Gol ofreció en abierto la ida de cuartos Un jugador aparta la cámara con polémica en el partido de Copa

Asier Illarramendi y Messi, ambos en el suelo, acabaron enfadados con el árbitro
Asier Illarramendi y Messi, ambos en el suelo, acabaron enfadados con el árbitro GTRES

Al finalizar el encuentro entre el Barça y la Real Sociedad, Asier Illarramendi sorprendió al mover la cámara que le estaba enfocando en ese momento. El exmadridista acabó muy enfadado con la actuación arbitral

Real Sociedad y Barcelona protagonizaron anoche un encuentro de alta tensión ante las cámaras de Gol. Los culés tomaron ventaja en los cuartos de Copa gracias al solitario tanto de Neymar de penalti, aunque el brasileño no fue el único nombre propio del choque.

Leo Messi y Asier Illarramendi también tuvieron su dosis de protagonismo. Ambos por lo mismo, su descontento con la actuación arbitral. 

Las jugadas que marcaron la polémica del Real Sociedad-Barça

Al final de la primera parte, González González amonestó al argentino por perder tiempo en el saque de una falta. Algo que indignó a la estrella culé, que se quejó de las constantes faltas que, a su juicio, estaba recibiendo por parte de los jugadores donostiarras.

Pero el lío vendría en la segunda parte. En el minuto 57, el colegiado señaló falta a favor de la Real. Aprovechando que Messi estaba cerca del balón y, por tanto, en medio de la trayectoria de lanzamiento, Illarramendi puso rápidamente el esférico en juego con el objetivo de dar al argentino. De esa forma, el árbitro podría interpretar que el jugador azulgrana había impedido el saque de la falta. Una acción que le habría costado la segunda amarilla y la consiguiente expulsión. 

Una baja sensible que, sin embargo, el Barça no sufrió porque González González no estimó oportuno mostrar la tarjeta. Una decisión que enfadó sobremanera a Illarramendi, como él mismo se encargó de demostrar en varias ocasiones. 

Illarramendi movió una cámara de Gol al final del partido

Una de ellas, al final del partido. Mientras se dirigía al túnel de vestuarios, el exmadridista movió la cámara de Gol que en ese momento le estaba enfocando. Un gesto que ha sido interpretado de dos maneras diferentes. 

La primera, que se trataba de una reacción provocada por la derrota de su equipo. Y la segunda, que lo que pretendía hacer era mover la cámara para que ésta enfocara al árbitro, el verdadero protagonista del encuentro visto su enfado, que se prolongó posteriormente en redes sociales y ante el micrófono de Gol. 

Aunque en un principio la Real Sociedad prohibió a sus jugadores atender a la cadena de Mediapro, finalmente Illarramendi, así como otros compañeros de equipo, sí lo hizo. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba