Entrevista Jesús Calleja: "No coincido con Abascal en muchas cosas, pero no significa que no pueda hacer un programa con él"

Jesús Calleja, en la nueva temporada de Volando voy
Jesús Calleja, en la nueva temporada de Volando voy Mediaset

Hablamos con el aventurero de Cuatro, que esta noche estrena la nueva temporada de 'Volando voy'. Una tanda "especialmente fantástica" en la que el presentador se ha propuesto un gran objetivo: "ofrecer soluciones verdaderas" para combatir la despoblación en las zonas rurales

Realizadas las pertinentes revisiones, el helicóptero de Volando voy ha recibido luz verde para arrancar esta noche (21:30 horas) su quinta temporada en Cuatro. Algo que hará, como no podía ser de otra forma, con Jesús Calleja a los mandos.

Para este quinto 'vuelo' en el access dominical, el aventurero por excelencia de Mediaset se ha marcado un claro objetivo: “ofrecer soluciones verdaderas” para acabar con la España vacía. “En cada programa de esta temporada vamos a aportar una idea que creemos que va a funcionar, porque la hemos contrastado y hemos hablado con expertos”, avanza el presentador en esta entrevista con Vertele, en la cual se muestra convencido de que “la única manera de salvar las zonas rurales es con un turismo alternativo”.

Calleja también tiene claro que esta nueva temporada del formato es “especialmente fantástica”, y que su otra gran producción en Cuatro, Planeta Calleja, “es un programa de referencia” en el que tiene cabida cualquier famoso. Incluido Santiago Abascal. “Nosotros no somos censores de nada ni de nadie”, comenta sobre una hipotética participación del líder de Vox, noticia esta semana por su visita a El Hormiguero.

¿Qué destacas de esta nueva temporada de 'Volando voy'?

Estrenamos esta nueva temporada con una ilusión de miedo, cada vez más comprometidos con el medio rural. Ahora parece que los políticos se quieren subir al carro de la España vacía, pero la España vacía lleva ya mucho tiempo así.

Nuestro objetivo es ofrecer soluciones verdaderas. Por eso, en cada programa de esta temporada vamos a aportar una idea que creemos que va a funcionar, porque la hemos contrastado y hemos hablado con expertos. Sabemos que la única manera de salvar las zonas rurales es con un turismo alternativo.

Vamos a ir a localizaciones paisajísticamente que tienen algo especial, porque ahí puede haber un turismo que también sea muy especial. Por ejemplo, con el programa con el que empezamos, en el Valle de Laciana (León), hay una cuenca minera y el paisaje es verdaderamente sobrecogedor. La zona ha quedado muy tocada desde que se fue la minería, así que, porque de esto va el programa, hemos usado bicicletas eléctricas, que abren las puertas a todo el mundo.

Si tú quieres conocer la naturaleza y disfrutar de una de ruta organizada y activa sin perderte, la puedes hacer con amigos, con familia, solo. Como quieras. La bicicleta eléctrica te permite llegar a cualquier lado sin apenas esfuerzo. Por aquí pasa la salvación de las zonas rurales, por ideas como esta.

Imagen de la nueva temporada de Volando voy
Imagen de la nueva temporada de Volando voy Mediaset

¿Por qué sabemos que estas idean pueden ayudar? Porque la ruta del Románico, en Palencia, se ha convertido en la más descargada del principal portal de rutas de España y del mundo, que es Wikiloc, donde nos han mandado infinidad de correos diciéndonos que ha sido después del paso del programa cuando la gente se ha animado a hacer la ruta en bicicleta para conocer el Románico y que ha sido un dinamizador de la zona increíble. Esto fue lo que nos animó a pensar que el paso del programa por un lugar tiene que dejar un poso y dejar algo que verdaderamente ayude.

Además, el programa tiene entrevistas con personas maravillosas. Gente mayor que dice lo que le da la gana porque la edad se lo permite. Y lo mismo te estás muriendo de risa con ellos o se te caen las lágrimas con las historias que te cuentan. De la crudeza de sus vidas, de esas sorpresas que les damos en helicóptero cuando ven su pueblo desde el aire.

Creo que Volando voy es un programa lleno de emociones tanto por sus historias como por su humor. Y como ya hemos cogido el tranquillo, creo que esta temporada es especialmente fantástica.

Dices que el programa tiene que dejar un poso allá por donde pasa, ¿pero qué poso te deja a ti el propio programa?

Me deja un poso hasta tal punto que luego, a nivel personal, me involucro en las historias de los pueblos. Hasta ahora creemos mucho en este tipo de actividades. Yo mismo estoy apostando por iluminar una cuenca minera en León. Estoy muy involucrado diseñando rutas, actividades, hablando la Administración para que los fondos europeos se destinen a algo verdaderamente interesante y que genere empleo en la zona, especialmente entre la gente joven.

Así que fíjate si deja poso que todo el tiempo libre que tengo ahora estoy dedicándolo a seguir los proyectos que iniciamos en la tele. Son proyectos en los que creemos y que a mí me han cambiado la vida.

Mencionabas antes a los políticos. Ahora que hay unas nuevas elecciones en camino, ¿esperas algo de ellos?

Yo soy de los que se lee los programas de los partidos políticos porque, entre otras cosas, hay dos pilares que a mí me interesan mucho. Uno es la despoblación rural y la falta de recursos, que hace que la gente tenga que irse del pueblo para buscar la vida. Porque una persona tiene que renunciar a la tranqulidad de estar en su pueblo, con su gente, para irse a una ciudad impersonal para poder salir adelante con, a lo mejor, un sueldo de mierda. Eso me preocupa mucho. Y lo otro que me preocupa mucho es el cambio climático. Todavía hay muchísimos sectores políticos que no se lo creen o que creen que es una cosa que está de moda.

Por tanto, el programa que incluya estas dos variantes es por el que yo votaré. Lo tengo clarísimo. Es muy importante que leamos los programas políticos para decidir quién nos va a gobernar.

Imagen de la quinta temporada de Planeta Calleja
Imagen de la quinta temporada de Planeta Calleja Mediaset

Además del estreno de 'Volando voy', también está preparando la nueva temporada de Planeta Calleja. ¿Cómo van las grabaciones hasta el momento?

Planeta Calleja se ha convertido en un programa de referencia y al que el invitado llama para participar en él, aunque al principio siempre cuesta porque las agendas de la gente relevante son un poco complicadas.

Otra faceta tuya relacionada con la televisión es la de productor, pues tienes tu propia productora: Zanskar. ¿Cómo marcha esta aventura?

Tenemos una productora pequeñita en la que hacemos lo que nos gusta. Y, sobre todo, programas que consideramos que son verdad. Es decir, si no nos los creemos no los hacemos. Si el programa no aporta algo a la sociedad tampoco lo vamos a hacer. Nos hemos especializado en este tipo de televisión y vamos pasito a pasito,. Muy tranquilos pero contentos de hacer lo que hacemos.

Como empresario es difícil, porque hay muchas nóminas que pagar, muchas inversiones, la buena tecnología es muy cara. Siempre es una aventura ser empresario en España en estos tiempos. Pero estamos contentos de que, gracias a la productora, haya gente que tiene un sueldo que llevarse a casa. Al final hay que crecer y generar empleo en nuestro entorno.

Aunque el presente pasa por 'Volando voy' y 'Planeta Calleja', ¿tienes claro qué programa te gustaría hacer en el futuro?

Siempre estamos con ideas que vamos presentando a las cadenas relacionados con nuestro punto, que es la telerrealidad, el factual, lo que ocurre cada día, los viajes, la aventura... Todo lo que sea humano. Siempre estamos con estas ideas, pero hasta que una idea cuaja y llega a la televisión es complicado. Se pierde mucho dinero y muchos recursos en algo que muy pocas veces llega a la televisión. Por tanto, este es un negocio en el que tienes que ser un aventurero. Inviertes mucho y a veces acaba en la papelera.

La televisión es compleja, pero vas a comenzar tu 13ª temporada en televisión desde que estrenaste 'Desafío extremo'. ¿Qué balance haces de todos estos años?

Llevamos 13 años en el horario de máxima audiencia de los domingos, y esto no es fruto de la casualidad. Esto es porque creo que hacemos las cosas muy bien. Tenemos un equipo fantástico con el que siempre estamos dándole vueltas a la cabeza para reinventarnos año tras año. Y, sobre todo, que lo que hacemos es verdad en todos los programas que hacemos en Zanskar. Y creo que esta es la clave del éxito. El éxito no está en la cantidad, pero sí en la calidad de los programas que hacemos.

Pablo Chiapella y Jesús Calleja,  en la nueva temporada de Planeja Calleja
Pablo Chiapella y Jesús Calleja, en la nueva temporada de Planeja Calleja MEDIASET

¿A veces te da por mirar atrás, a tu vida anterior a la televisión?

No, yo siempre miro hacia adelante. Para mí, cada año tiene que ser el año más feliz de mi vida. Si yo detecto que no soy tan feliz como antes, cambio rápidamente. Nunca pienso que cualquier tiempo pasado fue mejor. Nunca. No creo en ello. Pero sí creo que cada año tiene que ser mejor. Somos dueños de nuestro destino y de poder cambiar las cosas. A mí me ocurre que, de año a año, soy más feliz porque intento mejorar en lo que no me agrada y cultivar lo que me gusta.

'El Hormiguero' ha recibido multitud de críticas por entrevistar a Santiago Abascal. ¿Tiene cabida el líder de Vox en 'Planeta Calleja'?

Nosotros no somos censores de nada ni de nadie. En el programa ha tenido cabida cualquier político, sea del lado que sea, igual que han venido actores, actrices, cantantes... Otra cosa es que yo esté o no de acuerdo con sus ideas. Concretamente con ese partido [en referencia a Vox] me parece que no. Me une poquísimo.

Nosotros somos gente de cambio, a favor de regenerarnos, de abrazar el nuevo mundo que llega... Nos gustan las historias personales, la humanidad, las máximas libertades... Te diría que no vamos a coincidir en muchas cosas, pero eso no significa que no pueda estar con él haciendo un programa. A lo mejor me compra alguna idea. Por supuesto, estamos abiertos a cualquier reunión con cualquier persona.

Que Abascal visite un programa de entretenimiento es interpretado por sus detractores como un blanqueamiento de la extrema derecha.

No tengo ni idea. En nuestro programa no hacemos blanqueamiento de nadie. Cuando tengo un invitado quiero que viva una experiencia y que disfrute de ella, porque es un gran viaje en un lugar del mundo donde le vamos a sorprender. Intento conocer a esa persona de verdad y no la maltrato jamás. Nuestro formato no es una entrevista que busca encontrarle las cosquillas a nadie. Todo lo contrario, queremos conocer cómo es esa persona con indiferencia del oficio que tenga, sea político, actor o cantante. Siempre buscamos el lado más humano de las personas.

Jesús Calleja y Ana Botín, juntos en Groelandia
Jesús Calleja y Ana Botín, juntos en Groelandia MEDIASET

Salvo giro inesperado, lo normal es que 'Volando voy' compita un año más por el share contra 'Salvados'. Aunque no contra Jordi Évole. ¿Cómo ve su previsible duelo contra Gonzo?

Bueno, sabemos que tenemos dos programas que le gustan a la gente, porque así lo dicen las audiencias. Y tener un formato de televisión que sea alternativo me parece genial. Pero si te digo la verdad, yo solo miro que mi audiencia sea buena. Si a los rivales les va bien, estupendo.

Con Jordi nos llevamos muy bien y hemos hablado en ciertas ocasiones. De hecho, yo muchas veces he grabado Salvados porque, al emitirse a la vez que mi programa, evidentemente me quiero ver a mí. Pero Salvados me parece un programa excepcional. Y supongo que Gonzo lo hará muy bien porque es un gran profesional. Si le ganamos en audiencia, mucho mejor. Y si no, pues habrá que hacer algo para ganarle (ríe).

Dices que te gusta ver tus programas, ¿pero cómo te ves a ti mismo en televisión?

Fatal. A veces no me reconozco la voz y otras me veo raro (ríe).

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba