas"

Los favoritismos, una constante en cada edición

Que la audiencia asegure que los jueces tienen favoritismos por unos u otros aspirantes ya es una constante en el talent. De hecho, lo es en casi cualquier concurso. 

Pero, como ocurre a los propios profesores de colegio, las personas tenemos debilidades y eso, hasta que no seamos máquinas, seguirá ocurriendo. 

Por ello, cuando se repitió hasta la saciedad que el jurado tenía predilección por Núria de Masterchef Junior, capaz de soltar frases como "me duele la garganta de tristeza", o por las refinadas formas de María, todo se podría explicar con un: ¿Y cómo no tener debilidad por ellas? Otra cosa ya sería que el triunfo de María respondiera a su parentesco con Miguel Ángel Muñoz (también ganador del primer Masterchef Celebrity). 

Programa grabado, desenlace desvelado

Y como última injusticia queríamos también recordar la que va en contra del propio programa: el hecho de ser grabado. Porque parte de la magia del talent es su acertada edición, que ayuda a la construcción de personajes, y selección de momentazos que regala al espectador. 

Pero también es algo que juega en su contra porque, al estar grabado varios meses antes, es muy difícil que no se filtre el final. De hecho, en la edición de la pequeña María la web de TVE publicó por error a los finalistas días antes y Wikipedia desveló el nombre de la ganadora antes de que se emitiera.

En la quinta edición de adultos, un video promocional también dejó adivinar que el triunfo sería para Jorge y hasta hubo quien adivinó que Ona ganaría por una imagen publicada por los jueces en sus redes. 

Descuidos que nunca pasarían en finales en directo pero que aún así nadie queremos perdernos. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba