Vertele, en el FesTVal "Hipersensibilidad" y redes sociales como enemigos del guionista de humor: "Twitter nos ha estropeado chistes"

Carlos Muriana, junto a Yaiza Nuevo, Javier Valera y Fernando Erre
Carlos Muriana, junto a Yaiza Nuevo, Javier Valera y Fernando Erre FesTVal

Asistimos a 'El guion de humor en tiempos de Twitter', una charla organizada por el sindicato Alma que reunió a guionistas de 'El Intermedio', 'Late Motiv' y 'Vaya Semanita' para hablar de su trabajo y de cómo las redes sociales y sus usuarios han cambiado la forma de hacer humor y su percepción en nuestra televisión

Un año más, el FesTVal de Vitoria dedicó parte de su programa a la labor de los guionistas. Concretamente, a aquellos que escriben programas de humor, quizá los que más tengan que decir últimamente después del caso Rober Bodegas

La polémica del cómico gallego ha sido uno de los muchos temas que se trataron en 'El guion de humor en tiempos de Twitter', una charla organizada por el sindicato Alma para hablar de la comedia en televisión y de su elaboración detrás de las cámaras.

Para ello, el coloquio moderado por Carlos Muriana contó con los también guionistas Javier Valera ('La Resistencia', 'Late Motiv'), Yaiza Nuevo ('El Intermedio') y Fernando Erre ('Vaya Semanita'), que desvelaron algunos de los secretos de su profesión, desde el proceso que sigue para escribir sus guiones hasta cómo su trabajo se ha visto afectado por las redes sociales. 

Las noticias de última hora y los equipos de guionistas

Pero antes, la charla comenzó con la organización de los equipos de guionistas. En 'El Intermedio', por ejemplo, son unos 14 que trabajan "en parejas" que se reúnen en torno a las 10-11 de la mañana para hablar de la escaleta y repartirse los temas, como explicara Yaiza Nuevo. 

El de laSexta, al contrario que otros programas de humor, está especialmente pegado a la actualidad. Algo que a ojos del guionista puede ser un problema por una simple razón: que salga una noticia importante de última hora. "Te cagas en todo, pero no puedes hacer otra cosa", lamentaba Nuevo poniendo como ejemplo la situación en Catalunya: "Hubo un montón de veces que hubo que levantar la escaleta". "A nosotros nos pasaba con las treguas de ETA, que nunca nos venían bien", añadió Fernando Erre con humor sobre el exitoso 'Vaya semanita' de ETB.

Los 4 guionistas de 'La Resistencia' y los 6 de 'Late Motiv' no tienen que enfrentarse tanto a estos contratiempos, y de ahí que su jornada de trabajo no se estructure exactamente igual. "No hay una reunión porque no somos prescriptores informativos", explicó Javier Valera, que define como "un caos total" la organización de 'La Resistencia', pues en el programa de David Broncano "no se organiza nada". Más control hay en 'Late Motiv', donde los guionistas primero hacen el mónologo y luego dividen los temas para después, ya por la tarde, desarrollar "las cosas para próximas días con sketches, personajes, etc".  

La implicación de los presentadores en los guiones

Estructuras diferentes como diferentes son los grados de implicación de los presentadores. "Hay una implicación total de Broncano entre las 19:30 y las 20 horas", dijo entre risas Varela. Buenafuente es distinto en este sentido. "Andreu manda propuestas" tras leerse el guion y "el equipo las estudia", explicaba el guionista, aclarando que, al ser el jefe, raro es el cambio propuesto por el showman que no acaba entrando en la escaleta final. 

Wyoming, por su parte, no tiende a introducir cambios. Cuando llega a las 19:30h, tanto él como sus colaboradores "tienen el guion cerrado", como así aseguró Yaiza Nuevo. No hay, por tanto, apenas espacio para la improvisación, sino que ellos "cogen el guion y lo hacen suyo", limitándose a ensayar antes de entrar en directo.

"El miedo de corbata" y la "hipersensibilidad" de la sociedad

Terminado el pertinente ensayo, el programa arranca. Y con él, las bromas y chistes que hacen de 'El Intermedio', al igual que 'La Resistencia' y 'Late Motiv', uno de nuestros programas más irreverentes. Una irreverencia que, en ciertas ocasiones, se traduce en airadas reacciones por una parte del público. "Hoy en día hay una hipersensibilidad en unos temas que hace 4-5 años podías tocar perfectamente", denunciaba Fernando Erre, que habla de un "estado de psicosis" que ha ido en aumento "en los últimos años" por temor a ofender con según qué chistes. Es lo que Javier Varela llamó "el miedo de corbata", donde los empresarios temen que, por un chiste, "les digan que su empresa es machista"

Tanto él como Yaiza Nuevo coincidieron en que "no hay censura" y que "no se ha perdido libertad" a la hora de hacer comedia, simplemente "la sociedad está cambiando". "Antes, al hacer humor, había solo un tipo de persona. Ahora hay distintas sensibilidades", aseguraba Varela. Unas sensibilidades de las que "no puedes estar pendiente" porque entonces "no puedes hacer humor", subrayó Nuevo, que reivindica que los programas hechos en cadenas generalistas "saben bien sus límites" y que, en cualquier caso, a Twitter, hervidero de críticas donde los haya, "hay que darle la importancia que tiene" y "mirarlo con distancia".

Al fin y al cabo, con o sin Twitter, su visión del humor no va a cambiar. "El humor es necesario para tomarse la realidad de una forma más relajada", sostuvo Yaiza Nuevo. Para Javier Valera, sin embargo, el humor "en realidad es dolor" porque "para que haya algo cómico tienes que mostrar algo crudo, doloroso y señalarlo. Señalas algo que está mal en la sociedad"

"Twitter nos ha estropeado chistes"

Lo que sí pueden hacer las redes sociales, y de hecho ya están haciendo, es competir directamente con los guionistas adelantándose a ellos. "Twitter nos ha estropeado chistes", afirmaba al respecto Fernando Erre, pues reconoce haberse visto obligado a renunciar a buenas bromas porque "ya la habían hecho" antes en la red de microblogging. 

"Por iniciativa, el primer chiste de cada tema lo tiraba porque asumía que estaba en Twitter. Si se me ocurría a las 11:30, a las 21:30 ya asumía que estaría en Twitter", añadió Valera sobre su etapa en 'El Intermedio', un programa que combate esa inmediatez de las redes sociales haciendo "muchos chistes de personajes y no tanto de líneas, que ya podría estar en Twitter".

En este sentido aseguraba que "en los programas diarios hay dos tipos de guionistas, los que miran todo el día Twitter para ver que nadie ha hecho su chiste y los que pasan y si coincide pues da igual". "Inconscientemente estamos cambiando la forma de escribir para que TW no nos pise el culo", concluía.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba